No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

México

La incertidumbre en las funerarias de la CDMX

El 5 de abril, la Secretaría de Salud federal actualizó la Guía de Manejo de Cadáveres Covid-19. 

Avatar del

Por Agencia Reforma

Las normas de higiene tanto en los centros de salud como para los prestadores de servicio funerarios son las mismas, salvo porque estos últimos deben evitar intervenciones estéticas o embalsamamientos.(Agencia Reforma)

Las normas de higiene tanto en los centros de salud como para los prestadores de servicio funerarios son las mismas, salvo porque estos últimos deben evitar intervenciones estéticas o embalsamamientos. | Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El cadáver por el que iban no estaba relacionado con Covid-19, pero en el Hospital 1 de Octubre del ISSSTE lo dejaron junto a uno que sí había fallecido por el nuevo virus.


Un trabajador de Funerales Castro tuvo que esperar más de ocho horas a que el lugar se sometiera a un proceso de desinfección. Y mientras aguardaba se enteró que es requisito llevar un overol completo cuando se trate de muertes por coronavirus.


Aunque ya hay disposiciones oficiales actualizadas, la incertidumbre priva, sobre todo en los establecimientos pequeños del Valle de México.


Se pasan... para qué los ponen revueltos", lamenta Ramón, encargado de este negocio ubicado en GAM.


El 5 de abril, la Secretaría de Salud federal actualizó la Guía de Manejo de Cadáveres Covid-19. 


En el documento se establece que los restos "podrían suponer" un riesgo de infección para quienes entren en contacto con ellos.


Las normas de higiene tanto en los centros de salud como para los prestadores de servicio funerarios son las mismas, salvo porque estos últimos deben evitar intervenciones estéticas o embalsamamientos.


El traslado del cuerpo será siempre con bolsa sometida a desinfección y a los deudos debe dejárseles claro -con sensibilidad- que no pueden tocar o besar el cuerpo.


"La disposición final del cadáver será lo más pronto posible, preferiblemente mediante cremación.


"De no ser posible, se practicará la inhumación en sepultura o bóveda. Si el destino final es entierro este se da en las condiciones habituales. Las cenizas pueden ser objeto de manipulación sin que supongan ningún riesgo", señala.


Empresas grandes, como J. García López, difunden sus protocolos, por ejemplo, que no más de 20 personas permanezcan en la sala de velación, que sean ceremonias breves y que se limite el contacto físico durante las condolencias.


Las pequeñas, en cambio, trabajan de una forma mucho más empírica.


"Si (los cuerpos) son del INER, seguro sí son coronavirus", dice la encargada de una funeraria en Benito Juárez. 


"Hay que tomar las precauciones como si fuera Covid, seguramente sí, lo que pasa es que no les hacen el estudio, pero puede ser que sí". 


Por seguridad, no realizan sepelios ni con las cenizas, pero evitar contagios en aglomeraciones. 


"Va al crematorio directamente. Ya si quieren velar las cenizas, sólo puede estar un familiar, nadie más", agrega la mujer.


Hasta ayer, la estadística registraba 332 muertes por coronavirus en el País, 64 de las cuales ocurrieron en la Ciudad de México.


Joaquín, encargado de una agencia en Venustiano Carranza, asegura que hasta esta semana no han tenido mayor trabajo que el habitual. 


"Hay más decesos por violencia y accidentes. Nuestra clientela es de la zona", resume.

En esta nota

Comentarios