No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

México

Hallan sin vida en su celda a hombre acusado de feminicidio de niña de 6 años

El occiso fue identificado como  José Alfredo “N” de 36 años de edad quien ingresó el 14 de agosto del año 2019 y se encontraba cumpliendo una condena por el delito de Feminicidio.

Avatar del

Por El Imparcial y El Universal

El occiso fue identificado como  José Alfredo “N” de 36 años de edad quien ingresó el 14 de agosto del año 2019 y se encontraba cumpliendo una condena por el delito de Feminicidio.

El occiso fue identificado como  José Alfredo “N” de 36 años de edad quien ingresó el 14 de agosto del año 2019 y se encontraba cumpliendo una condena por el delito de Feminicidio.

MORELOS.-La Comisión Estatal de Seguridad Pública a través de la Coordinación del Sistema Penitenciario del Estado de Morelos informa que la mañana de este lunes, una Persona Privada de la Libertad (PPL) perdió la vida al interior del Centro de Reinserción Social, ubicado en el Poblado de Atlacholoaya, municipio de Xochitepec.

El occiso fue identificado como  José Alfredo “N” de 36 años de edad quien ingresó el 14 de agosto del año 2019 y se encontraba cumpliendo una condena por el delito de Feminicidio.

Según los reportes asentados en bitácoras, se informa que el oficial a cargo del área donde se encontraba el hoy occiso, realizó su pase de lista aproximadamente las 06:20 horas, sin embargo, no hubo respuesta, por lo que dio parte al área central para que se llevara a cabo una revisión dentro de su celda. 

Al llegar al lugar, los custodios encontraron sin vida a la Persona Privada de la Libertad (PPL), por lo que se solicitó el apoyo del área médica, realizando la intervención primaria, sin embargo José Alfredo ya no contaba con signos de vida. 

El diagnóstico inicial de la causa del deceso es paro cardiorrespiratorio, estableciendo que la Persona Privada de la Libertad (PPL) tenía antecedentes de hipertensión, haciendo del conocimiento a la Fiscalía General del Estado quien será la encargada de realizar las acciones correspondientes para determinar el motivo de la muerte.

Es importante señalar que el Centro de Reinserción Social Morelos, cumple con las medidas respecto de la operación así como de su funcionamiento y continuará con el reforzamiento de las acciones para garantizar la estabilidad, todo en estricto apego a las normas jurídicas y a los derechos humanos de las Personas Privadas de su Libertad.

Aquí la historia del crimen:

El autobús que trasladaba pasajeros de Cuernavaca a Cuautla paró en la colonia Cuautlixco, unos 3.5 kilómetros antes de la cabecera municipal, donde un viajero pidió descender. El hombre de 33 años huía de la justicia, pero la imagen de su rostro estaba en manos de todas las corporaciones policiales del estado, lo buscaban desde el sábado 10 de agosto como principal sospechoso del abuso sexual y asesinato de una niña de seis años.

Su cara se multiplicaba en redes sociales por una credencial a nombre de José Alfredo “N”, que los elementos de la Fiscalía Especializada en Feminicidio y de la Policía de Investigación Criminal encontraron en el cuarto que alquilaba en esa vecindad de la colonia Carolina, en Cuernavaca, donde se perpetró el homicidio.

En el cateo del lugar, situado en el mismo corredor donde dormía la víctima, también hallaron una solicitud de antecedentes no penales que tramitó en 2018, en la cual José Alfredo señaló un domicilio en el municipio de Cuautla, donde vivió con sus padres, hasta que se vio envuelto en investigaciones por el asesinato de un ingeniero.

La Fiscalía Especializada para la Investigación y Persecución del Delito de Feminicidio custodió una navaja tipo cutter con manchas hemáticas, así como un lazo con restos de sangre.

Pero los primeros indicios del supuesto responsable fueron captados por las cámaras de video del C5 de la Comisión Estatal de Seguridad, instaladas en la calle Ayuntamiento, por donde se le vio caminando con un tanque de gas butano al hombro, el cual robó en el domicilio donde vivía la menor con su abuelita, Gris.

Los trabajos de la Policía de Investigación Criminal arrojaron que al final de la calle José Alfredo, el sujeto vendió el taque de gas en 150 pesos y luego se dirigió a otro cuarto que también alquilaba en la colonia Patios de la Estación, situada frente a una central camionera de Cuernavaca.

En ese lugar se despojó de la camisa e intentó quemarla, pero finalmente desistió y la arrojó al suelo. Más tarde abandonó el sitio con el mismo pantalón y los zapatos.

Según la reconstrucción de los hechos, José Alfredo se dio tiempo para acudir a su trabajo de “viene, viene” en el centro comercial del Casino de la Selva, pero salió rápido del lugar porque uno de sus compañeros le avisó que unos agentes habían preguntado por él.

Del centro comercial regresó a los Patios de la Estación —una colonia de condiciones precarias—, con el dinero que obtuvo por la venta del taque de gas compró cerveza y deambuló por las calles por unas dos horas. Después caminó hacia la avenida Plan de Ayala y abordó el autobús que lo llevaría al municipio de Cuautla, a unos 54 kilómetros al oriente.

Un hombre “peligroso y vago”

“¿Por qué la mataste?”, preguntaron los agentes de súbito al presunto homicida de la niña de seis años.

—“Me reconoció, y por eso la maté”, respondió José Alfredo, imputado por el delito de homicidio calificado y abuso sexual.

—¿A qué te metiste al cuarto?

—A robar.

—¿Y qué te robaste?

—Un tanque de gas.

—¿Y por qué le hiciste daño a la niña?

—Me reconoció y me dijo: “Le voy a decir a mi abuelita”, contestó el procesado en su encuentro con agentes de la Policía de Investigación Criminal (PIC), en la Fiscalía Regional Oriente.

Ahí el presunto responsable negó la comisión de abuso sexual contra la menor, pero la Fiscalía Especializada afirmó que la acusación está sustentada en estudios periciales y muestras de semen encontradas en el cuerpo de la pequeña víctima.

 
En esta nota

Comentarios