Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mexico / Samuel García

Gobernador interino de Nuevo León dice confiar en que haya una transición segura entre él y Samuel García

En contraste a sus declaraciones, a Orozco no se le ha permitido ingresar a las instalaciones donde en teoría, llevará a cabo su trabajo, esto con la finalidad de evitar enfrentamientos entre los funcionarios.

NUEVO LEÓN .- El gobernador interino de Nuevo León asignado por el congreso estatal, Luis Enrique Orozco Suárez, dice estar confiado en el proceso de transición que se realizará en la organización gubernamental para que él pueda tomar posesión del despacho ejecutivo en el Palacio de Gobierno.

En contraste a sus declaraciones, a Orozco no se le ha permitido ingresar a las instalaciones donde en teoría, llevará a cabo su trabajo, esto con la finalidad de evitar confrontaciones entre los funcionarios.

El gobernador interino hizo el paralelismo entre su situación actual, y por la que atravesó Juárez, pues menciona que probablemente tenga que llevar a cabo sus funciones en un lugar provisional, así como el expresidente ya mencionado, el cual incluso gestionó su gobierno de manera itinerante en un carrujae, recorriendo distintos estados del país.

El funcionario remarcó su nulo interés a realizar “cacerías de brujas”, haciendo hincapié en conocer las funciones de cada parte del gabinete de gobernación y respetar a todos los puestos y a quienes se desempeñan en ellos, así lo aseguró al periodista Julio César Cano, en una entrevista para ABC Noticias.

Orozco Suárez afirma que hará lo necesario para trabajar junto al gabinete actual, y resolver problemas de movilidad y seguridad, entre otros en los que el estado de Nuevo León se ve inmerso.

Orozco Suárez señaló que nunca le perderá el respeto al gobernador Samuel García, a pesar de que hace meses públicamente dijo que si él era designado Fiscal General, se zanjarían sus diferencias con el Congreso por la designación de Adrián de la Garza, y ahora a raíz de su designación como gobernador interino, expresó que es un “espurio”, pues comentó que “cuando se pierde el respeto se pierde todo”.

Negó asimismo ser de militancia priista, o tener afinidad por dicho partido, pues afirmó que como ciudadano, ha votado por candidaturas de diversos institutos políticos, mientras que su carrera de 25 años en la Procuraduría y ahora Fiscalía General de Justicia, se dio bajo gobiernos del PRI, PAN y el independiente de Jaime Rodríguez.

Comentó que horas después de ser designado, mandó mensajes al gobernador Samuel García, al Secretario de Seguridad, Gerardo Palacios, y al Secretario General de Gobierno, de los cuáles sólo este último, tras expresarse respeto mutuo, le dijo que es necesario respetar las instituciones y acatar las resoluciones judiciales, en lo cual coincidió plenamente.

Ante la posibilidad de que con el uso de la fuerza pública se le impida tomar posesión del despacho del Ejecutivo en Palacio de Gobierno, dijo el gobernador interino, que “el ejercicio del cargo no está condicionado o limitado a la instalación física en ese espacio, espero y deseo una transición ordenada, y de no poder llevar a cabo la entrega recepción del despacho, se tendrá que dictar medidas, para la instalación en otra parte del Estado”.

Mencionó “hay casos en la historia universal, como el presidente Juárez que tuvo un gobierno itinerante en un carruaje, instalando su gobierno en esta misma ciudad de Monterrey, espero que no suceda así y que reine la civilidad, la cordura y la tolerancia".

También te puede interesar: AMLO extiende su apoyo a Samuel García ante crisis política en Nuevo León

Orozco Suárez dijo que para poder ser considerado entre los perfiles para gobernador interino, era necesario renunciar de manera irrevocable al puesto de Fiscal que ocupó por seis años y 25 en la ex Procuraduría y ahora Fiscalía, pero no teme quedarse sin empleo, pues muchos le han abierto las puertas para darle trabajo, al terminar el interinato o antes si se cae su nombramiento por alguna resolución judicial, que acatará sin demora, porque sería un loco si no lo hace, ya que sabe las consecuencia que esto implica.

Luis Enrique Orozco cuenta su origen

Habló también de su origen humilde, nieto de un abuelo paterno que trabajaba como minero y otro materno que era sastre; que vivía en una casa del Infonavit, donde su familia le inculcó valores que todavía conserva como el respeto y el amor al trabajo, ganándose su primera oportunidad de laborar a los 17 años, gracias a sus buenas calificaciones, y siendo que desde entonces nunca ha “levantado la mano”, sino que siempre lo llaman o invitan colaborar, como fue también en este caso, para servir a Nuevo León, lo que espera cumplir ayudando a resolver los distintos problemas y a destrabar los conflictos de gobernabilidad que son reconocidos por los mismos actores implicados y son observados a escala nacional.

En esta nota