No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

México

Gobernador de Oaxaca pide a ciudadanos no salir de sus casas por COVID-19

La petición del mandatario estatal Alejandro Murat se da en la víspera de la décimo segunda visita del presidente Andrés Manuel López Obrador a la entidad.

Avatar del

Por El Universal

Gobernador de Oaxaca pide a ciudadanos no salir de sus casas por COVID-19(El Universal)

Gobernador de Oaxaca pide a ciudadanos no salir de sus casas por COVID-19 | El Universal

OAXACA.- El gobernador Alejandro Murat pidió a la población de Oaxaca permanecer en sus hogares para disminuir la posibilidad de contagio de Covid-19, pues aseguró que de propagarse el virus, el número de pacientes podría rebasar la capacidad de atención de los Servicios de Salud (SSO), que se estima en un máximo de 800 pacientes.

La petición del gobernador se da en la víspera de la décimo segunda visita del presidente Andrés Manuel López Obrador a la entidad,  quien ha sido criticado por no suspender sus giras por todo el país ni seguir las medidas de prevención como la "sana distancia".

López Obrador inaugurará este viernes el Hospital de Tlaxiaco, el primero durante su gestión, y también acudirá a la ceremonia del natalicio de Benito Juárez, que se realizará el sábado en Guelatao, en la Sierra Norte, eventos a los que el gobernador pide que sólo asistan habitantes de dichas poblaciones.

Además, se programa supervisar la carretera Mitla–Tehuantepec y la carretera Barranca Larga Ventanilla, ambos de carácter privado.

En entrevista con medios nacionales, Murat recordó que al momento Oaxaca cuenta con dos casos positivos de coronavirus y siete sospechosos, ante lo cual el gobierno de Oaxaca ha tomado distintas medidas como la suspensión de eventos masivos, el cierre de espacios culturales como museos y bibliotecas, y la suspensión de actividades en parques y actividades deportivas.

“En estas ocho semanas, dependiendo de cómo se desdoble la epidemia, el reto que hay en el país es que no hay suficientes ventiladores, ni camas de cuidados intensivos para abastecer la demanda de un gran número de pacientes”, dijo.

Por ello, insistió, lo más importantes es la prevención, pues del total de los contagios, de acuerdo al comportamiento de la enfermedad, 5% requiere atención hospitalaria, número que de dispararse los contagios, rebasaría la capacidad médica instalada en la entidad para dar atención a la crisis del Covid-19. En Oaxaca, para atender a los pacientes que así se requieran se acondicionó el Hospital de la Mujer y el Niño Oaxaqueño, en el cual se habilitaron 30 camas de 120 disponibles.

“Quiero recalcar que este es un proceso que no va a durar más de 8 a 10 semanas. Así ha sido el comportamiento del virus en los demás países. Claramente va a haber una crisis muy aguda en algún momento y hay que estar preparados… la mejor manera de estarlo, es la prevención. Este es el momento de tomar en cuenta y con responsabilidad las indicaciones para evitar contagiarnos”, reiteró.

Actualmente, Oaxaca se encuentra en la primera etapa de la contingencia, la de la prevención de contagios, por lo que se emitió el exhorto a las personas a permanecer en sus casas y no asistir a eventos masivos, así como practicar constantemente el lavado de manos. Además, de manifestar los síntomas: fiebre superior a los 38 grados, dolor muscular, dificultad para respirar, dolor de cabeza y dolor de articulaciones, asistir al médico.

“A medida que la etapa dos y la etapa tres se vayan implementando, deberemos aplicar los protocolos, por lo que pensamos en implementar albergues para garantizar que incluso los ciudadanos que no tengan viviendas o permanezcan en situación de calle, tengan acceso a los servicios de salud”, afirmó.

Señaló que la suspensión de clases por un periodo de un mes, es parte de la campaña de Sana Distancia que pretende aminorar el riesgo de contagios y agregó que llegará un momento en el que todas las oficinas y espacios públicos serán cerrados y contarán sólo con el personal esencial.

Convencido de que la epidemia también desatará la crisis económica para las y los oaxaqueños, Murat informó que es importante “dar tranquilidad al sector empresarial y a las familias que lo integran”, por lo que se generó un paquete de estímulos fiscales y económicos, que implican el análisis del impuesto a la nómina para reducirlo en un 50%. Asimismo, se condonará el Impuesto al Hospedaje en un 100%.

“Pensamos que es necesario tener un financiamiento, dado que se prevén escenarios complicados en la economía local y nacional, por lo que se gestionaron 3 mil 500 millones para una línea de crédito, que se activarán en más de 100 obras de infraestructura en el estado", dijo.

En esta nota

Comentarios