México

En este viaje me sentí más seguro, imaginen la razón: AMLO

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, viajó en compañía de la secretaria de gobernación, Olga Sánchez Cordero, en un vuelo comercial.

Avatar del

Por El Universal

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que es el vuelo en el que se ha sentido más seguro.(Gobierno de México)

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que es el vuelo en el que se ha sentido más seguro. | Gobierno de México

SAN JOSÉ DEL CABO, Baja California Sur.- Por primera vez, el presidente Andrés Manuel López Obrador y la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, viajaron juntos en un vuelo comercial. 


Su destino, la ciudad de San José del Cabo, Baja California Sur, donde el Mandatario federal asiste como testigo de honor a la firma del Primer Manifiesto de Colaboración Conjunta entre Alcaldes de América del Norte para el Desarrollo Sostenible de las Ciudades

En el día 189 de la Cuarta Transformación, por una hora y 40 minutos, el vuelo 5612 de Volaris se convirtió en un vuelo presidencial. 


El primero en llegar fue el secretario de Turismo, Miguel Torruco, quien vistió de sport y a las 10:15 horas, como cualquier turista, buscaba en las pantallas de la Terminal 1 la sala de abordaje.


Con sus audífonos puestos se acercó a la sala 16 la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, luego la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y detrás de ellas, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, empujando una maleta de viaje color azul con ruedas. 


Los primeros se colocaron junto a la entrada de abordaje en espera del Presidente de la República, mientras que Sheinbaum prefirió la discreción e hizo fila con los otros pasajeros; pero también saludó de mano y se retrató con sus simpatizantes. 


Al primer llamado de abordaje, los funcionarios federales comenzaron a subir, mientras un grupo de niñas aguardaba al titular del Ejecutivo para poderse tomar una fotografía con sus celulares. 


¡Apúrense, si no nos van a dejar!


El jefe del Ejecutivo se sentó junto a la salida de emergencia, en el asiento 12-F; la secretaria de Gobernación ocupó el asiento 2-A; la secretaria de Cultura estuvo en el 9-C, mientras que la jefa de Gobierno estuvo en la fila F y el secretario de Turismo se sentó tres filas detrás de ellos.  
Por ser una línea de bajo costo no hay primera clase. 


Durante el vuelo, el equipo de Ayudantía, encargado de la seguridad y de asistir al Presidente, pagó 35 pesos por un café regular que pidió López Obrador. 


A más de 10 mil pies altura, la capitana Viridiana dio la bienvenida a todos los pasajeros, sin ninguna distinción al Presidente de la República o a los secretarios de Estado, pero cuando el Mandatario federal estuvo cerca de la cabina, se encontró con él y aprovechó para saludarlo. 


Así, con 15 minutos de retraso, un despegue en vuelo comercial, la compra de un café de 35 pesos, el llanto de un bebé y previo a que este viernes el Jefe del Ejecutivo fije la posición del país ante las amenazas de Donald Trump, López Obrador comenzó su gira por el norte la República en un vuelo con leves turbulencias, acompañado por tres secretarios de Estado y la jefa de Gobierno.


Esto, en horas previas al día “D” en las tierras de Tijuana, lugar donde comienza la patria.
A través de redes sociales, López Obrador refirió que "en este viaje me sentí más seguro y tranquilo que de costumbre".
 

En esta nota
  • AMLO
  • Vuelo de AMLO

Comentarios