No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

México

El secuestro del “Jefe Diego’”

El caso ocurrió en 2010, específicamente el 14 de mayo, cuando arribó al rancho de su propiedad llamado La Cabaña, en el Municipio de Pedro Escobedo, Querétaro.

Avatar del

Por El Imparcial

Diego Fernández de Cevallos poco después de su liberación.(Especial)

Diego Fernández de Cevallos poco después de su liberación. | Especial

CIUDAD DE MÉXICO.- El “Jefe Diego”, como se le conoce a Diego Fernández de Cevallos, y quien en 1994 fuera candidato a la Presidencia de México, encabezó uno de los momentos considerados como más oscuros de la política de México.

El caso ocurrió en 2010, específicamente el 14 de mayo, cuando al arribar a su rancho La Cabaña, en el Municipio de Pedro Escobedo, Querétaro, fuera privado de su libertad.

Un día después se hizo oficial la desaparición, estaba como presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa, quien entonces postergó un viaje España.

También ese día dieron a conocer que el vehículo en el que viajaba el senador se encontró abandonado en el exterior del predio, con algunos objetos personales en el piso y rastros de sangre.

La primera señal se dió el 19 de mayo, a través de la cuenta misteriosos.desaparecedores@yahoo.com.mx, en la que los secuestradores enviaron un comunicado a los medios en el que acusaron a “las mafias del gobierno” de permitir y fomentar el clima de violencia en México e intentar impedir que se generalice la lucha popular.

Culpaban a los medios de comunicación están coludidos con la clase política y que la “guerra que el gobierno sostiene en aras de la paz, no combate la raíz del problema ni a los verdaderos delincuentes, los de cuello blanco.

Y ahí mismo justificaban el uso de la violencia; un segundo comunicado se emitió el 26 de julio, donde calificaban a Fernández de Cevallos como uno de los más preciados aliados de Carlos Salinas de Gortari y hacían un recuento de las relaciones político-empresariales a lo largo de su carrera política.

El 13 de septiembre se emitió un tercer comunicado, externando posibles motivos de su secuestro.

El 10 de diciembre, el periodista José Cárdenas denunció que le llegó un comunicado exclusivamente a él anunciándole que Fernández de Cevallos pronto sería puesto en libertad.

Diez días después, el 20 de diciembre llegó la liberación; en un corte informativo en Primero Noticias, Joaquín López-Dóriga confirmó a las 9:00 horas la liberación de Diego Fernández de Cevallos tras siete meses de cautiverio.

El abogado panista ha estado a lo largo de su carrera política en controversias y múltiples acusaciones de irregularidades y corrupción, así como tráfico de influencias.

El monto pagado por la liberación ascendió a 30 millones de dólares, informaron los medios informativos entonces, aunque hoy día quienes dudan de la autenticidad del secuestro.

 
En esta nota

Comentarios