No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

México

El otro lado de la pandemia: Mascotas también son afectadas con escasez de medicamentos

Un ejemplo es el fenobarbital, que desde hace varias semanas no se distribuye y sirve para tratar la epilepsia en seres humanos, pero también se le receta a algunos perros y gatos con problemas neuronales

Avatar del

Por El Imparcial

Los propietarios de mascotas han experimentado la misma escasez con diferentes medicamentos(Pixabay)

Los propietarios de mascotas han experimentado la misma escasez con diferentes medicamentos | Pixabay

MÉXICO.- El desabasto de medicamentos que ha generado la pandemia de Covid-19 no sólo ha afectado a las personas, sino que también llegó hasta las mascotas que padecen alguna enfermedad crónica.

Un ejemplo de esto es el fenobarbital, que desde hace varias semanas no se distribuye y sirve para tratar la epilepsia en seres humanos, pero también se le receta a algunos perros y gatos con problemas neuronales.

Según una publicación de Milenio, Robin, es un Bóxer de 9 años de edad, a quien hace poco se le diagnosticó un tumor en la cabeza, que es inoperable y le causa convulsiones, por lo que su propietario Víctor Hugo Correa buscó un tratamiento no invasivo.

Diariamente Robin debe consumir cuatro medicamentos distintos, pero si no los tiene todos, el tratamiento no tiene la misma efectividad y las convulsiones reaparecen, detalló el dueño.

El primer día del año, Víctor visitó varias farmacias en busca del medicamento, pero no logró encontrarlo en ninguna y se angustió debido a que la neuróloga le advirtió que si Robin convulsionaba más de dos ocasiones al día, tendrían que “ponerlo a dormir”.

Según el texto de Milenio, lo mismo le ocurrió a Cristina Masferrer, quien tiene un Xoloescintle nombrado Ahuizotl, de 5 años de edad, quien tiene epilepsia idiopática y requiere de un tratamiento también para sus convulsiones.

A Ahuizotl se le atendía en la UNAM, pero a principios de la pandemia los servicios veterinarios dejaron de brindarse, por lo que Cristina buscó una alternativa de atención que le sirvió poco tiempo, pues también experimentó la escasez de medicamentos.

Sin embargo se buscó una alternativa de medicamentos que funcionó para Ahuizotl, pero ahora sólo le quedan seis días de tratamiento, tiempo en el que Cristina debe encontrar otra opción.

 
En esta nota

Comentarios