No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

México Suprema Corte de Justicia de la Nación

EU reporta depósitos sospechosos de Eduardo Medina Mora

El presidente Andrés Manuel López Obrador reveló que el gobierno de Estados Unidos notificó a la Unidad de Inteligencia Financiera.

Avatar del

Por El Universal

Eduardo Medina Mora(Agencias)

Eduardo Medina Mora | Agencias

El presidente Andrés Manuel López Obrador reveló que el gobierno de Estados Unidos notificó a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), sobre el caso de movimientos irregulares de cuentas bancarias en el extranjero del ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Eduardo Medina Mora.

Hay información [solicitada y aportada] del gobierno de Estados Unidos, ya lo notificaron a la Unidad de Inteligencia Financiera, pero eso no significa que sea culpable; son indicios”, indicó el Jefe del Ejecutivo.

La Unidad de Inteligencia Financiera ha iniciado una investigación robusta sobre este caso, a partir de la información que ha recibido de Estados Unidos y Reino Unido.

De acuerdo con información oficial a la que tuvo acceso EL UNIVERSAL, la sábana de investigación involucra a por lo menos nueve personas de manera directa en las transferencias del ministro Medina Mora; además, se agrega que se dio seguimiento al tema a través de 31 líneas de flujo que involucra a personas, empresas y diversas cuentas bancarias.

Santiago Nieto Castillo, titular de la UIF, informó que recibió una solicitud del Senado para analizar la información de transferencias financieras “de un ministro”.

“Se actuará conforme a Derecho. Mi reconocimiento perenne al Poder Judicial de la Federación, los hechos de una persona no trascienden a la institución”, señaló en Twitter.

Sentenció: “En caso de que existan indicios de una actividad ilícita, una vez analizada la información de sede nacional e internacional, se procederá en consecuencia. La política del gobierno de México es cero tolerancia a la corrupción”.


EL UNIVERSAL publicó en su edición de ayer que los ingresos totales que el ministro Eduardo Medina Mora reportó, de 2013 a 2017, en sus declaraciones anuales de impuestos al Servicio de Administración Tributaria (SAT) y a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público ascienden a 26 millones 38 mil 256 pesos.

La cifra anterior es cuatro veces inferior a la suma de las transferencias por 903 mil pesos y 2.3 millones de libras esterlinas que envió desde sus cuentas de HSBC en México al mismo banco en Reino Unido, así como a los 2.1 millones de dólares que envió desde la misma institución financiera a la sucursal de Estados Unidos.


De acuerdo con información recabada por el periodista Salvador García Soto, estos datos se desprenden de los reportes de “actividad sospechosa” de la Agencia Nacional de Crimen británica (NCA, por sus siglas en inglés) y del Departamento del Tesoro estadounidense.

En una carta dirigida a este medio, el ministro Medina Mora sostuvo que la información publicada al respecto es falsa e inexacta, ya que los números de cuenta en Estados Unidos y Reino Unido que recibieron supuestas transacciones y transferencias no corresponden a sus cuentas bancarias.
“No reconozco como propias las operaciones que detalla. Los montos globales que señala son completamente ajenos a mi realidad económica”, sostuvo.


Ayer, al ser cuestionado sobre la información que publicó el columnista García Soto el miércoles en EL UNIVERSAL —sobre transferencias irregulares del ministro en el extranjero por 103 millones de pesos—, el presidente López Obrador informó que si hay una denuncia en Estados Unidos “seguramente va a llegar [a México] para que se presente (...) a la Fiscalía General de la República o al Consejo de la Judicatura”.


El Mandatario federal abrió la puerta a la posibilidad de una denuncia en México, si las autoridades consideran el caso con pruebas suficientes.


“Todo lo que nos llega de lavado de dinero o enriquecimiento ilícito, todo, se canaliza a la Fiscalía General de la República. Si se considera, se presenta denuncia”, explicó al aclarar que no tiene información sobre si la UIF ya elaboró alguna querella.


“Lo que sí les puedo decir es que la instrucción que tiene Santiago Nieto [titular de la UIF] es que todo lo que llegue a esa oficina con pruebas, además, cuando se trata de los convenios internacionales sobre el lavado de dinero, todo se tiene que presentar a la Fiscalía General de la República”, expuso López Obrador.


Aclaró que en todos los casos donde se da a conocer la información: “no se tapa nada, no hay impunidad para nadie, eso no significa que sean culpables”.


Durante la conferencia de prensa, el Presidente dio por inaugurada una sección que se llama “quién es quién” en la impartición de justicia, con la finalidad de exponer casos con pruebas y sustentados de jueces o magistrados que hayan incurrido en una ilegalidad.


“Esta sección queda inaugurada ahora. Lo que ustedes están planteando, lo que yo planteo y voy a seguir haciendo para acabar con la corrupción, es que todos ayudemos, que no nos callen, que no haya silencio, que se hagan denuncias. Esa es una forma de actuar. La vida pública, cada vez más pública, ya se acaba, no hay posibilidad de aplicar la máxima de que no se puede tocar al intocable”, aseveró.


Incluso, el Jefe del Ejecutivo aseguró que para terminar con la corrupción y la deshonestidad de los gobernantes se tiene que estigmatizar a quien se le acuse de corrupción: “Que no se le aplauda, que no se le considere astuto, vivo, sino deshonesto, que no sea ejemplo a seguir”.


Andrés Manuel López Obrador recordó que antes, en algunos casos, se les decía a los hijos: “Estudia, para que cuando seas grande seas como don Fulano, un reverendo ladrón’. Esto tiene que cambiar”.


Afirmó que se tienen que exponer las acusaciones, aportando pruebas, sin afectar la dignidad de las personas.


“Yo sí defiendo el que sin afectar la dignidad de las personas se ventilen estos casos. Es que lo peor de todo, el colmo en el periodo neoliberal que tiene como característica la corrupción, es que no se perdía ni siquiera la respetabilidad”, puntualizó.

En esta nota

Comentarios