No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

México

Coronavirus: El miedo a la enfermedad puede ser peor que la enfermedad misma

Lo que disminuye los efectos de la multitud en pánico es mantenerse informada.

Avatar del

Por UNAM Global

Lo que disminuye los efectos de la multitud en pánico es mantenerse informada.(Pixabay)

Lo que disminuye los efectos de la multitud en pánico es mantenerse informada. | Pixabay

CIUDAD DE MÉXICO.-Emociones como la frustración, enojo, miedo, paranoia y otras son experimentadas por las personas en los últimos días derivado de la crisis sanitaria que atraviesa el mundo. Estas sensaciones se mezclan entre quienes deben cumplir un aislamiento obligatorio y/o deciden auto aislarse para no contribuir a la expansión del nuevo virus.

De acuerdo con Ricardo Trujillo Correa, académico de la Facultad de Psicología de la UNAM, cuando se habla de miedo se le da una connotación negativa, como si fuera algo que tuviéramos que evitar. En realidad es un mecanismo de defensa, de supervivencia del ser humano, el problema es cuando se contagia.

Explicó que en una multitud la emocionalidad es contagiada y las personas se mueven por criterios de imágenes y no por la racionalidad, “es lo que sucede actualmente con las compras de pánico que vemos en los supermercados, la emocionalidad conjunta se contagia. El miedo a la enfermedad puede ser peor que la enfermedad misma”.

Señaló que los medios de comunicación deben ser muy responsables con la información que se publica y despolitizarla para que no se salga de control y que el virus del miedo provoque eventos de pánico o alguna tragedia que lamentar.

Lo que disminuye los efectos de la multitud en pánico es mantenerse informada, “información y contexto, mantener las prevenciones necesarias y crear un criterio de congruencia para evitar el virus del terror y del miedo, y así mantener la salud mental”.

Recomendaciones para la cuarentena

La situación actual de la pandemia por coronavirus que afecta al mundo entero ha llevado a varios países a entrar en cuarentena. Debido al rápido nivel de propagación de la  Covid-19, se exhortó a la sociedad a sumarse al aislamiento social para disminuir la curva de contagios.

Acotó que durante cuarenta días nos enfrentaremos a emociones incómodas,  agobio del miedo, autoridades informando de las situaciones que viven y parecerá que las cosas no mejoran. Sin embargo, existe una verdad incuestionable: todo pasa. El coronavirus también.

Como ha sucedido con otras pandemias o en otras situaciones difíciles que ha atravesado el país, hay que afrontar el problema con una mentalidad positiva.

Ricardo Trujillo explicó que el ser humano es conservador, no le gusta cambiar de rutina y los estilos de vida a los que está acostumbrado. “Hay personas que no pueden vivir dentro, hemos creado una cultura del tránsito”.

Para que el aislamiento se viva de la mejor manera hay que tener conciencia de que el malestar viene cuando hay un cambio en el comportamiento, pero no hay que verlo como algo negativo, sino como una oportunidad para adaptarse, tener en claro el motivo por el cual está cambiando la rutina.

Las personas deben de tener un acuerdo en común, verbalizar los malestares que hay en el grupo social para que la convivencia sea mejor y más llevadera. Hay que tomar esto como una oportunidad para reflexionar y replantear lo que queremos en la sociedad y si vamos por buen camino, finalizó.

En esta nota

Comentarios