México Carlos Lomelí

Construye Carlos Lomelí emporio desde un minilocal

Se convirtió en uno de los más grandes empresarios farmacéuticos del país.

Avatar del

Por Agencia Reforma

Carlos Lomelí(Agencia Reforma)

Carlos Lomelí | Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco .- De atender un modesto consultorio en un pequeño local en Miravalle, una colonia marginada en el sur de Guadalajara, Carlos Lomelí se convirtió en uno de los más grandes empresarios farmacéuticos del país.


El área de consulta del local donde se inició en la medicina, a finales de los 80, estaba dividida por una cortina de plástico, de acuerdo vecinos y pacientes que visitaron el lugar a un costado de un conjunto de edificios del Infonavit, en la Avenida Academia.


Lomelí es médico cirujano y partero egresado de la Universidad de Guadalajara (UdeG) y en su currículum presume tener especialidad en Ginecobstetricia y Pediatría. 


En la universidad aprendió medicina y dio sus primeros pasos en la política.


Sus contemporáneos refieren que intentó ser presidente de la Escuela de Medicina en tiempos en que la organización predominante era la Federación de Estudiantes de Guadalajara (FEG), conocida por defender el socialismo teórico y el pistolerismo práctico.


No logró su propósito, pues personajes afines al líder moral de la UdeG, Raúl Padilla, le cerraron el paso.


Entre quienes lo acompañan desde su etapa estudiantil figura Óscar García Lomelí, actual secretario general de Morena en Jalisco, personaje al que el farmacéutico intento posicionar como líder partidista, aunque desde Ciudad de México optaron por otra opción. 


Se inclinaron por el ex priista, ex emecista y también médico Hugo Rodríguez Díaz, quien en 2003 fue sorprendido en el tianguis regalando medicinas del sector salud en plena campaña para diputado federal.


En 2015, Lomelí compitió por MC en busca de ser legislador federal por el mismo distrito que Rodríguez Díaz y, en esa campaña, el PRI lo acusó de tener antecedentes penales.


El tricolor recordó un incidente ocurrido el 12 de junio de 2002, cuando Lomelí intentó abordar un avión portando una arma de fuego.


La versión dada en aquella ocasión fue que el ahora delegado de Programas de Desarrollo del Gobierno federal en Jalisco obtuvo su libertad al pagar una fianza.


Ese antecedente no le impidió competir dos veces como candidato a senador, en 2006 (PRD-PT-Convergencia) y 2012 (PRD-PT-MC), ni como aspirante a diputado federal en 2015 (MC) y como candidato a Gobernador de Jalisco en 2018 (Morena).


En la elección de 2015, Lomelí presentó documentación del Departamento del Tesoro de Estados Unidos y de la entonces subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (Siedo), que supuestamente lo absolvían a él y a su empresa Lomedic de presuntos nexos con el crimen organizado.


Esto luego de que fue incluido en la lista de la Oficina de Control de Bienes Extranjero (OFAC) por presuntas operaciones realizadas con grupos de narcotraficantes. En aquella ocasión no aclaró que había sido incluido en dos listas y que fue sacado sólo de una.

En esta nota

Comentarios