No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

México

Congelan cuentas a Mario Marín y Kamel Nacif acusados de agredir a Lydia Cacho

El día de hoy fue publicado que la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público congeló cuentas bancarias de Mario Marín y Kamel Nacif.

Avatar del

Por Artículo 19

El día de hoy fue publicado que la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público congeló cuentas bancarias de Mario Marín y Kamel Nacif.(Artículo 19)

El día de hoy fue publicado que la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público congeló cuentas bancarias de Mario Marín y Kamel Nacif. | Artículo 19

CIUDAD DE MÉXICO.-El día de hoy fue publicado que la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público congeló cuentas bancarias de Mario Marín y Kamel Nacif, prófugos desde abril del año pasado por la comisión del delito de tortura en agravio de Lydia Cacho, informa el portal Artículo 19.

"La persecución judicial y tortura contra la activista y periodista fueron consecuencia de la revelación que hiciera de una red de pornografía infantil ligada a redes de criminalidad organizada", señala.

Agrega que junto a Adolfo Karam, entonces Director de la Policía Judicial de Puebla, el ex gobernador y empresario han evadido la acción de la justicia. Tres meses y medio después de libradas las órdenes de aprehensión, Lydia Cacho fue agredida mediante un allanamiento en su domicilio.

"La obstaculización del uso de recursos personales, y en su entorno familiar y de negocios, es un requisito indispensable para cumplir las órdenes de aprehensión. Así también permite asegurar que cesen las agresiones en contra de la periodista y activista Lydia Cacho", señala Artículo 19.

Por último dice que "por ello, Lydia Cacho y ARTICLE 19 nos congratulamos y saludamos esta medida en tanto  coadyuva de forma contundente para la captura de los ex funcionarios y empresario implicados".

En esta nota
  • Lydia Cacho
  • UIF

Comentarios