No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

México

Código Rojo y operativo por feminicidio en desfile de Torreón

Ante el asesinato de una maestra durante un desfile en Torreón fue activado el “Código Rojo” de emergencias policiales, patrullas de la policía unidades de la Sedena para dar con el responsable.

Avatar del

Por El Universal

Código Rojo y operativo por feminicidio en desfile de Torreón(GH)

Código Rojo y operativo por feminicidio en desfile de Torreón | GH

TORREÓN, Coahuila.- Elementos de fuerzas federales, estatales y municipales buscan por tierra y aire al sujeto que esta mañana asesinó de un balazo en la cabeza a una maestra en la ciudad de Torreón, dijo el gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís.

“Les aseguramos que no habrá impunidad”, advirtió el gobernador en un mensaje publicado hace unos momentos en su muro de Facebook.  

Según datos preliminares, la profesora se llamaba Juana Mireya Hernández, tenía 50 años de edad y trabajaba en el CETIS 83.

Ante el crimen fue activado el “Código Rojo” de emergencias policiales, patrullas de la policía unidades de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y uno o dos helicópteros rastrean la zona en busca del sujeto  que disparó a quemarropa sobre su víctima.

El ataque ocurrió durante el desfile escolar para conmemorar el 109 aniversario del inicio de la Revolución Mexicana, el cual fue suspendido.

Ante la indignación e incertidumbre de la población, que se manifiesta a través de redes sociales, el mandatario posteó: 

“De los hechos registrados esta mañana en #Torreón, estamos coordinados con el Gobierno Municipal, el Ejército Mexicano y el Mando Especial de (La) Laguna para dar con los agresores de la maestra. Aseguramos que no habrá impunidad y la Laguna seguirá en calma y con seguridad”, subrayó el gobernante coahuilense.

En Torreón cundió el pánico porque en principio circularon versiones de que había ocurrido una balacera entre grupos rivales de la delincuencia organizada.

Autoridades estatales y municipales desmintieron lo del supuesto enfrentamiento al señalar que solo fueron especulaciones.

Estudiantes y docentes que atestiguaron el crimen de la profesora, que iba en uno de los últimos contingentes del desfile, al escuchar los disparos se asustaron, por eso corrieron y buscaron donde protegerse. Unos se refugiaron en negocios cercanos y otros  en una iglesia.
 

En esta nota

Comentarios