No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

México

Caso Narvarte: Cinco años en espera de verdad y justicia por el asesinato del fotoperiodista Rubén Espinosa y feminicidio de 4 mujeres

Tras "5 años hay más dudas que certezas y a pesar de que hay muestras de mejoras en el trato [de las autoridades], estas no tienen una correlación en una investigación diligente y efectiva", señaló Leopoldo Maldonado.

Avatar del

Por El Imparcial

Caso Narvarte: Cinco años en espera de verdad y justicia por el asesinato del fotoperiodista Rubén Espinosa y feminicidio de 4 mujeres(ARTICLE 19)

Caso Narvarte: Cinco años en espera de verdad y justicia por el asesinato del fotoperiodista Rubén Espinosa y feminicidio de 4 mujeres | ARTICLE 19

CIUDAD DE MÉXICO.- Se cumplen cinco años del asesinato del fotoperiodista Rubén Espinosa y cuatro mujeres más en la Ciudad de México sin que las investigaciones del crimen muestren avances significativos y con más dudas que certezas sobre este caso que evidenció aún más los peligros del periodismo en el país. 


Del homicidio de Rubén Espinosa y los feminicidios de la activista Nadia Vera, la trabajadora del hogar Alejandra Negrete, la modelo colombiana Mile Martín y la maquillista Yesenia Quiroz se sabe poco, apenas detalles, y la investigación sigue sin avanzar ni resolverse, denunciaron en entrevista con EFE integrantes de la organización Artículo 19, familiares y amigos. 


Los cinco fueron brutalmente asesinados en el número 1909 de la calle Luz Saviñón, en la acomodada colonia Narvarte tras haber sido sometidos a tortura y las dudas de su muerte persisten tras un lustro de haber ocurrido. 


Tras "cinco años hay más dudas que certezas y a pesar de que hay muestras de mejoras en el trato [de las autoridades], estas no tienen una correlación en una investigación diligente y efectiva", señaló Leopoldo Maldonado, subdirector de Artículo 19 (A19) en este país. 

Maldonado recordó que en diciembre de 2018 hubo un cambio en el Gobierno capitalino, y la promesa de que se iba a reestructurar la investigación, según la entonces Procuraduría [ahora Fiscalía] General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ-CDMX). "Pero no hemos visto resultados", alertó. 


El representante de la ONG recordó que más allá de la detención de tres personas en los dos meses posteriores al asesinato la investigación prácticamente ha quedado estancada. 

Estos arrestos, no exentos de polémica, fueron "una especie de avance y cierre de la investigación" durante la Administración del ex jefe de Gobierno de la CDMX, Miguel Ángel Mancera (2012-2018). 


NO SE HAN AGOTADO LAS INVESTIGACIONES 
Pero a pesar de los tres detenidos, nadie sabe qué pasó el 31 de julio de 2015 en el apartamento de la Narvarte, aunque Maldonado manifestó que existen algunos indicios que no han terminado por ser corroborados o confirmados por otras pruebas. 
Puso como ejemplo: saber de quién es el ADN masculino que fue recabado en cuerdas y utensilios punzocortantes que fueron utilizados para agredir a las víctimas. 
"El cual no corresponde a Rubén, ni a ninguno de los tres detenidos", indicó. 


El también abogado agregó que tampoco se han investigado las llamadas telefónicas que recibieron, antes, durante y después de los asesinatos, los tres autores materiales, o si efectivamente pertenecían al crimen organizado. 


EL ESTANCAMIENTO, PREOCUPANTE: HERMANA DE RUBÉN
Tras "cinco años no sabemos qué pasó en el departamento y eso es preocupante", comentó a EFE Patricia Espinosa, hermana de Rubén. 
"Ha habido buenas voluntades y un mejor trato para las víctimas, sin embargo, nos hemos quedado en ese punto y no se ha concretado nada en cuanto avances", añadió. 


Patricia recordó que de los tres detenidos solo se emitió una sentencia y se sigue investigando si actuó una cuarta persona, no obstante, hasta ahora no se sabe quiénes fueron los autores intelectuales. 


Expuso que en 2019 se logró reconocer como posible móvil del crimen el trabajo periodístico de su Rubén y el activismo de Nadia que no habían sido tomados en cuenta por la administración anterior, pero "seguimos en las mismas". "Siento que la investigación está en pausa, estática, y lo que necesitamos son resultados porque no sabemos cuantos años vamos a tener que esperar", apuntó. 


Por ello hizo un llamado para que la jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, y la fiscal, Ernestina Godoy, se reúnan con los familiares de las víctimas para saber que sigue en las investigaciones. Justamente, el pasado martes Sheinbaum dijo que la Fiscalía estaba trabajando en el caso, que le pediría que informara de los avances en el caso y esperaba que dieran resultados pronto. 


La hermana recordó que tampoco se ha resuelto la reparación del daño, el acompañamiento psicosocial, ni los actos en memoria del joven. 

LA MATARON CUANDO YO MÁS LA NECESITA: HIJA DE ALEJANDRA

De acuerdo a la revista Proceso, Graciela Mejía Negrete, hija de Alejandra únicamente tenía conocimiento que a su mamá “le habían dado el tiro de gracia dentro de un departamento”, donde laboraba como empleada doméstica en su segundo día. Debido a que "por estabilidad emocional, no quiso saber nada del llamado multihomicidio de la colonia Narvarte", indica el semanario.

En entrevista con el medio fundado en 1976 relata "Me enteré de que yo estaba embarazada en abril de ese año. Mi mamá y yo teníamos muchos planes para cuando naciera mi bebé. No sabíamos si sería niña o niño, pero me dijo: ‘¿Por qué no le pones mi nombre? Será mi nieto consentido, le voy a comprar sus cosas y lo vamos a bautizar’. Estaba muy emocionada por mi bebé, pero ya no lo conoció. La mataron tres meses después, cuando yo más la necesitaba”.

Respecto a los actos realizados por el lustro de los hechos y para demandar justicia, la familiar de la víctima, expuso:

Voy a participar porque ya no quiero que sólo se hable de mi mamá como la trabajadora doméstica. Quiero que sepan que era una persona que le encontraba la solución a todo. Siempre estaba ahí para ayudar. Era muy alegre y un poco grosera. Nos decía: ‘Ustedes pueden, son chingonas, échenle hue***, esto va a pasar, no sean tontas’. Era muy valiente y honesta. Siempre daba la cara por la familia, aunque ella estuviera mal. Creó un lazo de convivencia entre todos, pero cuando la mataron, se acabó”.


A la fiscal Ernestina Godoy, se lee en el artículo de Proceso, le exige “Que ponga más atención a la investigación. Van cinco años y aún no sabemos qué pasó ni cómo pasó. Sólo buscaron culpables, pero queremos que nos den la verdad, que ya no le den más vueltas y se haga justicia, que no quede como un homicidio más”.


VITAL DAR RESULTADOS 
Tanto Rubén, de 31 años, como Nadia habían huido meses antes de su muerte del estado de Veracruz, donde denunciaron amenazas y hostigamientos presuntamente relacionadas con su labor, a menuda incómoda para el entonces Gobierno de Javier Duarte (2010-2016).


Para el fotoperiodista Alejandro Meléndez, quien conoció a Rubén Espinosa ya cuando se había 'exiliado' en la capital de la República, las investigaciones del múltiple asesinato "siguen en lo mismo". 


"No existe una preocupación de las actuales autoridades por darle celeridad al caso y sabemos que no les tocó a ellos, pero si ellos no resuelven también son culpables de que esto siga en silencio", agregó Meléndez. 


Ante ese estancamiento, Leopoldo Maldonado consideró como "muy importante que se den resultados porque es un caso emblemático" en varios aspectos ya que entraña violencia de género y feminicida y tiene dos hipótesis razonables: la trata o el móvil político.


"Los cuales ayudarían a esclarecer lo que sucede con estas redes criminales y los alcances que tiene incluso en la Ciudad de México", concluyó, quien refirió una posible red político criminal que se construyó durante el mandato de Javier Duarte, actualmente preso por corrupción.

En esta nota

Comentarios