No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

México

Captan impresionante fenómeno de bioluminiscencia en playas de Acapulco

La bioluminiscencia es un fenómeno, es el proceso a través del cual los organismos vivos producen luz.

Avatar del

Por El Universal

La bioluminiscencia es un fenómeno, es el proceso a través del cual los organismos vivos producen luz.

La bioluminiscencia es un fenómeno, es el proceso a través del cual los organismos vivos producen luz.

ACAPULCO.-Durante la noche de ayer, 20 de abril, se reportó bioluminiscencia en la playa de Puerto Marqués, en Acapulco. Es decir, sus olas brillaron en tonos turquesa y neón, en plena oscuridad. Este fenómeno es común en otros lugares del país, pero no en este destino de Guerrero. 

Varios usuarios de redes sociales se encargaron de difundir los videos, y medios locales retomaron la noticia. Cabe mencionar que la bioluminiscencia se reportó durante el periodo de contingencia provocado por el coronavirus Covid-19, cuando las playas se encuentran cerradas.

La bioluminiscencia es un fenómeno, es el proceso a través del cual los organismos vivos producen luz, la cual es el resultado de una reacción bioquímica en la que comúnmente interviene una enzima llamada luciferasa, explica Fidetur Acapulco. Puede deberse a distintos organismos vivos, como bacterias, moluscos, crustáceos, peces o medusas. Sin embargo, en el caso de Acapulco, las olas brillantes se debieron a microalgas o plancton luminoso. 

En el siguiente video puedes apreciar el fenómeno. 

Como te decíamos anteriormente, hay otros destinos en México donde la bioluminiscencia no es tan extraña. Aquí los enlistamos. 

Holbox, Quintana Roo

Esta pequeña isla romántica al extremo norte del estado de Quintana Roo, ideal para escapar del bullicio de la ciudad, se caracteriza por su tranquilidad y por el mar cristalino que parece una enorme alberca, porque prácticamente no tiene oleaje. Durante las noches de mayo a septiembre en la playa aparecen pequeñas luces azules fluorescentes.

Chacahua, Oaxaca

La bioluminiscencia en tonos plateados, verdosos y azulados le da un aspecto hipnótico a una de las cinco lagunas de este parque nacional, un clásico entre los mochileros. De agosto a marzo es la mejor temporada para ver el espectáculo.

Xpicob, Campeche

Es un campamento especializado en la conservación de la flora y fauna regional. De julio a noviembre se puede participar en actividades de liberación de tortugas y disfrutar de un paseo nocturno para observar la bioluminiscencia, la cual puede contemplarse desde una lancha o dentro del agua. Es común observar cardúmenes de peces saltando y mantarrayas que, en su precipitada huida, dejan una estela de luz.

Laguna de Manialtepec, Oaxaca

Ubicada a 15 minutos de Puerto Escondido, esta laguna sorprende a sus visitantes por su riqueza biológica protegida por una exuberante vegetación de manglar. Por las noches se hace presente el fenómeno lumínico en sus aguas. Éste prevalece durante la temporada de lluvia, por ende, el mejor mes para verla es en septiembre.

Bahía Bucerías, Nayarit

Bucerías es un sitio ideal para descansar y disfrutar de la naturaleza, un lugar alejado de los grandes complejos hoteleros de Riviera Nayarit, a unos 18 kilómetros del aeropuerto de Puerto Vallarta, donde el mar también muestra su fulgor. Las luces parecen una lluvia de estrellas que se “alborotan”con el golpe de las olas. Cuando el agua se retira, los pequeñitos seres dejan su marca en la arena.

En esta nota
  • Bioluminiscencia
  • Acapulco

Comentarios