Tendencias
Cintilla de tendencias

Alito Moreno

Guardia Nacional

Robo de helicóptero

Shakira

Ana Yuritzi desapareció en Morelos hace 15 meses; “Solo como y regreso”, dijo, y no volvió

Ana Yuritzi desapareció la noche del 18 de enero de 2021 en Tequesquitengo, Morelos.

Avatar del

Por Redacción/GH y El Universal

Ana Yuritzi desapareció la noche del 18 de enero de 2021 en Tequesquitengo, Morelos.(Facebook)

Ana Yuritzi desapareció la noche del 18 de enero de 2021 en Tequesquitengo, Morelos. | Facebook

TEQUESQUITENGO, Morelos.- Ana Yuritzi García Adame desapareció el 18 de enero del 2021 en Tequesquitengo, Morelos, a las 7:50 de la noche luego de que Adrián pasó por ella al hotel en el que se hospedaba. 

Ambos habían acordado ir a comer para detallar la oferta que él le había hecho de invertir en tiendas de ropa en varios municipios de la Costa Grande, en Guerrero.

Yuritzi y Adrián comieron en el restaurante Infinity ubicado en Tequesquitengo, posteriormente la llevó a una casa de renta que se encuentra sobre la avenida Circunvalación, de la misma zona, pero en tal inmueble, el celular de Yuritzi dejó de tener señal. 

Te puede interesar: Alerta Amber CDMX: Desaparecen seis niños en la capital

Tras 15 meses desaparecida, familiares e hijas de Yuritzi no saben nada de ella

Tras 15 meses sin saber nada de Ana Yuritzi, quien es madre de dos hijas que sufren por su ausencia, la Fiscalía General del Morelos (FGM) solo ha realizado dos operaciones de búsqueda para localizarla. 

Sobre Adrián, que su verdadero nombre no es Adrián, sino José, se encuentra detenido, pero el presunto autor intelectual, Octavio, se encuentra libre luego de haber sido detenido en tres ocasiones y liberado. 

Así fueron los momentos antes de la desaparición de Ana Yurtzi

El 16 de enero de 2021, Ana Yuritzi y su hermano Joaquín viajaron a Cuernavaca para comprar juguetes para el Día de Reyes, sin embargo, ese mismo día Joaquín regresó a Chilpancingo, mientras que Ana Yuritzi decidió quedarse para verse con Adrián, el hombre que la contactó para invertir en tiendas de ropa. 

Debido a que se encontraba desempleada, Ana Yuritzi consideró en ese momento que escuchar la oferta sería una buena idea. El 17 de enero, luego de hacer las compras con su hermano, esperó a Adrián y estuvo en contacto con su madre durante todo el tiempo para saber cómo se encontraban sus hijas que estaban en Atoyac.

Por instinto, tal vez, Ana Yuritzi mandó una foto de Adrián a su madre, además de decirle su nombre. Su progenitora la presionó para que volviera a casa lo más pronto posible debido a que sus hijas querían verla. 

Nada más como y me regreso”, le respondió Ana Yuritzi, pero no regresó más.

Comienza la búsqueda de Ana Yuritzi

Al día siguiente, Joaquín volvió a Cuernavaca luego de que su hermana estuviera ilocalizable, pues no respondía su celular ni tenían ningún tipo de comunicación con ella. 

Inmediatamente Joaquín presentó una denuncia ante la fiscalía por desaparición, desde entonces no dejó de buscar a Ana Yuritzi, aunque la mayoría de las veces lo hace con sus propios recursos, además de que muchos de los datos y evidencias con las que cuenta las obtuvo por sí solo. 

Te puede interesar: Buscan a la joven Karen Huapuc Llanes Rodríguez

Un segundo implicado

Gracias a la fotografía que Ana Yuritzi envió a su madre, Joaquín descubrió que Adrián no era Adrián, sino José Adame Gómez, además descubrió algo aterrador, que el hombre que se había encontrado con su hermana era buscado por las autoridades por la desaparición de otra mujer

Joaquín reconstruyó los últimos momentos de su hermana debido a que la ubicación del celular estuvo activa durante varias horas. Ubicó el trayecto que hizo su hermana con José Adame, desde el momento en que fue por ella al hotel hasta que llegaron a la casa de renta. 

En la casa de renta, Joaquín también ubicó la señal de otro celular, pero un mes después se enteró que este pertenecía a Octavio, expareja de Ana Yuritzi.

Más víctimas de los sospechosos tras la desaparición de Ana Yuritzi

El 15 de febrero, Joaquín recibió una llamada a su celular que le advertía que frente a ella se encontraba José, del otro lado del teléfono se encontraba la hermana de Ana Karen, mujer desaparecida en Temixco, Morelos el 10 de noviembre de 2019. 

“Hazle un escándalo, échale el carro o algo y dile a la policía que tiene una orden de aprehensión”, le sugirió Joaquín

Joaquín se encontraba en la CDMX y llamó a la FGM para que policías ministeriales detuvieran a José Adame. 

Ese mismo día Joaquín se enteró que Octavio también había sido detenido. Su hermana se había separado de él porque la golpeaba, amenazaba y hostigaba. 

Te puede interesar: Alerta Amber Edomex: Buscan a Diana Laura Rangel, desaparecida en Atizapán

Más detenidos y más víctimas

Una mujer identificada como Jesica y que era pareja de José Adame, también fue detenida en su domicilio de Jiutepec, Morelos ese mismo día.

Tanto José como Jesica están vinculados a proceso por la desaparición de Ana Karen, además también están relacionados en la desaparición de una tercera mujer, Adriana Margarita Reyes Rufino. 

Sobre Ana Karen, se sabe que asistió a una fiesta en Ocotepec, Cuernavaca con su hija de ocho años, al terminar se fue con José y Jesica a una casa en Temixco donde solo estuvieron ellos cuatro. Por la mañana, la pareja entregó a la niña a sus abuelos y dijeron que la joven salió de fiesta, bebió demasiado y no volvió. Por su parte la FGM ha informado que Ana Karen murió en el último lugar en el que estuvo con la pareja, sin embargo, dos años después de su desaparición no hay rastros de ella ni certeza de que esté muerta.

Respecto al tercer caso, Adriana Margarita Reyes Rufino, ella desapareció el 26 de enero de 2021 cuando fue a dejar a su hijo menor con su expareja en la misma colonia y a unos cinco minutos de distancia. Pidió un auto para dirigirse a su trabajo en la plaza comercial Averanda, por ella llegó un auto March azul, desde entonces no se sabe nada sobre ella. 

Jessica sospechosa en la desaparición de Adriana

Fueron compañeras de trabajo de Adriana quienes avisaron a la familia que no había llegado al trabajo, por lo que uno de sus hermanos actuó de inmediato y llamó a su expareja, quien le dijo que no se encontraba ahí, vecinos dijeron que se había subido a un automóvil azul, pero los registros de la aplicación aseguraron que no tenían registro de un servicio para Adriana

De acuerdo con su familia, los dos sospechosos de la desaparición de Adriana son su expareja, quien la violentaba cuando vivían juntos, y Jesica, quien fue novia de su expareja de febrero a diciembre de 2020. 

Uno de sus hermanos recordó que Adriana le advirtió que si algo llegaba a pasarle sería responsabilidad de Jesica, pues recibía llamadas y mensajes amenazantes a su celular de su parte. 

“Una vez nos dijo que un amigo le advirtió que tuviera mucho cuidado con Jesica”, dijo su hermano.

Principal sospechoso de la desaparición de Ana Yuritzi

Ana Yuritzi y Octavio vivieron seis meses juntos en 2018, renunció a su plaza como maestra en Atoyac y se mudó a Cuernavaca junto a sus dos hijas. Su relación terminó cuando descubrió que Octavio era casado, pero también debido a la violencia que ejercía hacia sus hijas y ellas. 

“Nosotros nos dimos cuenta que vivió sufrió violencia extrema con Octavio, la golpeaba, la amenazaba”, recuerda Joaquín.

La violencia de Octavio hacia Ana Yuritzi era constante, en una ocasión la amenazó con una pistola, le poncho las llantas de su auto a balazos, también tuvo que pasar a sus hijas a una vecina por la parte de atrás debido a que Octavio la estaba golpeando. 

Incluso, Joaquín mostró un video de cómo se ve a un hombre, que identificó como Octavio, intentando brincar la barda de la casa de Ana Yuritzi.

Te puede interesar:  Ciudad Juárez: Mayor numero de reporte de mujeres desaparecidas

Ana Yurtizi era responsable de sus hijas tras la muerte de su esposo

Tras la violencia sufrida por parte de Octavio, Ana Yuritzi lo dejó y regresó a su pueblo en Atoyac, como no tenía trabajo comenzó a vender productos por catalogo y ropa. 

Ana Yuritzi se hizo completamente responsable de sus dos hijas luego de que su esposo falleciera cuatro años atrás en un accidente automovilístico. 

Joaquín está seguro que Octavio es el autor intelectual de la desaparición de Ana Yuritzi. Pero llevarlo ante la justicia ha resultado casi imposible.

Primera detención de Octavio

La primera vez que detuvieron a Octavio lo acusaron del delito contra la salud, el juez de control lo dejó en libertad, pese a que acreditó que su número de celular que había estado el mismo día, la misma hora y en el mismo lugar donde ubicaron por última vez el de Ana Yuritzi.

Joaquín no desistió: la FGM casi un año después volvió a solicitar una orden de aprehensión contra Octavio.
 
“Hasta enero del 2022, no había ningún registro de que lo estuvieran buscando. En marzo, nos comenzamos a quejar ante organismo de derechos humanos, ante el Conavim y eso provocó su segunda detención”, relató.

Octavio fue puesto nuevamente en libertad tras error del MP

El 18 de marzo, Octavio fue nuevamente detenido, al día siguiente fue la audiencia de vinculación.
 
En la audiencia, el agente del MP cometió un error: leyó ante el juez el número de celular de Octavio de forma equivocada: uno con terminación 100, cuando el correcto es con terminación 1000.

La defensa de Octavio se aferró al error del MP y el juez lo dejó en libertad.

Tercera detención de Octavio

Inmediatamente Joaquín exigió a la fiscalía que solicitará nueva orden de aprehensión. Lo volvieron a detener y el 24 de marzo de nuevo estaba en la audiencia de vinculación. 
 
En esta ocasión, el abogado de Octavio argumentó: “¿Cómo se sabe que el número de celular que ubican en la casa de renta es de Octavio?”.
 
“Efectivamente la ley no obliga a los usuarios a registrar los números telefónicos. Compras un chip y si quieres lo pones a tu nombre. De ahí se agarró la defensa: nada les aseguraba que el número del celular estaba a nombre de Octavio”, explica Joaquín.
 
En las dos audiencias, dice Joaquín, el MP no argumentó lo suficiente las evidencias que responsabilizan a Octavio.

“Octavio fue detenido el 15 de febrero junto con José, al hacerle la pericial al teléfono, el IMEI es el mismo que estuvo en Tequesquitengo el 18 de enero. Lo que pasa es que cambió de número pero siguió utilizando el mismo equipo y sigue siendo el mismo IMEI”, dice.

José delató a Octavio, narra hermano de Ana Yuritzi

Joaquín afirma que de acuerdo a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en los casos de desapariciones, las pruebas circunstanciales son igual de importantes que un señalamiento directo.

“Es decir: no hay un video, un audio, un testimonio directo pero los antecedentes de violencia, las amenazas constantes, que su celular haya estado ese día y que haya sido detenido con el principal responsable, José, lo pone como un probable responsable”, asegura.
 
Pero Joaquín tiene un dato más para afirmar que Octavio es el autor intelectual de la desaparición de su hermana: “Platiqué con los policías ministeriales que los detuvieron. Uno de ellos me dijo que los separaron, que José luego luego cantó: `yo se la entregué a Octavio y la tiene viviendo como su mujer ́ y también reconoció a Octavio como su jefe”.

El problema es que esta declaración José Adame no la hizo ante el juez y eso le quita el valor jurídico. 

Te puede interesar: Debanhi Escobar: la alerta en Nuevo León por el aumento de mujeres desaparecidas en el estado del norte de México

Tras 15 meses familiares de Ana Yuritzi no ven avances 

En estos 15 meses, Joaquín y su familia ha recorrido un camino a contracorriente, casi todo lo que han logrado ha sido por sus propios recursos, por su iniciativa. En las autoridades han encontrado más burocracia que resultados.

Desde el inicio, Joaquín detectó irregularidades en la investigación. De entrada, en 15 meses, la fiscalía sólo ha realizado dos búsquedas para localizar a su hermana. En los primeros días avisó a las autoridades sobre la casa de renta donde presuntamente José entregó a Ana Yuritzi a Octavio, pero tardaron más de dos meses en catearla.

Después, cuando ubicó a Octavio y ofreció toda la evidencia, la FGM tardó casi un año para solicitar la orden de aprehensión. Durante todo este tiempo, no ingresaron los datos de Octavio a la Plataforma México, el sistema donde los estados comparten información de presuntos delincuentes para que puedan ser detenidos en entidades distintas a donde cometieron el crimen.

“Tuve que ir a la Conavim y ellos me acompañaron a la fiscalía para presionar la detención de Octavio”, recuerda.

Fiscalía me atiende, pero no resuelve nada

Ante la lentitud constante de la FGM, Joaquín acudió a la Comisión de Derechos Humanos de Morelos.

“Cuando llegó el momento de la mesa de trabajo para conciliación, el visitador que nos acompañaba se abrazó con el fiscal y con la MP. Se conocen y eso no permitió que le diera el contexto legal que se requería y así fue: todos los argumentos que te estoy contando no aparecen en el acta que hizo el visitador”.

“No puedo decir que en la fiscalía no me atienden, si me atienden pero no me resuelven nada. Esta es una pregunta para el fiscal, Uriel Carmona Gándara: ¿Qué les hace falta para localizar a mi hermana?”.

En esta nota

Comentarios