No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

México

AMLO y Diego Fernández de Cevallos: Por qué el presidente dijo que fue abogado de Jugos del Valle y eso le costó millones a los estados

El presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que para qué van a estar hablando si son públicas y notorias las diferencias con el político panista.

Avatar del

Por Redacción/GH y El Universal

El presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que para qué van a estar hablando si son públicas y notorias las diferencias con el político panista.

El presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que para qué van a estar hablando si son públicas y notorias las diferencias con el político panista.

CIUDAD DE MÉXICO.-El ex candidato presidencial del PAN, Diego Férnandez de Cevallos, retó ayer al presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) a citarlo en Palacio Nacional, para que ofrezca pruebas de sus dichos y acusaciones vertidos el 7 de mayo en la conferencia mañanera.

En su cuenta de Twitter, Fernández de Cevallos, quien fue señalado por AMLO de haber facilitado negocios a una "refresquera", aseguró que dichas acusaciones constituyen un delito grave.

AMLO lo acusó además de formar parte de de un grupo opositor al gobierno que recibe fondos del gobierno estadounidense.

Este día AMLO comentó en la conferencia ante la solicitud de reunión:

"Es muy sencillo, que aclare si es cierto o no que él fue abogado de Jugos del Valle, si es cierto o no, como sostienen los abogados, qué ellos estaban solicitando tanto la empresa como el abogado que les devolvieran el IVA entrando al gobierno de Vicente Fox, que diga si es cierto o no que sin que se terminara el juicio llegaron a un acuerdo administrativo, sin que se concluyera el proceso.

Que diga si es cierto o no que el acuerdo significó recibir miles de millones de pesos, que diga si es cierto o no que por esa devolución del IVA a Jugos del Valle descontaron participaciones federales a los estados".

En su conferencia de prensa, en Palacio Nacional, el titular del Ejecutivo reviró a "El Jefe Diego" a que diga si es cierto o no que utilizó sus influencias" y por último que diga de cuánto fue "el moche, cuánto ganó por ese asunto, nada más eso".

El presidente López Obrador señaló que para qué van a estar hablando si son públicas y notorias las diferencias con el político panista.

Señaló que si Fernández de Cevallos sostiene que los señalamientos que hizo son falsos está en todo su derecho de denunciarlo ante las autoridades.

"Pero yo no digo mentiras, tengo las pruebas".

En una carta dirigida al mandatario, Fernández de Cevallos advirtió que de no darle la oportunidad de defenderse, el presidente López Obrador quedará como "un difamador cobarde que denigra a México en la Presidencia".

¿Qué es el caso Jugos del Valle?

Desde 1996, el caso Jugos del Valle fue llevado por diversos bufetes, sin éxito. 

Sin embargo cuando el despacho de abogados de Diego Fernández de Cevallos lo tomó, en récord de tiempo se solucionó.

Pedía Jugos del Valle la devolución de mil 800 millones de pesos del impuesto al valor agregado (IVA) y del impuesto especial sobre producción y servicios (IEPS), según revela La Jornada.

Apenas habían pasado dos meses del inicio del gobierno de Vicente Fox y de que el secretario de Hacienda, Francisco Gil Díaz, se sentara en el sillón de su oficina, cuando se dio la decisión que se había postergado un sexenio para devolver a la compañía, representada por el despacho del ex legislador, mil 540 millones de pesos por el IVA que había pagado, así como aproximadamente otros 260 millones por el IEPS.

En julio de 2002 –cuando ya Diego y la familia dueña de Jugos del Valle Ramos Millán habían ganado el juicio a la SRA–, el entonces diputado Felipe Calderón dijo que “el Estado no tiene dinero, y si lo tuviera, primero debe destinarse a resolver los problemas de miseria que hay en el país”.

El perredista Alejandro Sánchez Camacho, entonces diputado local, acusó: “Legisladores como Diego Fernández de Cevallos, Fauzi Hamdan, y exfuncionarios de Acción Nacional, como Antonio Lozano Gracia, sólo utilizan su posición y la información privilegiada que ésta les permite para ganar importantes litigios contra dependencias gubernamentales, que representan pérdidas millonarias al erario”.

En agosto de 2003 se envió una iniciativa de reforma al artículo 62 constitucional para prohibir a diputados y senadores fungir simultáneamente como legisladores y abogados litigantes activos, y para, en general, “acotar la tentación de abusar de su posición de poder  para sacar ganancias personales”, según se leía en la argumentación de dicha iniciativa.

Según Proceso, el asunto no pasó a mayores. El Jefe Diego se impuso. La iniciativa no logró el consenso y se envió a la congeladora. Los priistas fueron quienes más pugnaron por que no prosperara. El argumento: A nadie se le puede prohibir el derecho constitucional de desempeñar sus actividades profesionales. 

Con la decisión tomada para devolver este millonario monto de impuestos, en poco tiempo también se determinó la partida para aplicar los pagos. Así, el 15 de enero de 2001, Hacienda le entregó a la empresa la primera devolución de impuestos por 895 millones de pesos, según consta en un informe enviado a la Bolsa Mexicana de Valores por la misma empresa. De las otras entregas de dinero, que según documentos del Sistema de Administración Tributaria (SAT) se hicieron en febrero de ese mismo año, ya no hubo reportes a la BMV.

Proceso afirma que por ese litigio, Diego pudo llevarse entre 30% y 50% –según abogados consultados– de lo que la Secretaría de Hacienda reintegró a Jugos del Valle, en varias entregas pero a precios actualizados y con intereses sobre lo reclamado desde 1996. 

En esta nota

Comentarios