No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

México

AMLO pide al pueblo cuidar que no haya "robadera"

El presidente López Obrador aseguró que la mitad de las familias mexicanas ya recibe, "cuando menos un apoyo" de los que otorga su gobierno. 

Avatar del

Por Agencia Reforma

AMLO pide al pueblo cuidar que no haya "robadera"(Andrés Manuel López Obrador.)

AMLO pide al pueblo cuidar que no haya "robadera" | Andrés Manuel López Obrador.

DURANGO.- "Todo eso y más se ha hecho en un año", dice el Presidente, luego de afirmar que la mitad de las familias de México ya recibe, "cuando menos un apoyo", y plantea una pregunta a 15 días de su otro informe, uno más, en el Zócalo. Ensaya otra de sus consultas a mano alzada o a grito alzado, da lo mismo, porque cuando las plantea es porque va a ganarlas.

"¿Ustedes aprueban al gobierno o no lo aprueban?", dice. Y la plaza, el Centro Coordinador Indígena, una planicie en medio de la sierra duranguense, grita sí. Rumorea: sí. Aplaude, se carcajea, aunque después tenga que matizar que sí, pero que todavía las becas no llegan todas. O que sí, pero que ya los están dando de baja del Programa Sembrando Vida. O que sí, pero que sería bueno que redujeran los requisitos para tramitar la ayuda.

"Y no crean que ha sido fácil, porque nos dejaron un toro viejo, echado, reumático y mañoso; eso era el gobierno. Y estamos parando al toro, ¿me van a apoyar para empujar al toro viejo?", continúa López Obrador.

Otra vez "¡sí!" gritan sus seguidores. Se ríen las mujeres y los niños, se acomodan sus sombreros los hombres y se ríen, porque cómo es Presidente el Presidente y habla de un toro viejo, como el toro que brama detrás del templete esta tarde.


La última vez que López Obrador perdió una consulta fue aquí cerca, en El Nayar, Nayarit. El 11 de mayo presumía el rápido avance de su gobierno y preguntó cuántos ya recibían un apoyo y ni cinco personas levantaron la mano y desde entonces ya no lo hizo. 

Del aeropuerto al Mezquital, una hora y media. Calor y frío en la sombra, cordilleras de cerros azules coronados de nubes. Los indígenas tepehuanos, wixarikas, mexicaneros, coras y rarámuris cuentan haber llegado desde la mañana. 

Enfrente del templete, se colaron tres campesinos vestidos con mantas blancas para sacar sus pancartas: "Sembrando Vida es un fraude en El Mezquital" o "Auditoría a Sembrando Vida", que se pierden entre las solicitudes de la autoridad indígena Olga Santillán: caminos, agua potable, puentes, vivienda, electrificación, saneamiento ambiental, escuelas, hospitales. "Nos dejan varios días a oscuras, sin luz. Lo único que sí llega son los recibos de luz", acusa. 

Entre el público un grito: "¡Necesitamos un técnico anticorrupción!". Aunque la respuesta presidencial, suena más a demagogia: "Va a haber, ¿pero saben cuál es el técnico anticorrupción? Son ustedes, el pueblo. El pueblo es el que tiene que estar pendiente para que no haya robadera".


Oscurece cuando los indígenas se iban. "Estuvo bien", dice Modesto Soto, 49 años, su ropa de manta, su morral wixarika, en silla de ruedas desde hace nueve años por una balacera en una emboscada. "Yo ya recibo mis 4 mil 500 mensuales de Sembrando Vida, aunque no sembramos nada porque nos dieron la semilla hace dos meses cuando ya pasó la temperada de siembra".

En esta nota

Comentarios