Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mexico / Acapulco

Encuentran cuerpo desmembrado en olla de pozole

La Guardia Nacional encontró los restos humanos de un varón, los cuales fueron puestos en un recipiente para elaborar alimentos.

Encuentran cuerpo desmembrado en olla de pozole

Acapulco, Guerrero.- Este jueves 23 de mayo, agentes de la Guardia Nacional, junto con policías estatales y ministeriales, encontraron el cuerpo desmembrado de un hombre en una olla de aluminio de 50 litros.

La Fiscalía General del estado de Guerrero informó que el macabro hallazgo se realizó en la avenida Emiliano Zapata, por encima del puente de la calle Doce, en la Colonia Cuauhtémoc.

Las autoridades recibieron el reporte durante las primeras horas del día, indicando que un cuerpo masculino había sido encontrado en una vasija generalmente utilizada para cocinar pozole.

Las partes del cuerpo estaban distribuidas dentro de la olla. La escena fue rápidamente acordonada por las autoridades, y los peritos de la fiscalía comenzaron a recoger evidencias.

Los restos fueron trasladados a la morgue para estudios forenses que permitan identificar el cuerpo y determinar las causas de la muerte.

Este hallazgo se produce pocos días después de una serie de incidentes violentos que dejaron al menos doce personas muertas en menos de 12 horas el lunes 20 de mayo.

Estos ataques, presuntamente relacionados con enfrentamientos entre miembros del crimen organizado, ocurrieron en al menos cuatro colonias: Carabalí, Icacos, fraccionamiento Las Playas y Ricardo Flores Magón.

Uno de los incidentes más sangrientos tuvo lugar la noche de ese lunes, cuando se encontraron los cuerpos de seis personas, incluyendo dos mujeres, maniatadas y apiladas una sobre otra.

Horas antes, en la Colonia Flores Magón, tres hombres y una mujer fueron asesinados con disparos en la cabeza. En otro punto de Acapulco, dos hombres más fueron encontrados sin vida entre las calles 19 y 21.

Ola de violencia en el estado

Guerrero ha experimentado una creciente ola de violencia. En el último año, varios funcionarios públicos han sido asesinados, incluyendo siete candidatos locales durante la campaña electoral.

El mes pasado, Benjamín Adame Pereyra, subsecretario de educación de Guerrero, fue apuñalado frente a su casa en Chilpancingo, la capital del estado.

La violencia también ha afectado ciudades turísticas como Taxco y Acapulco, que aún se está recuperando del impacto del huracán Otis.

Según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, de enero a abril de este año, Guerrero ha registrado 539 asesinatos, y en 2023 se contabilizaron mil 890 muertes violentas atribuidas al crimen organizado.

“La situación es alarmante y requiere una intervención urgente de las autoridades federales y estatales”, comentó un analista local. La creciente inseguridad no solo pone en riesgo la vida de los residentes, sino también la de los turistas que eligen Guerrero como destino.

Temas relacionados