Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mexico / CJNG

DEA identifica al CJNG y CDS como principales objetivos en la lucha contra el narcotráfico

Los cárteles que quedaron fuera de la evaluación incluyen al Cártel del Golfo, Los Beltrán Leyva, Los Rojos, Los Zetas, Guerreros Unidos, Cártel del Noreste, Cártel de Juárez, La Línea y La Familia Michoacana.

Estados Unidos.- La Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) considera al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y al Cártel de Sinaloa (CDS) como las principales organizaciones criminales responsables del control y flujo de casi todas las drogas sintéticas que llegan a Estados Unidos.

Este dominio los convierte en los principales objetivos de las autoridades estadounidenses en la lucha contra el tráfico de fentanilo y metanfetamina.

En el informe “Evaluación Nacional de la Amenaza de las Drogas 2024″ (NDTA, por sus siglas en inglés), la DEA se enfocó exclusivamente en el CJNG y el CDS, excluyendo a otros cárteles mexicanos que habían sido mencionados en el informe del 2020.

Los cárteles que quedaron fuera de la evaluación incluyen al Cártel del Golfo, Los Beltrán Leyva, Los Rojos, Los Zetas, Guerreros Unidos, Cártel del Noreste, Cártel de Juárez, La Línea y La Familia Michoacana.

Mike Vigil, exjefe de Operaciones Internacionales de la DEA, advirtió en una entrevista con Infobae México que esta decisión podría ser un error, ya que podría favorecer o permitir el crecimiento de otros cárteles.

Vigil explicó que aunque los recursos deben concentrarse en combatir a las dos organizaciones más grandes, no se debe perder de vista a otras estructuras criminales que podrían aumentar su poder, como la Nueva Familia Michoacana.

¿Quiénes son la Nueva Familia Michoacana?

La Familia Michoacana, liderada originalmente por Nazario Moreno González hasta su muerte en 2010, se dividió tras su eliminación. De esta fractura surgieron Los Caballeros Templarios, liderados por Servando Gómez, alias La Tuta, y otro grupo bajo el mando de Jesús Méndez, alias El Chango.

Tras la captura de La Tuta en 2015, el grupo se fragmentó nuevamente, dando lugar a varias facciones, entre ellas La Nueva Familia Michoacana.

La Nueva Familia Michoacana está dirigida por los hermanos Johnny y José Alfredo Hurtado Olascoaga, conocidos como “El Pez” y “La Fresa”, respectivamente. Este grupo opera en las regiones de Guerrero, Estado de México, Morelos y Michoacán.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos ha sancionado a este grupo por su participación en el tráfico de fentanilo arcoíris, una droga dirigida a incentivar la adicción entre niños y jóvenes.

En un informe de noviembre de 2022, el gobierno de Estados Unidos destacó que La Nueva Familia Michoacana está expandiendo su dominio mediante prácticas de extorsión y tráfico de diversas drogas, incluyendo marihuana, amapola, heroína, cocaína y fentanilo.

Una investigación de Rafael Prieto Curiel, Gian Maria Campedelli y Alejandro Hope posicionó a La Nueva Familia Michoacana como la tercera organización criminal con más miembros activos, superada solo por el Cártel de Sinaloa y el CJNG.

Las narcomantas en Michoacán, firmadas por La Nueva Familia Michoacana, inicialmente fueron interpretadas como una facción distinta. Sin embargo, el entonces fiscal general del estado, José Martín Godoy, indicó que se trataba de la misma organización.

La Nueva Familia Michoacana surgió como una fusión entre Los Viagras y algunos exmiembros de Los Caballeros Templarios, encabezados por Homero González Rodríguez, “alias El Gallito”, sobrino de Nazario Moreno.

A pesar de las declaraciones de las autoridades que casi daban por extinta a La Familia Michoacana, su nombre sigue resonando en varias regiones, como se ha evidenciado a través de múltiples detenciones y declaraciones de criminales.

En esta nota