Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mexico / Guerra Israel-Gaza

Habitantes de Gaza están acorralados al sur del enclave

Voceros de la ONU advierten que el miedo se ha convertido en terror entre los ciudadanos atrapados.

Palestinos viajan en un vehículo mientras huyen de Rafah después de que las fuerzas israelíes lanzaran una operación terrestre y aérea en la parte oriental de la ciudad del sur de Gaza, en medio del conflicto en curso entre Israel y Hamás, en Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, el 8 de mayo de 2024. REUTERS/Hatem Khaled

Gaza.- La situación en Rafah se torna cada vez más crítica debido al bombardeo israelí, que avanza hacia el centro densamente poblado de la ciudad fronteriza.

Voceros de la ONU advierten que el miedo se ha convertido en terror entre los ciudadanos atrapados, quienes buscan desesperadamente escapar sin tener a dónde dirigirse.

Funcionarios del gobierno israelí han reaccionado en contra de una advertencia de Joe Biden, presidente de Estados Unidos, quien señaló que su país no proporcionará armas para un ataque terrestre a gran escala.

Biden expresó su preocupación por el impacto en más de un millón de personas, en su mayoría desplazadas, que se refugian en Rafah, especialmente en tiendas de campaña.

El ejército israelí no ha respondido a las solicitudes de información sobre si avanzará más hacia el oeste de Rafah. Sin embargo, informes desde el terreno indican que los tanques están cerrando el cerco hacia la ciudad devastada por la guerra.

Desde allí, funcionarios de la ONU han declarado que la tierra y los edificios se sacuden con cada impacto explosivo israelí.

Los residentes de Rafah tienen pocas opciones para moverse, ya que desconfían de las zonas seguras sugeridas por Israel debido a los continuos ataques aéreos en toda Gaza.

Muchas personas carecen de los recursos necesarios para evacuar, ya que el combustible es escaso y los precios de los alimentos están aumentando.

Hambruna inminente

La situación humanitaria se agrava con la escasez de alimentos y otros productos básicos, como el azúcar y la leche para bebés, que comienzan a desaparecer de los estantes.

Los intentos de huida se ven obstaculizados por la falta de opciones seguras para refugiarse, incluso si lograran salir de la ciudad.

Las negociaciones en El Cairo para lograr un alto el fuego no ofrecen mucha esperanza para los residentes de Rafah, que temen que la guerra pueda prolongarse aún más.

A pesar de los esfuerzos de los mediadores egipcios y cataríes, muchos desconfían de que se pueda alcanzar un acuerdo que detenga los combates.

Mientras tanto, la ONU informa que decenas de miles de personas han huido de Rafah en los últimos días, buscando refugio en otras áreas de Gaza.

La situación es desesperada para la mayoría de los residentes, que se enfrentan al peligro constante de los bombardeos israelíes.

La comunidad internacional, liderada por Estados Unidos, ha expresado su preocupación por el impacto humanitario de la escalada del conflicto.

Sin embargo, Israel ha reiterado su compromiso de defenderse y ha advertido que ninguna presión internacional impedirá sus acciones para garantizar su seguridad.

En esta nota