Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mexico / T-MEC

El T-MEC cambió el sector alimentario de México

Esto ha generado preocupaciones sobre el impacto en la salud pública, ya que se reducen las opciones de alimentos saludables.

Esto ha generado preocupaciones sobre el impacto en la salud pública, ya que se reducen las opciones de alimentos saludables/Foto: Archivo/Oscar Mireles

CIUDAD DE MÉXICO.- Desde la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (T-MEC), México ha experimentado cambios significativos en su estructura alimentaria. Según Agustín Rojas Martínez, investigador del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM, este cambio ha llevado a un crecimiento exponencial en la oferta y consumo de alimentos ultra procesados y comida rápida, lo que ha generado preocupación por el deterioro de la salud debido a la falta de opciones saludables.

En su conferencia sobre productos ultra procesados y vulnerabilidad alimentaria, Rojas Martínez destacó la desaparición de los mercados públicos, especialmente en la Ciudad de México, que solían ser centros de abastecimiento de alimentos más saludables. Esto se ha traducido en una caída del 34% en los últimos años, lo que refleja un cambio en los hábitos de compra y consumo de la población.

Ante esta situación, el investigador enfatizó la necesidad de revisar el modelo actual de producción y oferta de alimentos en México. Sugirió explorar estructuras regionales que permitan una conexión directa entre productores y consumidores, como una forma de contrarrestar el dominio de los alimentos altamente industrializados en el mercado.

Impacto en la salud pública y economía

Según la Organización Panamericana de la Salud, México lidera tanto en la venta como en el consumo de alimentos ultra procesados, lo que tiene graves repercusiones en la salud pública. Rojas Martínez explicó que estos alimentos responden a una lógica socioeconómica y de producción que prioriza la rentabilidad empresarial, lo que a menudo resulta en la reducción de costos y el aumento de ganancias.

La introducción de tecnología en la producción de alimentos ha facilitado la creación de productos con una vida útil más larga y un manejo más sencillo, lo que los hace más rentables para las empresas. Estos alimentos, además de ser de fácil preparación y consumo rápido, están diseñados para satisfacer las necesidades de los consumidores urbanos.

Control de la industria alimentaria

Rojas Martínez señaló que la industria alimentaria tiene un gran control sobre lo que se ofrece en el mercado, ya que controla tanto la producción como la distribución de alimentos. Esto se evidencia en el predominio de los supermercados, cadenas de comida rápida y tiendas de conveniencia, que están en manos de grupos de la industria alimentaria.

También podría interesarte: México logra posicionarse en el sector manufacturero por el nearshoring; Estados Unidos y China, los principales socios

Esta situación ha llevado a una sobreoferta de alimentos altamente procesados en el mercado, lo que ha condicionado los hábitos de consumo de la población. Actualmente, más del 60% del mercado de alimentos en México está dominado por productos altamente industrializados, lo que limita las opciones de una alimentación saludable para la mayoría de la población.

En esta nota