Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mexico /

La leucemia mieloide aguda ataca a mexicanos más jóvenes, según expertos

Síntomas, diagnóstico y tratamiento de la LMA: la importancia de la detección precoz.

Ciudad de México, 21 abril.- La leucemia mieloide aguda (LMA) está afectando a mexicanos más jóvenes, con una edad media de presentación de 47 años, según informó el hematólogo Sergio Tena. Este dato contrasta con la prevalencia de la enfermedad en mayores de 65 años en otras naciones.

El Día Mundial de la Leucemia Mieloide Aguda, conmemorado cada 21 de abril, sirve como un recordatorio de los desafíos únicos que enfrenta México en la lucha contra esta forma agresiva de cáncer. Con una incidencia de 3,5 casos por cada 100.000 habitantes, la LMA es un cáncer de rápido crecimiento que comienza en la médula ósea y puede diseminarse a otras partes del cuerpo, incluyendo los ganglios linfáticos, el hígado, el bazo, el sistema nervioso central y los testículos.

El hematólogo detalló que, en Estados Unidos, se estima que en 2024 habrá aproximadamente 20.800 nuevos casos y 11.220 muertes por LMA, lo que subraya la gravedad global de la enfermedad. Sin embargo, en México, el diagnóstico tardío sigue siendo un obstáculo significativo, con pacientes esperando en promedio mes y medio para la confirmación de su condición, exacerbado por síntomas inespecíficos que pueden confundirse con otras enfermedades.

No hay un solo síntoma que determine puntualmente que es leucemia, sino que hay presencia de diferentes síntomas y la sospecha inicial se hace al ver una biometría hemática de un paciente y ver que tenga las células blancas muy aumentadas, porque esas son las células malignas”, expuso.

El Dr. Tena enfatiza la importancia de la detección temprana para mejorar las posibilidades de éxito del tratamiento y la calidad de vida de los pacientes. Explicó que la presencia de signos como la disminución de peso, fatiga, fiebre, sudoración nocturna o la falta de apetito generalmente señalan problemas adicionales que, en numerosas ocasiones, se desarrollan junto con este tipo de cáncer y requieren una evaluación temprana por parte de profesionales especializados.

El acceso oportuno al tratamiento es vital para la supervivencia y la calidad de vida de los pacientes. El hematólogo concluye con un mensaje de esperanza y un llamado a la acción: “La leucemia ya no es sinónimo de muerte, cada vez hay más esperanza para estos pacientes, cada vez más opciones. Y hay que impulsar la cultura de la donación altruista, porque estos pacientes muchas veces requieren transfusiones de forma continua y muchas veces es difícil para ellos conseguir la sangre”, concluyó.