Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mexico / Monterrey

Llegan 300 militares a Nuevo León

Son elementos de la Cuarta Región Militar, pertenecientes a la Fuerza de Tarea Regional y provenientes de Tamaulipas.

Zona militar comparte números de denuncia ciudadana tras llegada de tropas a Sonora

Monterrey, Nuevo León.- El reciente hallazgo de al menos 10 cadáveres calcinados en el municipio de Pesquería, Nuevo León, ha desencadenado una respuesta inmediata por parte de las autoridades, quienes han movilizado recursos para garantizar la seguridad y el bienestar de la población afectada.

En respuesta a esta situación, 300 elementos de la Cuarta Región Militar, pertenecientes a la Fuerza de Tarea Regional y provenientes de Tamaulipas, arribaron a Nuevo León para brindar apoyo en las labores de seguridad pública.

Estos efectivos se sumarán a las tareas que llevan a cabo el personal militar de la Séptima Zona Militar y de la Guardia Nacional en el estado, actuando con firmeza y realizando diversas actividades disuasivas y preventivas para contribuir a generar un ambiente de tranquilidad en la población.

Incremento de elementos militares

Se ha anunciado que estas acciones incluirán un incremento en los reconocimientos terrestres, patrullajes de vigilancia y establecimiento de puestos militares de seguridad, especialmente en el municipio de Pesquería, donde ocurrió el trágico suceso.

El Ejército Mexicano y la Guardia Nacional siguen en la lucha contra la delincuencia organizada y en la protección de los ciudadanos.

Por otro lado, el caso del hallazgo de los cadáveres indica que el vehículo calcinado encontrado en el lugar pertenecería a un radiólogo reportado como desaparecido desde hace un mes.

El encargado del despacho de la Fiscalía General del Estado, Pedro Arce Jardón, informó que el vehículo Honda tipo Odyssey modelo 2004 y color oro, coincide con el automóvil que conducía el médico Ricardo Lozano, desaparecido desde el 21 de febrero en San Nicolás de los Garza.

Sin embargo, se aclara que las identidades de los cuerpos encontrados aún son desconocidas, y se están llevando a cabo más investigaciones para determinar la conexión entre el vehículo y las personas desaparecidas.

En tanto, el camino de terracería cercano a la carretera al Ojo de Agua, donde se encontraron los cadáveres y el vehículo, permanece bajo resguardo de las autoridades, quienes continúan trabajando en la recolección de evidencias y el esclarecimiento de los hechos.

En esta nota