Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mundo / Guerra Israel-Gaza

Netanyahu rechaza duras críticas de EU y reafirma su intención de continuar la guerra hasta vencer a Hamás

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, acusó a Netanyahu de perjudicar a Israel debido al gran número de muertes civiles en Gaza.

Netanyahu rechaza duras críticas de EU y reafirma su intención de continuar la guerra hasta vencer a Hamás

ISRAEL.- El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, arremetió este domingo contra la creciente crítica de Estados Unidos contra su liderazgo en medio de la devastadora guerra con Hamás, y aseguró que la presión internacional que recibe no detendrá a Israel de lograr una “victoria total”.

En los últimos días, altos funcionarios de Estados Unidos -el aliado más firme de Israel que ha brindado apoyo militar y diplomático clave- han expresado públicamente su frustración con Netanyahu y su gobierno.

EU acusa a Netanyahu de “haber perdido el rumbo”

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, acusó a Netanyahu de perjudicar a Israel debido al gran número de muertes civiles en Gaza.

El líder de la mayoría del Senado de Estados Unidos, Chuck Schumer, quien también es el funcionario judío de más alto rango en el país y un firme partidario de Israel, instó a Israel a celebrar nuevas elecciones, diciendo que Netanyahu había “perdido el rumbo”. Biden expresó apoyo por lo que llamó el “buen discurso” de Schumer.

Estados Unidos también ha expresado preocupación por un asalto planeado por Israel a la ciudad sureña de Rafah en Gaza, donde alrededor de 1.4 millones de palestinos desplazados se están refugiando, y apoyo para una nueva ronda de conversaciones destinadas a asegurar un alto el fuego a cambio del regreso de los rehenes israelíes tomados en el ataque de Hamas el 7 de octubre.

No se esperaba que la delegación israelí a esas conversaciones partiera hacia Catar hasta después de las reuniones del domingo por la noche del Gabinete de Seguridad y el Gabinete de Guerra, que darán instrucciones para las negociaciones.

Netanyahu reafirma sus intenciones sobre vencer a Hamás

A pesar de las conversaciones, Netanyahu dejó claro que no tenía planes de retroceder en la lucha que ha matado a más de 31,000 palestinos, según funcionarios de salud locales.

Han pasado más de cinco meses desde que el ataque de Hamás en el sur de Israel mató a 1,200 personas y dejó a otras 250 como rehenes en Gaza.

Netanyahu dijo que convocar a una elección ahora, que las encuestas muestran que perdería fácilmente, obligarían a Israel a detener la lucha y paralizarían el país durante seis meses.

Si detenemos la guerra ahora, antes de que se logren todos sus objetivos, esto significa que Israel habrá perdido la guerra, y esto no lo permitiremos. Por lo tanto, no podemos, y no lo haremos, ceder a esta presión”, dijo.

Si bien la crítica internacional estaba dirigida principalmente a Netanyahu y su liderazgo, su declaración la pintó como un ataque más amplio a Israel.

Ninguna presión internacional nos detendrá para lograr todos los objetivos de la guerra: eliminar a Hamas, liberar a todos nuestros rehenes y asegurar que Gaza nunca más constituya una amenaza para Israel”, dijo.

Netanyahu también reiteró su determinación de atacar a Hamás en Rafah y dijo que su gobierno aprobó planes militares para tal operación.

Operaremos en Rafah. Esto tomará varias semanas y sucederá”, dijo.

Alon Pinkas, excónsul general israelí en Nueva York y crítico abierto de Netanyahu, dijo que los comentarios del primer ministro encajan con sus esfuerzos por encontrar a alguien más a quien culpar si Israel no logra su objetivo de destruir a Hamás.

Él está buscando a propósito un conflicto con Estados Unidos para que pueda culpar a Biden”, dijo Pinkas.

Ambos lados tienen algo que ganar políticamente con la disputa.

La administración Biden está bajo una presión creciente de los demócratas progresistas y algunos partidarios árabe-americanos para frenar la guerra de Israel contra Hamas. Netanyahu, mientras tanto, quiere mostrar a su base nacionalista que puede resistir la presión global, incluso de aliados cercanos de Israel.

Pero la presión también viene de casa, con miles de personas protestando nuevamente en Tel Aviv el sábado por la noche contra el gobierno de Netanyahu y pidiendo nuevas elecciones y un acuerdo para liberar a los rehenes restantes.

La ofensiva de Israel ha obligado a la mayoría de los 2.3 millones de habitantes de Gaza a abandonar sus hogares. Según la ONU, una cuarta parte de la población de Gaza está pasando hambre.

Los envíos por aire de Estados Unidos y otras naciones continúan, mientras que las entregas en una nueva ruta marítima han comenzado, pero los grupos de ayuda dicen que se necesitan más rutas terrestres y menos restricciones israelíes para satisfacer las necesidades humanitarias de manera significativa.

El Ministerio de Salud de Gaza dijo que al menos 31,645 palestinos han muerto en la guerra. El ministerio no hace diferencias entre civiles y combatientes en su recuento, pero dice que las mujeres y los niños constituyen dos tercios de los muertos.

El Ministerio de Salud dijo el domingo que los cuerpos de 92 personas muertas en el bombardeo de Israel habían sido llevados a hospitales en Gaza en las últimas 24 horas. Los hospitales también recibieron 130 heridos, dijo.

Al menos 11 personas de la familia Thabet, incluidos cinco niños y una mujer, murieron en un ataque aéreo en la ciudad de Deir al-Balah, en el centro de Gaza, según la Sociedad de la Media Luna Roja Palestina y un periodista de Associated Press. El cuerpo de un bebé yacía entre los muertos.

También te puede interesar: Esta es la propuesta de tregua de Hamás; incluye el fin de la guerra y la liberación de rehenes

Temas relacionados