Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mexico / Xóchitl Gálvez

Xóchitl Gálvez menciona que el crimen organizado tiene poder de elegir a sus representantes en México

Llamando “narcoelecciones” a un proceso electoral donde afirma, la ilegalidad puede “meter mano”, la candidata exhorta a sus contrincantes políticos a realizar una serie de aclaraciones sobre diversos temas pertinentes a las elecciones del 2 de junio del 2024.

Xóchitl Gálvez, candidata de la coalición opositora ‘Fuerza y Corazón por México’, ha levantado la voz para denunciar la existencia de lo que ella denomina “narcoelecciones”.

En una reciente “conferencia de la verdad”, Gálvez destacó la peligrosa realidad en la que ciertas regiones mexicanas ven cómo la criminalidad decide el rumbo de elecciones locales, designando alcaldes y diputados.

La candidata subrayó la importancia de las revelaciones de medios estadounidenses como ProPublica y The New York Times, quienes han investigado posibles vínculos entre el narcotráfico y la política mexicana.

Dichas investigaciones incluyen alegatos sobre presuntos lazos entre el actual presidente, Andrés Manuel López Obrador, y grupos criminales para financiar sus campañas electorales.

Gálvez hizo hincapié en la gravedad de las acusaciones contra el presidente, señalando que estas tocan la raíz misma de la democracia mexicana y su integridad electoral desde 2006 hasta 2018.

La candidata exhortó a López Obrador a ser congruente y emprender pesquisas que aclaren su responsabilidad, recordándole que, aunque el Gobierno de Estados Unidos no tenga una investigación actual, no significa que no haya ocurrido en el pasado.

Investigación sobre campañas pasadas

La política de oposición cuestionó la aparente falta de investigación por parte del presidente, comparando la rapidez con la que se han iniciado pesquisas judiciales contra opositores en el pasado con la situación actual.

Gálvez demandó al mandatario mexicano que profundice en la dimensión de la corrupción dentro de su gobierno.

Ante la proximidad de la jornada electoral del 2 de junio, la más grande en la historia de México con más de 20,700 cargos públicos en juego, Gálvez propuso un “pacto de civilidad” entre los tres candidatos presidenciales.

El objetivo de este pacto sería evitar la infiltración de dinero ilícito en las campañas, subrayando la necesidad de certeza en el origen de los recursos utilizados.

Finalmente, la candidata criticó a su contendiente y actual favorita en las encuestas, Claudia Sheinbaum, por no conocer el origen de los recursos utilizados en sus promocionales.

Por último, Gálvez advirtió sobre la posibilidad de que el crimen organizado esté involucrado en la financiación de la candidatura de Sheinbaum, instándola a investigar y garantizar la transparencia en su campaña.

En esta nota