Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mexico / Tren Maya

Retienen trabajadores del Tren Maya a activistas con evidencia de daño ambiental en QR

Tras la prohibición, dos de ellos alcanzaron a salir en otro vehículo y denunciaron lo ocurrido, mientras que a los dos restantes les impidieron abandonar el lugar y los amedrentaron

Retienen a activistas con evidencia de daño ambiental del Tren Maya. // Foto: Especial/El Universal

CANCÚN, QR.- Un grupo de cuatro activistas que investigaban la tala de árboles y el aprovechamiento de la madera en las construcciones del Tramo 5 Sur del Tren Maya fue detenido y amenazado por el personal de la empresa, impidiéndoles salir de la zona durante un tiempo.

Los hechos se dieron cerca del sistema de cavernas Aktun T’uyul, donde se está erigiendo un viaducto para elevar la vía férrea y donde se procesa la madera de los árboles talados, convirtiéndola en aserrín.

Te puede interesar: Activistas denuncian contaminación por derrame de cemento del Tren Maya en las cuevas de Quintana Roo

Guillermo D’Christy, hidrólogo; José Urbina, espeleobuzo; Talisman, activista de Cenotes Urbanos, y Valentina, una videodocumentalista marina, estaban en el área registrando el progreso de los trabajos. Sin embargo, cuando intentaron salir, se les prohibió hacerlo.

Dos de ellos alcanzaron a salir en otro vehículo y dieron la voz de alerta sobre lo ocurrido, mientras que a D ‘Christy y a Urbina les impidieron abandonar el lugar.

Después de un rato de dialogar y tratar de explicar su presencia en la zona, fueron liberados, no sin antes ser amedrentados, específicamente por una persona que, a diferencia del resto del personal, se tornó agresiva.

Al salir del lugar, Urbina relató lo sucedido a el periódico capitalino El Universal, resaltando que el encuentro con el personal del tramo entero -de Cancún a Tulum- generalmente ha sido cordial.

“Hoy fuimos específicamente de los árboles que no se iban a cortar y que están pudriéndose en el Tramo, y los están convirtiendo en aserrín. Tienen una máquina enorme“, dijo.

Nuestra intención nunca ha sido molestar a los trabajadores, porque entendemos que no son los responsables del proyecto. Les explicamos lo que hacemos y algunos lo entienden. Hoy, no fue tan fácil. Llegó un grupo de personas a preguntarnos qué hacíamos y no les gustó”.

Urbina detalló que mientras se daba el diálogo, llegó un personaje más violento a amenazarles.

Yo les pedí que llamaran a la Profepa, que por favor lo hicieran; que llamaran a las autoridades. Ojalá venga Profepa, ojalá venga Semarnat, se baje ‘Mara’ y el presidente al Tramo, porque lo que siempre hemos querido es que vean lo que está pasando”.

“No hicieron eso. Esta persona violenta se fue. Hablando con los encargados de seguridad y gente de la constructora logramos salir sin más contratiempo. Yo entiendo que ellos están haciendo su trabajo, lo respeto, pero ellos tienen que entender que estamos defendiendo nuestro hogar”, subrayó.

La defensa de cenotes, cuevas y cavernas

El buzo de cuevas explicó que esa defensa no es nueva y data de años atrás.

Como ejemplo, manifestó que mientras ellos documentaban en el trazo del Tren, 45 voluntarios de los grupos “Cenotes Urbanos”, “EcoCaribe” y “Ecobahia”, realizaron la limpieza de un importante cenote llamado “Los Aluxes”, en Puerto Aventuras.

Durante poco más de dos horas, recogieron de la cueva seis llantas, dos kilos de plástico, sillas de plástico, PET, botellas de vidrio, 7 tubos de PVC, 4 lámparas, 3 kilogramos de aluminio, 340 kilogramos de basura en general, haciendo un total de 626 kilos de desperdicios, que incluyeron hasta tazas de baño.

La cueva “Aluxes” fue explorada por una expedición liderada por Peter Sprouse y es de grandes dimensiones, explicó por separado el biólogo Roberto Rojo, fundador de Cenotes Urbanos, dedicado a la divulgación de la Ciencia y la exploración y redignificación de las cuevas, cenotes y cavernas.

Fue una actividad increíble. Nosotros varias veces al mes hacemos limpieza de cuevas y hace mucho tiempo que ya no le llamamos limpieza, sino redignificación, porque no se trata de ir y sacar la basura y ya.

“Tratamos de devolverle la dignidad a estos espacios que han estado durante miles de años de una forma y de pronto los convertimos en basureros y drenajes, entonces eso no está bien…”, expresó.

En esta nota