Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mexico / Luis Donaldo Colosio

AMLO habla sobre el caso Colosio mencionándolo como crimen de Estado

En su conferencia de prensa, destacó que aunque el hijo de Colosio pueda ya no querer involucrarse en el caso, se trata de un asunto de Estado y se comprometió a no cerrar la investigación.

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha expresado su firme posición a favor de continuar las investigaciones en el caso del asesinato del ex candidato presidencial Luis Donaldo Colosio.

En respuesta a una reciente resolución judicial que desestimó la acusación de un segundo tirador, el presidente afirmó que en un crimen de estado no se puede dar vuelta de hoja.

López Obrador también se pronunció sobre la solicitud del hijo de Luis Donaldo Colosio, quien pidió el indulto para Mario Aburto, único detenido por el magnicidio. Sin embargo, el presidente descartó la posibilidad de conceder un indulto y enfatizó la importancia de ampliar la indagatoria.

En su conferencia de prensa, destacó que aunque el hijo de Colosio pueda ya no querer involucrarse en el caso, se trata de un asunto de Estado y se comprometió a no cerrar la investigación.

El mandatario señaló que, según las investigaciones de la Fiscalía General de la República, el segundo tirador estaba vinculado al extinto Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) y operaba bajo las órdenes de Genaro García Luna.

Impunidad ante crímenes políticos

López Obrador enfatizó que no permitirá la impunidad y que es importante esclarecer el crimen que, según la fiscalía, tiene una conexión con una institución del Estado.

Frente a las preguntas sobre el caso, Obrador optó por difundir el comunicado de la Fiscalía General de la República (FGR), en el que se anuncia la impugnación de la decisión del juzgado para que se investigue la hipótesis del segundo tirador.

Destacó que esta situación no es trivial, ya que en caso de que solo fuera Mario Aburto el asesino, podría considerarse una decisión personal. Sin embargo, la presencia de un segundo tirador cambia la connotación del caso.

El presidente subrayó que la Fiscalía sostiene que Genaro García Luna, quien trabajaba en el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN), está involucrado en el intento de rescatar a Aburto. Este detalle, según López Obrador, es crucial y no debe pasarse por alto. En su intervención, detalló los puntos clave destacados en el comunicado de la FGR.

López Obrador enfatizó la gravedad del crimen, que tuvo un impacto significativo en el país, y subrayó la importancia de no permitir la impunidad en casos de esta naturaleza. Hizo hincapié en que la no repetición de crímenes tan serios es esencial y destacó que se trata de un asunto que afecta la estabilidad política y la violencia en todo el país. En su conclusión, reiteró que ningún crimen debe quedar impune, especialmente cuando se trata de un líder político y candidato a la Presidencia.

En esta nota