Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mexico / Migracion

Hasta 40 mil dólares pagan migrantes a “coyotes” por amparos para no ser deportados de México

El representante de Migración en el estado, fronterizo con California (EU), explicó que por lo regular estos amparos se promueven en Tabasco, Veracruz y otras entidades del centro del país.

Migrantes hacen fila para solicitar un proceso de asilo en Estados Unidos, el 25 de enero de 2024 en el paso fronterizo del Chaparral en Baja California (México). EFE/Joebeth Terríquez

Autoridades en la frontera norte de México alertan de que al menos 8 mil migrantes al mes pagan hasta 40 mil dólares a los coyotes (traficantes) por un “paquete de amparos”, con el que les prometen protegerlos de la deportación para un libre tránsito por el país.

David Pérez tejada, titular del Instituto Nacional de Migración (INM) en Baja California, dijo en una entrevista con EFE que el número de personas que llegaron con estos amparos subió el último trimestre de 2023, con una tendencia mensual de 8 mil amparados en promedio, es decir, unas 300 personas por día.

El representante de Migración en el estado, fronterizo con California (EU), explicó que por lo regular estos amparos se promueven en Tabasco, Veracruz y otras entidades del centro del país.

Ahí, los coyotes los atrapan con la idea de un paquete “todo incluido” para llegar hasta ciudades fronterizas, como Tijuana, y de ahí cruzar de forma irregular a Estados Unidos.

Detalló que algunas personas desde que cruzan la frontera sur de México “ya vienen con esta especie de paquete, como si fuera una agencia de viajes”.

Ellos ya traen desde su país de origen a dónde los van a volar, qué selva van a cruzar y (la promesa) que van a cruzar irregular la frontera, pero con su amparo”, sostuvo.

Agregó que estos paquetes incluyen un billete de avión desde Tapachula, en el límite con Guatemala, o desde Ciudad de México hasta Tijuana.

Una vez que llegan a esta ciudad fronteriza, relató, muestran el amparo para su libre tránsito para que un “supuesto taxista o Uber los dirija a una casa de seguridad o punto para alojarlos por 24 horas o menos y que al día siguiente ya estén cruzando hacia Estados Unidos”.

En esta nota