Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mexico / Guerrero

Crisis de violencia en el estado de Guerrero alerta a los ciudadanos

CHILPANCINGO, Guerrero.- El sur de México, específicamente la sierra de Chilpancingo en Guerrero, fue testigo de un enfrentamiento entre habitantes locales y el Ejército Mexicano. La confrontación se produjo después de que los residentes solicitaron ayuda ante la irrupción de un grupo armado que generó caos en la comunidad de Coacoyulillo. Según los informes, este grupo atacó, en vehículos y casas, y golpeó a varios habitantes.

Los pobladores de Coacoyulillo, ubicados a unos 95 kilómetros de la capital, Chilpancingo, detallaron que durante la noche del jueves y la madrugada del viernes, un grupo armado ingresó a la localidad disparando contra viviendas. En el ataque, se incendiaron cinco vehículos y se intentó prender fuego a cuatro casas, lo que resultó con daños parciales. Además, al menos seis hombres fueron agredidos, incluido uno de 80 años. También se informó que los atacantes mataron a una vaca y bloqueando la carretera derribando un árbol para impedir el paso.

Ante esta situación, los habitantes pidieron auxilio, pero no recibieron respuesta, lo que llevó a un enfrentamiento posterior con el Ejército Mexicano cuando intentaron ingresar a la comunidad. La situación resalta la vulnerabilidad de las comunidades ante la violencia generada por grupos armados en diversas regiones de México y la necesidad de respuestas efectivas por parte de las autoridades para garantizar la seguridad de la población.

Según dijeron, durante el ataque acudieron a pedir ayuda a una base de operaciones militar ubicada en la comunidad de Ocotito, en donde se negaron a subir a esa zona serrana.

La tarde de este viernes intentó ingresar a la zona un convoy del Ejército sin embargo los pobladores les impidieron el paso con palos y machetes, visiblemente molestos por la inacción denunciada.

Los denunciantes aseguraron que durante su retirada el grupo armado se enfrento con otro grupo, en el camino que conecta esa comunidad con Jaleaca de Catalán en donde quedaron las camionetas baleadas, además de la versión no confirmada de al menos seis muertos.

Al respecto la Fiscalía General del Estado (FGE) informó que de oficio abrió una carpeta de investigación por el delito de homicidio calificado, sin precisar un número.

”Personal de la Policía Investigadora Ministerial y peritos de esta institución, se trasladan al lugar para realizar las primeras investigaciones de campo y el procesamiento del lugar de los hechos, que permitan establecer fehacientemente el número de víctimas”, indicó.

Informó que instalará un Ministerio Público en el sitio para recabar las denuncias correspondientes y continuar las investigaciones complementarias.

Crisis de violencia en Guerrero

Esta nueva incursión se da en un contexto de violencia criminal que se ha desatado distintas regiones de Guerrero, principalmente en comunidades de la sierra, por la disputa del control.

Esta semana en Taxco de Alarcón, municipio de la zona Norte, se paralizó el transporte público, escuelas y algunos comercios por amenazas del crimen organizado, como ha ocurrido en Acapulco y Chilpancingo.

Los hechos revelan una crisis de violencia en Guerrero, donde apenas el 6 de enero un tiroteo dejó 13 muertos en un palenque, donde ocurren las peleas de gallos, en el municipio de Petatlán.

Ese mismo día, la Fiscalía estatal inició una investigación por la aparición de cinco cuerpos calcinados tras un presunto enfrentamiento en el municipio de Heliodoro Castillo, en lo que calificó como una confrontación de grupos criminales.

La violencia por disputas del crimen organizado se ha agudizado desde el año pasado en Guerrero, que ocupa el séptimo lugar nacional en número de homicidios, con 1.688 asesinatos en 2023, según reveló este martes la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC).

En esta nota