Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mexico / Narcotráfico

México exige investigación sobre el uso de armamento militar estadounidense por parte de cárteles de drogas

El gobierno mexicano busca respuestas ante el preocupante aumento del uso de armas militares estadounidenses por parte de cárteles de drogas.

CIUDAD DE MÉXICO.- México solicita una investigación urgente sobre cómo armas de grado militar estadounidenses se están encontrando cada vez más en manos de carteles de drogas mexicanos, dijo el lunes la principal diplomática de México.

El ejército de México está encontrando ametralladoras alimentadas por cinturón, lanzacohetes y granadas que no se venden para uso civil en Estados Unidos.

El Departamento de Defensa (mexicano) ha advertido a Estados Unidos sobre armas que ingresan a México y que son de uso exclusivo del ejército estadounidense”, dijo la Secretaria de Relaciones Exteriores, Alicia Bárcena. “Es muy urgente que se lleve a cabo una investigación al respecto”.

En junio, el ejército mexicano informó que había incautado 221 ametralladoras totalmente automáticas, 56 lanzagranadas y una docena de lanzacohetes a los cárteles de drogas desde finales de 2018.

El armamento estadounidense de grado militar, del cual los cárteles han presumido abiertamente en las redes sociales, representa un desafío especial para el ejército mexicano, que ya enfrenta cárteles que operan vehículos blindados caseros y drones que lanzan bombas.

En junio, el Secretario de Defensa, Luis Cresencio Sandoval, dijo que se encontraron cinco lanzacohetes en posesión del cártel Jalisco Nueva Generación, cuatro fueron incautados al cártel rival de Sinaloa y otros tres fueron confiscados a otros cárteles. Sandoval no especificó si las armas provenían de los arsenales militares estadounidenses.

Ken Salazar, embajador de Estados Unidos en México, confirmó el lunes que funcionarios mexicanos habían mencionado el problema en reuniones la semana pasada, y aunque no estaba al tanto del problema, prometió que Estados Unidos lo investigaría.

Vamos a investigarlo, estamos comprometidos a trabajar con la Sedena (Departamento de Defensa de México) para ver qué está sucediendo”, dijo Salazar.

Existen varias posibles rutas por las cuales las armas podrían haber llegado a México. Centroamérica estuvo inundada de armas estadounidenses durante los conflictos de la década de 1980, las armas de grado militar a veces desaparecen de los almacenes en Estados Unidos, y algunos fabricantes que venden armas al ejército estadounidense también podrían haberlas vendido en el extranjero o en el mercado negro.

Aunque el ejército y los marines mexicanos aún tienen una mayor capacidad de fuego, el armamento de los cárteles a menudo supera al de otras ramas de la aplicación de la ley mexicana.

México ha tenido durante mucho tiempo un problema con rifles semiautomáticos permitidos para uso civil en Estados Unidos que se introducen de contrabando en México, donde solo se permiten armas de bajo calibre y están estrictamente reguladas.

Gana México apelación contra tráfico de armas

México ha emprendido acciones legales contra fabricantes de armas y tiendas de armas estadounidenses, argumentando que contribuyen a la violencia.

Este lunes, un tribunal de apelaciones en Boston, Massachusetts, le otorgó a México una victoria en una de esas acciones, reviviendo una demanda de $10 mil millones contra siete fabricantes de armas estadounidenses y un distribuidor. México argumentó que las empresas sabían que las armas se vendían a traficantes que las contrabandeaban a México y decidieron lucrarse con ese mercado.

En 2022, un juez federal estadounidense desestimó las reclamaciones de México basándose en la amplia protección proporcionada a los fabricantes de armas por la Ley de Protección del Comercio Lícito de Armas, o PLCAA, de 2005. La ley protege a los fabricantes de armas de daños “resultantes del uso criminal o ilícito” de un arma de fuego.

Te puede interesar: México gana apelación contra el tráfico de armas: Revisarán demanda contra fabricantes

México apeló esa decisión y el lunes, la Corte de Apelaciones del Primer Circuito de Estados Unidos revivió la demanda, señalando que la PLCAA no se aplicaba a las afirmaciones de que las armas causaron muertes, daños y lesiones en México. El tribunal de apelaciones devolvió el caso al tribunal inferior para considerar los hechos del caso.

El gobierno mexicano estima que el 70% de las armas traficadas a México provienen de Estados Unidos, según el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Planean sanciones en el traslado de migrantes

También el lunes, al describir las conversaciones de la semana pasada con funcionarios estadounidenses, Bárcena dijo que Estados Unidos planea anunciar sanciones contra aerolíneas y empresas de transporte que trasladan a migrantes a Sudamérica y Centroamérica y a través de México hacia la frontera estadounidense.

Estados Unidos dijo que iba a imponer sanciones a las empresas de transporte irregular de migrantes en América del Sur y Central, y quieren que hagamos lo mismo”, dijo Bárcena. “La Secretaría de Gobernación (mexicana) va a convocar a las empresas de autobuses y aerolíneas, pero no queremos que actúen de manera unilateral”.

México, mientras tanto, quiere que se realicen cambios en la aplicación móvil CBP One de Estados Unidos para solicitantes de asilo para permitir citas desde regiones más al sur, evitando un acumulamiento de migrantes que se dirigen a las ciudades fronterizas del norte de México.

En esta nota