No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Imagen de Antonio Medina de Anda

Antonio Medina de Anda

Agonía escolar

No recordamos si sucedió en el sexenio del vende patrias Ernesto Zedillo o aconteció durante el desquiciado de Vicente Fox que Fidel Castro, a pregunta expresa, afirmó que los estudiantes mexicanos “identifican mejor a las celebridades de Disney que a sus propios héroes…” en efecto; el cubano apoyado en sondeos elaborados por pedagogos latinoamericanos aseveraron que, por ejemplo, Daisy, Rico MacPato o Mickey Mouse, entre otras monerías gringas, eran más identificados por nuestra comunidad estudiantil que los propios Miguel Hidalgo, Juárez o Zapata.

Por Antonio Medina de Anda

-

Derecha macabra

De cierto modo la historia de la humanidad ha plasmado que la derecha, y fieles conservadores, acabaron convirtiéndose en herramienta espiritual y material creada y recreada sobre el mundo terrenal aunque, obviamente, bajo el aterrorizante designio de condena a quien tuviera la osadía de insubordinarse a la ley de Dios, es decir, a la maquinación del llamado Estado Vaticano tramado, fiscalizado y operado por personajes que siendo comunes y corrientes se reclaman seleccionados del montón plebeyo para, sobre dicha fábula o devoción, poder usufructuar la supremacía de salvar vidas ante el reto inducido por el insufrible infierno y demonios.

Por Antonio Medina de Anda

-

Círculo vicioso

Por encima de cualquier ordenamiento jurídico creado por el Estado mexicano para que todo gobierno regule los derechos y obligaciones ciudadanas, los sujetos, por naturaleza, en parte han determinado su comportamiento por medio de costumbres las que muchas de ellas, por imitación, terminan plagiadas hasta un punto donde el individuo, insistimos, se apropia, de prácticas, hábitos, usos y rutinas que contraídas en la calle determinan el temperamento no solo personal sino, incluso, grupal dando al traste con los “intachables” prototipos éticos, morales o cívicos fomentados por el aparato  ideológico público y privado ( escuela, iglesia, familia, reglamentos ).

Por Antonio Medina de Anda

-

Amuletos derechistas

Basados en la temporalidad histórica registramos que los mexicanos resistieron, aparte del motín cristero, un siguiente ensayo golpista urdido, financiado y guiado por la derecha durante la presidencia del General Lázaro Cárdenas (1934 -40 ).

Por Antonio Medina de Anda

-

Con el paso del tiempo

Sin demeritar el modo de ver económico aportado por rigurosos analistas, la coyuntural pandemia diseminada a lo largo y ancho del país viene propagando, quiérase o no, una catarata de opiniones que barnizadas con recomendaciones, censuras y hasta juicios de valor surcan a través  de todos los medios posibles confundiendo y alarmando al miedo que ya de por si  abarrota a miles.

Por Antonio Medina de Anda

-

Semillero de corrupción

Concluida la llamada Revolución mexicana las corrientes político-militares vencedoras fijaron como principal tarea dotar al país de una nueva Constitución capaz de plasmar, entre otras aspiraciones, la justicia social y palancas materiales a desarrollar destacando, en el corto y mediano plazo, los  medios  y fines económicos a salvaguardar para el “bien del pueblo y la patria” concretándose, con puntual transparencia (Constituyente de 1917) que la “riqueza del suelo y subsuelo serán propiedad de la nación” lo que demandaba la rectoría del Estado sobre la industria estratégica futura.

Por Antonio Medina de Anda

-

AMLO, el estadista

Como todo evento político no cotidiano; en cuanto AMLO anunció reunirse con el racista Trump desbordó una catarata de sentires que oscilaron  de la conjetura al juicio de valor sin desdeñar el insulto, que inducido o espontáneo, por los resultados conocidos los nebulosos autoproclamados analistas como el vocerío adverso al Presidente divagaron en las prevenciones de lo que presumieron resultaría y nunca ocurrió, al contrario, restando las estimaciones matraquearas de los aburridos de la 4T  existen supuestas valoraciones de rigor que definen de positiva la visita presidencial a Washington.

Por Antonio Medina de Anda

-