Policiaca

“Va a ser por las buenas o por las malas”; narra víctima de violación

El acusado de violar a una joven que conoció por Facebook fue vinculado a proceso y quedó en prisión preventiva

Avatar del

Por Saúl Martínez

“Va a ser por las buenas o por las malas”; narra víctima de violación(Saúl Martínez)

“Va a ser por las buenas o por las malas”; narra víctima de violación | Saúl Martínez

MEXICALI, Baja California.- “Se puso raro y grosero, me pidió tener relaciones sexuales y le dije que no, me dijo que iba a ser por las buenas o por las malas y me arrebató el celular”, narró la víctima de violación en su declaración leída durante la audiencia inicial este miércoles por la tarde.

El joven imputado por estos hechos quedó vinculado a proceso con las pruebas presentadas por la Fiscalía y se le impuso la medida cautelar de prisión preventiva, mientras que el plazo de investigación complementaria se fijó en 4 meses.

La audiencia de este miércoles, programada para poco después del mediodía, inició con un retraso de casi una hora en la Sala 4 del Centro de Justicia de Río Nuevo en Mexicali, presidida por el Juez de Control, Luciano Angulo Espinoza.

La fiscal, Paulina Ibarra Barrón, presentó ante el Juez las pruebas para solicitar la imputación del cargo de violación, así como la vinculación a proceso en la misma audiencia y la imposición de las medidas cautelares.

Durante la presentación de las pruebas, la fiscal leyó la declaración ministerial de la víctima, una joven de 19 años de edad, a quien el acusado había conocido dos meses atrás a través de Facebook.

De acuerdo a la víctima, sostuvieron conversaciones esporádicas a través de esta red y posteriormente, al intercambiar números telefónicos, pudieron seguir a través de Whatsapp, también de manera ocasional.

Apenas tres semanas antes del ataque, se vieron en persona en una taquería por la calzada Anáhuac, revela en la declaración, pero el pasado 6 de septiembre quedaron de verse en casa de imputado, quien trabaja en una empresa refresquera.

El ataque

A través de mensajes, ambos quedaron de verse el día 6 de septiembre cerca de la medianoche. La víctima salió a casa de una amiga y posteriormente, cuando fue llevada a su casa por un amigo durante las primeras horas del día siguiente, pidió un servicio de transporte Didi.

La joven se dirigió a la colonia Carranza, en un domicilio sobre la avenida 79, donde encontró al hoy imputado en el patio de su casa; el joven la invitó a pasar y a que lo esperara a que se bañara, pues recién había salido de trabajar.

Al cabo de unos minutos, el imputado salió de bañarse y le pidió que lo acompañara a la recámara, donde estaba la refrigeración encendida. Tras platicar por varios minutos, el ambiente comenzó a enrarecerse, señaló la víctima.

“Se puso raro y grosero, me pidió que tuviéramos relaciones sexuales y le dije que no, entonces me dijo que iba a ser por las buenas o por las malas, me dijo que dejara el celular y me lo arrebató”, agregó en su declaración.

De lo narrado por la fiscal, el imputado la obligó a desvestirlo y tras someterla moral y físicamente, la violó de tal manera que le provocó lesiones en sus partes íntimas y un sangrado, además de asfixiarla con sus manos durante estos hechos.

Denuncia

Al finalizar, la joven sangraba y se dirigió al baño. “El imputado incluso la obligó a limpiar la sangre que había dejado ahí, mientras él quitó las cobijas y el cobertor de la cama”, explicó en audiencia la fiscal.

El imputado dejó que la víctima se marchara, no sin antes verificar que la ruta del servicio Didi que había solicitado, fuera a su casa, sin embargo, el conductor de esta plataforma que la atendió, se dedicó a ayudarla, llevarla a las instalaciones de la PGJE y pedir una ambulancia.

A las 09:00 horas de ese día, los padres de la joven recibieron una llamada del Hospital Materno Infantil, donde les informaron que su hija se encontraba internada, que había sido sometida a cirugía y que había sido víctima de violación.

Rastros del cateo

Como resultado de la investigación, la fiscal solicitó una orden de cateo en la casa del imputado en la colonia Carranza, que se llevó a cabo la noche del 9 de septiembre, para recabar más pruebas de lo ocurrido.

En el interior del domicilio, relató la fiscal, se encontraron manchas de sangre en la cama, salpicaduras de sangre en el baño, papel sanitario con rastros de sangre y una cobija en la parte posterior de la casa, cuya descripción coincide con la que brindó la víctima.

La fiscal expuso también los dictámenes médicos que certificaban las heridas por violación que requirieron de sutura, análisis periciales y de criminalística, los cuales, ninguno, fue debatido por el defensor público.

Prisión preventiva

En la misma audiencia en la que se le imputaron los cargos se solicitó la vinculación a proceso, la cual fue concedida por el Juez ante las pruebas presentadas por la fiscalía y la falta de alegatos de la defensa.

Amigos y familiares del imputado se encontraban en la sala y varios de ellos rompieron en llanto cuando el Juez leyó su resolución y determinó que pasaría el tiempo que dure el proceso, en prisión preventiva.

El Juez concedió un plazo de cuatro meses para las investigaciones complementarias, como entrevistas, exámenes forenses y determinar el grado de afectación psicológica de la víctima, entre otros.

El Expediente

Causa Penal: 4555/2019

NUC: 2-2019-33290

Imputado: Brayan “N”

Víctima: Joven de 19 años

Fiscal: Paulina Ibarra

Defensor: Lauro Vizcarra

Juez: Luciano Angulo Espinoza 

En esta nota
  • Violación

Comentarios