No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Policiaca

Mandan hasta 70 mujeres a refugios por sufrir agresiones

La coordinadora de la UVI señala que a pesar del aumento de reportes, aún hay una alta “cifra negra”.

Avatar del

Por Nicolle De León

Mandan hasta 70 mujeres a refugios por sufrir agresiones(Archivo)

Mandan hasta 70 mujeres a refugios por sufrir agresiones | Archivo

MEXICALI, B.C.- Hasta 70 mujeres suelen ser canalizadas a refugios debido al riesgo que representa estar en sus propios hogares, luego de que son atendidas en la Dirección de Seguridad Pública de Mexicali (DSPM).

Cruz Amelia Ahumada Luna, coordinadora de la Unidad de Violencia Intrafamiliar (UVI ) de la DSPM, precisó que en un año, llegan a canalizar hasta 70 mujeres víctimas de violencia. La coordinadora señaló que las denuncias de violencia contra la mujer han venido creciendo, sin embargo el 30% de los reportes no los hacen ellas mismas, sino personas que lo presenciaron, ya sean vecinos, amigos o familiares.

“Tres de cada diez llamadas por violencia contra la mujer son de vecinos o familiares, muchas veces la misma víctima hace el llamado, sin embargo, nos ha tocado que los mismos vecinos, u otras personas que se percatan de la agresión hacen el llamado”, dijo.

Declaró que cuando acude un agente policíaco por un llamado de violencia contra la mujer, se deben de tomar medidas preventivas para que no implique un mayor daño a las víctimas del agresor.

Entre estas medidas está la detención inmediata del agresor, órdenes de restricción, y llevar a la víctima a un refugio, en dado caso de que sea conveniente. “Hemos notado más denuncias, se está trabajando y se promueve la cultura de la denuncia, existen instituciones que las van a apoyar”, informó Ahumada.

A pesar del aumento de reportes, reconoció que hay una gran “cifra negra” de violencia en contra de mujeres que no se atreven a denunciar, al momento que ellas sientan el apoyo de las autoridades incrementarían los llamados.

PERFILES

El síndrome de indefensión aprendida suele ser común entre las mujeres que soportan la violencia, ya que no saben que puede ser auxiliadas. Señaló que a través de pláticas en las comunidades, buscan descolocar a estas mujeres de la violencia.

Las mujeres víctimas de violencia, suelen tener entre 24 a 70 años de edad, mientras que los hombres agresores, se encuentran en un rango de edad que va de los 20 a los años, explicó. Hay dos tipos de agresores, comentó la agente de la UVI, los “Pitbull” y los “Cobra”, ambos perfiles son reiterados en los casos de violencia intrafamiliar.

El agresor “pitbull” es agresivo en lo privado, dentro de la casa, en el seno familiar, hay un poco de límite en la agresión. El hombre con personalidad tipo “Cobra” es violento en casa y lugares públicos, puede consumir drogas o abusar de algunas, maneja armas, se considera aún más riesgoso para la víctima.

En los antecedentes de una persona agresiva, han encontrado que fue víctima de violencia en su niñez, ya sea psicológica, económica o física, hay patrones de conducta aprendidos en la niñez que se replican en la adultez.

En el momento que una persona agrede físicamente a otra, o pone en riesgo su integridad física, es una conducta antisocial o delictiva si hay una lesión, en ambas situaciones los agentes pueden actuar, ya sea violencia moderada o severa.

Como garantía para la mujer, existen las medidas de protección, al agresor se le pone una orden de restricción, y las unidades de la DSPM dan rondines para salvaguardar su vida. La principal razón para que una mujer no denuncie es el miedo, y la co dependencia económica, para atender esta situación, dijo que implementaron el programa “Fuerza Rosa”.

Con ello pretenden instalar oficinas de consultoría para brindar atención integral a mujeres en temas jurídicos, psicología, social, y atención a menores, además de que los tiempos de respuesta se acorten ante un llamado, concluyó.

¿VIVES EN VIOLENCIA?

Verifica si alguna de las situaciones siguientes suceden en tu relación de pareja y te hacen sentir mal.

• Quiere controlar con detalle lo que haces en los tiempos que no pasan juntos.

• Quiere decidir de cualquier manera cómo has de vestirte, pensar o comportarte.

• Te prohíbe hacer varias cosas o relacionarte con algunas personas.

• Se enoja súbitamente.

• Te hace sentir responsable o culpable de todo lo malo que le sucede.

• Se apropia de tus cosas (dinero, objetos).

• No respeta tu intimidad.

• No reconoce tus cualidades, únicamente tus defectos.

• Te ha tratado con crueldad.

• Muestra celos continuamente.

• Te acusa de infidelidad.

• Critica las costumbres y las tradiciones de tu familia.

• Te ha obligado o presionado para tener relaciones sexuales.

• Te obliga a tener relaciones sexuales sin protección.

• Siempre quiere tener la razón.

• Te ha dado un empujón, un golpe o una bofetada alguna vez.

• Te insulta, se burla de ti o te descalifica públicamente.

• Se enoja, te sientes mal y no puedes decirle nada.

• Cuando se enoja mucho contigo, piensas que podría pegarte.

• Cuando discuten, tienes miedo.

• Cuando no quieres hacer algo que él te pide, sientes que no puedes negarte y no sabes cómo decírselo.

• Cuando has pensado en dejar la relación, piensas que nunca serás feliz y temes por su reacción. Algunas de estas situaciones podrían parecer normales, pero pueden ser peligrosas si se repiten a menudo y son más intensas cada vez.

¡Pide ayuda!

FUENTE; INSTITUTO NACIONAL DE LAS MUJERES.
En esta nota

Comentarios