No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Policiaca Un hombre se atrincheró en su casa y puso un cuchillo en la garganta de su propia hija y amenazó con matarla

Amenaza con cuchillo a su hija, lo procesan por violencia

Avatar del

Por Saul D.Martinez

Amenaza con cuchillo a su hija, lo procesan por violencia

Amenaza con cuchillo a su hija, lo procesan por violencia

Por cerca de 50 minutos, Francisco Javier tuvo un cuchillo en la garganta de su hija de 4 años de edad, a quien retuvo en una recámara y amenazó con matar en varias ocasiones, tras tener una discussion con su esposa.

“¡Váyanse o me la chin... ahorita!”, gritó el hombre de 32 años desde la recámara, cuando policías municipals arribaron luego de recibir la llamada al 911 de la madre de la menor y pareja del agresor.

Por más de media hora, los agentes lo convencieron de que se entregara y dejara a la niña. No obstante, las amenazas siguieron, y el cuchillo seguía a centímetros de la yugular de la pequeña.

Al final, la labor de convencimiento de los oficiales consiguió que el hombre bajara el arma, dejara ir a su pequeña hija y se entregara a los oficiales. Esta semana, la fiscalía buscó imputarle cargos de homicidio en grado de tentativa, pero un juez lo desechó.

NO ES LA PRIMERA VEZ

Marisela y Francisco Javier comparten vida marital en un domicilio de la calle Piedra Caliza, en el fraccionamiento Caminos del Sur, al Sureste de Mexicali, con su hija de 4 años y otro niño mayor.

El pasado 23 de enero, tras una discusión, ella temió por su vida. “Ya vas a valer madre, ya valió madre todo”, le dijo Francisco, al mismo tiempo que tomó un cuchillo de la cocina.

Ella sólo alcanzó a tomar a su hija y salir de la casa, pero él se la arrebató y se atrincheró en un cuarto. Marisela llamó a la Policía, pues temía que su esposo le hiciera algo a la niña, a quien escuchaba llorar desde la recámara.

Ella llamó al 911 poco después de las 14:00 horas, y 13 minutos después, agentes de la Policía Municipal arribaron al lugar. Irónicamente, fue gracias a la labor de convencimiento de los agentes que hoy Francisco no enfrenta cargos de homicidio en tentativa, sino sólo el cargo de violencia familiar.

En su declaración, la esposa del imputado dijo que no era la primera vez que la atacaba a ella o a sus hijos, que consume drogas y que regularmente es agresivo. “No quiero que regrese a mi casa”, plasmó en su declaración ministerial.

PROCESO PENAL

Francisco fue presentado ante el juez de Control, Héctor Cortés Peña, el martes pasado para la audiencia de vinculación a proceso, bajo la Causa Penal 341/2018 y Número Único de Caso 02- 2018-04137.

La sala 2, una de las más amplias del Centro de Justicia de Río Nuevo, lució vacía, pues ningún familiar acudió, mucho menos su esposa y sus hijos, siquiera para saber la situación legal que le deparaba.

A pesar de que la fiscalía buscó que se le procesara por homicidio en tentativa, el juez lo rechazó, pues dentro del Código Penal se contempla que si el sospechoso se desiste de la acción, como fue en este caso al ser convencido por los policies de entregarse, no se le juzgará por el delito en tentativa.

Finalmente, debido a que el delito de violencia familiar se ejecutó con un arma, el juez consideró que el imputado debería permanecer en prisión preventiva por lo que dura el proceso.

A la f iscal ía se le concedió un periodo de 2 meses para complementar su investigación, pues deben de recabar valoraciones psicológicas sobre las afectaciones de las víctimas, mientras que la defensa igualmente sol icitó una valoración similar para el imputado y determinar si require de algún tipo de tratamiento.

¿Por qué no tentativa de homicidio?

El juez señaló que el Código Penal contempla que si el sospechoso se desiste de la acción, como fue en este caso al
ser convencido por los policías de entregarse, no hay intento de ejercer el homicidio.
En esta nota
  • Policiaca

Comentarios