No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mexicali

Supervisión financiera, reto económico para el tercer año de Gobierno Federal

Esto marcaría a los primeros dos años de ejercicio como un período perdido.

Avatar del

Por Redacción

Supervisión financiera, reto económico para el tercer año de Gobierno Federal(Cortesía)

Supervisión financiera, reto económico para el tercer año de Gobierno Federal | Cortesía

Mexicali, B.C.- Con una posible disminución del 10.88% del Producto Interno Bruto (PIB) mexicano en 2020, cerraría el segundo año de gobierno del Ejecutivo Federal. Rumbo al inicio de la mitad del sexenio, en términos económicos, esto marcaría a los primeros dos años de ejercicio como un período perdido, mientras que para los cuatro restantes, determina como una prioridad la recuperación de la banca mexicana.

La presentación del Segundo Informe de Gobierno del Presidente de México, Lic. Andrés Manuel López Obrador, revela que su administración enfrenta importantes retos económicos, siendo los principales el cómo atraer mayor inversión privada al país, la reactivación económica post COVID-19 y la recuperación del PIB precisó el Dr. Luis Güemez, académico de la CETYS Graduate School of Business en el Campus Mexicali.

El académico explicó que las economías siempre se reactivan, dado que se basan en ciclos económicos, lo cual podría ser un aliciente para superar las dificultades actuales. Sin embargo, factores como los efectos de la pandemia, la recesión que presenta la economía mexicana desde enero del 2019 y como la ausencia de apoyos fiscales gubernamentales al sector empresarial, son factores que mantienen inestables a las finanzas nacionales. 

Hay que recordar, añadió, que al inicio de la Jornada Nacional de Sana Distancia decretada en Marzo del 2020, distintos bancos en México otorgaron a sus clientes prórrogas de pago en los créditos e intereses, explicó Güemez, cantidad que en conjunto, asciende a casi un billón de pesos. 

Este plazo vence a finales de septiembre, por lo que será importante observar el comportamiento del proceso de recuperación de esta cantidad en las diferentes instituciones bancarias, tomando en cuenta el índice de desempleo actual que impacta directamente en la capacidad de pago de los cuentahabientes. Con el propósito de evitar que se repita lo que sucedió con el Banco del Ahorro Famsa hace unos meses, donde el Instituto para la Protección al Ahorro Bancario (IPAB) destinó casi el 60% de su presupuesto en la liquidación a los ahorradores. 

Si bien, durante los próximos años de la administración federal seguramente se presentarán compromisos para fortalecer al sector bancario, así como nuevos desafíos que exigirán sus propias soluciones, la principal recomendación del experto frente al panorama actual es establecer un entorno que propicie la inversión privada, así como plantear el ofrecimiento de apoyos públicos para fortalecer a los diversos agentes que intervienen en la economía del país. 

“No perdamos de vista que somos un equipo, sociedad y gobierno” concluyó el Dr Güemez.

En esta nota

Comentarios