No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mexicali

Sufren bajacalifornianos acorralados en Perú por crisis Covid-19

Estiman que hay más de 900 mexicanos varados en Perú.

Avatar del

Por Nicolle De León

Sufren bajacalifornianos acorralados en Perú por crisis Covid-19(Archivo)

Sufren bajacalifornianos acorralados en Perú por crisis Covid-19 | Archivo

MEXICALI,B.C.-El repentino cierre de fronteras en Perú convirtió el viaje soñado de varios bajacalifornianos, en un infierno que al día de hoy sufren la incertidumbre de su destino y el estrés de sus finanzas.

Los relatos de los bajacalifornianos contactados por este medio, expresan su miedo por la tensión en el gobierno peruano, y la poca agilidad del gobierno mexicano por apoyarlos. Con el fin de evitar represalias, sus nombres fueron cambiados.

Roberto “N” es originario de Mexicali, viajó a Perú para conocer Machu Picchu, ahora se encuentra en una zona remota a la embajada mexicana, estirando su presupuesto para sobrevivir los días que lo mantengan varado en el extranjero.

“El día domingo 15 de marzo nosotros nos encontrábamos llegando a un poblado llamado Aguascalientes en la ciudad de Cusco, Perú, este poblado está justo debajo de Machu Picchu, lugar que visitaríamos al día siguiente muy temprano”, relató.

A las 20:00 horas, el presidente del País, Martín Vizcarra, dio un informe en donde declaraba a la nación en emergencia por el Covid-19 (coronavirus), explicó el viajero bajacaliforniano.

Las instrucciones fueron drásticas, cerrar absolutamente toda la frontera; Roberto, y una gran cantidad de turistas, confiaron que al día siguiente podrían conocer Machu Picchu y regresar a sus lugares de origen como lo tenían programado.

“La gran sorpresa y pánico fue el día lunes 16 de marzo cuando despertamos y todo absolutamente todo, se encontraba cerrado, impidiendonos la pasada a cualquier lugar, en el poblado que estábamos (Aguascalientes)”, mencionó.

La única manera de llegar a Cusco es en tren; toma dos horas de viaje, después tomar un transporte privado y sumar tres horas más, al ser el único medio de transporte calificó que el pánico se esparció.

“Solo saldrían dos trenes ese día y todos teníamos la necesidad de regresar cuanto antes, turistas y locales nos encontrábamos en una fila interminable con gente gritándose, empujándose y lanzando cosas, por suerte nosotros, un grupo de 11 mexicanos logramos tomar el primer tren y llegar a Cusco”, recordó.

“En nuestra llegada decidimos parar directamente en el aeropuerto, el cual, de igual manera, estaba la gente en pánico, no dejaban ingresar, estaba todo rodeado de militares y policías dentro y fuera del mismo, solo ingresaba gente que tuviera vuelos para ese mismo día”, detalló.

El presidente de Perú dio hasta las 23:59 del día lunes 16 para que saliera toda la gente que pudieran, dando una casi nula posibilidad de poder salir todos los turistas, entre ellos los bajacalifornianos, comentó.

Se organizan

Los mexicanos se han organizado para localizarse e identificarse a través de las redes sociales con varios chats y el Hashtag: #mexicanosenperu, en donde se informan de las novedades.

“Mientras tanto la situación es crítica ya que no podemos salir de nuestros hoteles los cuales estamos pagando nosotros mismos sin apoyo alguno”, comentó Roberto.

En Perú solo se encuentran abiertos comercios como mercados, farmacias y bancos, las calles están vigiladas por muchos policías que cuestionan a quienes van caminando ya que solo pueden salir de una o dos personas para comprar artículos de necesidad como comida, agua, medicamentos, entre otros.

Explicó que las calles se ven vacías, no hay ningún medio de transporte circulando, ya que los policías se han encargado de disuadirlos de transitar en la vía pública.

Gobierno Mexicano

En cuanto a la embajada de México que se encuentra en la ciudad de Lima, Perú, la cual está a 22 horas en carro de donde está Roberto, dijo que imposible de llegar ya que no hay tránsito terrestre por las carreteras cerradas.

“En avión ni hablar ya que el aeropuerto se encuentra completamente cerrado, sí nos está respondiendo diciendo que ‘están gestionando todo lo posible para enviar vuelos por nosotros’”, declaró.

El grupo del mexicano envió sus datos para que tengan registro de todos, estimó que son aproximadamente 900 mexicanos ubicados hasta este momento en Perú.

“Esta cifra la tenemos gracias a los chats de #mexicanosesperu ya que nosotros mismos llevamos un registro; la embajada no ha publicado nada de manera oficial”, informó.

Las aerolíneas siguen sin responderles a los turistas mexicanos, solo les mencionan que no depende de ellos el acceso, sino del gobierno peruano.

Aun si se reactiva el regreso solo desde Lima, Roberto y sus compañeros no tienen la manera de llegar desde Cusco, forzosamente necesitan un avión que salga desde dicho sitio, concluyó.

Amedrentada por ejército

Maribel “N”, originaria de Mexicali, fue amedrentada por el ejército peruano, se encuentra varada en un hotel de Cusco, el dinero se le está acabando para pagar las noches, así que ha optado por solo desayunar y soportar el hambre el resto del día.

El temor la invade de solo pensar que se le acabe el recurso, ya que ella y un grupo de extranjeros, pudieron observar como un chileno fue arrestado, tras no poder pagar el hotel y salir a la calle.   

“Mi viaje empezó el 5 de marzo por motivos laborales, realizo consultorías, así que me vine a Lima a realizar una consultoría para una adquisición de una empresa de tecnología”, informó Maribel.

El viernes voló a Cusco en modalidad de turista para aprovechar el fin de semana, la agencia de viajes le tenía todo organizado, visitó Machu Picchu, de regreso al hotel a las 10:00 de la noche la contacta la agencia para decirle que su tour del lunes estaba cancelado por motivos nacionales.

“Enciendo el televisor y veo que en las noticias dicen que Perú está en estado de emergencia y que tenemos 24 horas para salir del País, empiezo a buscar vuelo de Cusco a Lima e intento cambiar el de Lima a México pero todas las páginas de aerolíneas estaban bloqueadas”, relató.

“Intentamos acceder todos los extranjeros al aeropuerto durante noche madrugada mañana y no nos permiten si no teníamos un vuelo en las próximas tres horas nos regresan a nuestro hotel y nos dicen que si tenemos vuelo para el día siguiente sin problema podremos abordarlo llegando al hotel había personal de policía local y uno que otro militar en la puerta metiendo gente y evitando la salida”, informó.

“Ese día intento ir a la farmacia porque tenía muchas ronchas de alergia y de un empujón un militar me mete al hotel y me dice que permanezca dentro sin importar nada, lo cual me ha generado moretones en el brazo luego de que caí”, describió.

“Varios extranjeros más hicieron bola y me permitieron ir después de 2 horas acompañada de un militar a la farmacia”, prosiguió.

Regresando al hotel, les informaron que serían reubicaron en dos pisos a todos los extranjeros, en su caso la ubicaron con otro mexicano, chinos, rusos, chilenos, e italianos.

Las siguientes noches costaron 200 dólares por cada una, con desayuno buffet incluido, el que no tiene para pagar es puesto en la calle y tendría que irse a otro lugar, evidenció la mexicalense.

“Un señor de chile dijo que no tenía para pagar y salió con sus maletas a la calle donde tres militares lo esposaron y lo llevaron a la cárcel porque por decreto nacional no estaba permitido estar en la calle”, aseveró.

Ante esa escena, se asustaron, y solo salen a comer el desayuno incluido, a pagar cada noche, y a que les tomen la fiebre cada cierto tiempo.

“Desde el lunes los mexicanos hicimos grupos de whatsapp, se registran en las listas de la embajada, y se ubicaron a cuántas cuadras estamos unos de otros, aproximadamente.

“Pero en caso de los que estamos en Cusco no tenemos respuesta alguna solo nos dicen que seamos pacientes que se están gestionando vuelos para acá”, informó.

“Todos los días hablo a la embajada tres veces y nos dicen que seamos pacientes y que esperemos, hoy es mi tercer día que solo he desayunado para ahorrar y seguir pagando los 200 dólares de la noche”, añadió.

Por parte del Gobierno del Estado de Baja California, solo señalaron que ya está la embajada encargándose, sin mostrar mayor interés en apoyar a los extranjeros residentes de la entidad. 

En esta nota

Comentarios