No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mexicali

Regreso a clases implica mayor cuidado en la salud de los niños

Avatar del

Por Nicolle De León

Regreso a clases implica mayor cuidado en la salud de los niños

Regreso a clases implica mayor cuidado en la salud de los niños

El regreso a clases significa una mayor incidencia de enfermedades de los niños, por ello se deben tomar medidas preventivas tanto para la salud física como para la salud mental.

Carolina Rubio Huerta, responsable del programa “Salud del niño”, de la Jurisdicción de Servicios de Salud, explicó que hay un aumento en enfermedades gastrointestinales que provocan diarreas y vómitos en los menores.

Los desmayos también son frecuentes cuando los niños son expuestos al calor, como los lunes cívicos y las clases de educación física, precisó la responsable del programa de “Salud del niño”.

Este padecimiento es llamado lipotimia, el cual es provocado por la exposición al Sol, el principal riesgo es que el menor se lastime alguna parte de su cuerpo al caer, explicó Rubio Huerta.

Comentó que los lonches deben ser empaquetados de forma que no se echen a perder rápidamente, ya que algunos ingredientes se descomponen en una mañana, por ello hay que evitar ponerles aderezos, jamón, salchicha y quesos.

Otra afectación que incrementa son las infecciones respiratorias por cambios bruscos de temperatura, ya que de estar en un salón con la refrigeración muy fría, salen al receso o educación física al calor intenso, provocando una descompensación.

Estos cambios abruptos de temperatura, también pueden provocar parálisis faciales en los menores, mencionó Rubio, por eso es importante que cuando los niños salgan, el docente suba la temperatura para que al regreso no sea tan distinta la temperatura.

PADECIMIENTOS PSICOLÓGICOS


La ansiedad y el estrés también puede hacerse presente si el niño reciente una carga escolar o la presión de papás y maestros, mostrando señales como morderse las uñas, jalarse el cabello, rasguños, dolores de estómago y de cabeza.

Los menores deben de tomar un litro y medio de agua diario, en caso de presentar algún padecimiento debe ser llevado ante un médico de forma inmediata, siempre evitando la automedicación.

Las principales señales de que un niño está deshidratado son los ojos secos, llanto sin lágrimas, lengua blanca, panza hundida, no orina, más de tres evacuaciones o vómito en una hora, dolor abdominal y en las articulaciones.

El menor sólo debe de tomar agua, el suero oral sólo se le suministra si presenta los signos de deshidratación, un bebé menor de seis meses no requiere agua, sólo leche materna, precisó.
En esta nota
  • Noticias
  • ciclo escolar 2018-2019
  • Verano en Mexicali
  • Mexicali

Comentarios