Mexicali

Proyectan en Mexicali "Sea of Shadows"

Genera debate entre académicos, científicos y pescadores el mensaje del documental que se estrenará en cines mexicanos este mes.

Avatar del

Por Saúl Martínez

Proyectan en Mexicali "Sea of Shadows"(Víctor Medina)

Proyectan en Mexicali "Sea of Shadows" | Víctor Medina

En coordinación con el Consulado de México en Tijuana, National Geographic proyectó el documental “Sea of Shadows” este miércoles por la tarde en Mexicali en una función exclusiva para académicos, científicos, pescadores del Alto Golfo y medios de comunicación.

El documental, que trata sobre el complejo problema de la pesca ilegal, el tráfico de totoaba y la inminente extinción de la vaquita marina, se estrenará este mes en cines de todo México pero ya ha sido proyectado en diversos festivales de cine alrededor del mundo.

La violencia, la presión social y económica ejercida en las comunidades pesqueras, la red de tráfico que involucra a Estados Unidos y China y la corrupción a nivel local son temas que predominan en el documental.

Ru Mahoney, productora de campo y de impacto para National Geographic en este documental, reveló que incluso ella y su equipo recibieron amenazas de muerte antes de la proyección del documental en Tijuana el pasado lunes.

La producción y filmación se realizó por 18 semanas en locaciones como San Felipe, Mexicali, Tijuana, el Golfo de Santa Clara y Ciudad de México, además de algunas grabaciones en China y Estados Unidos, mostrando el crimen organizado detrás de la pesca ilegal.

Al final, miembros de la producción y participantes del documental sostuvieron una charla con los invitados que terminó en debate sobre las implicaciones de la veda pesquera, la falta de acción de los gobiernos involucrados y las alternativas para los pescadores.

AMENAZAS

“No es algo normal para mí, porque casi siempre trabajo en producciones para gente que quiere ver animales, y esta fue una nueva situación en términos de operar en el país reconocido como el segundo más peligroso del mundo para el periodismo”, expresó Ru Mahoney.

En entrevista para LA CRÓNICA, la productora de National Geographic explicó que tuvieron que seguir al pie de la letra los consejos de su equipo de seguridad y analistas de riesgos para evitar cualquier incidente.

“No creo que pueda decir que las amenazas no provocan miedo, claro que lo provocan (…) pero al final del día, creo que todo se trata de respeto, así como los pescadores sienten que no han sido respetados, pero este es mi trabajo y queremos contar los hechos”, comentó.

“Yo quiero creer en un mundo en el que pueda enseñarle a mis hijos que contar la verdad es lo correcto y la gente no debería de correr riesgos por decir lo que ve”, expresó Mahoney, cuestionada sobre las amenazas previo a la proyección del documental en Tijuana.

Durante su trabajo, dijo haber descubierto a funcionarios del gobierno mexicano y estadounidense comprometidos con la conservación, para también quienes obstruyen el trabajo, y cuestionó que no se tomaran medidas cuando la situación ya se conocía desde años atrás.

Una de las implicaciones de este problema es la presión económica a la que han sometido a la comunidad pesquera del Alto Golfo de California.

“Lo que ves en el filme, la comunidad de San Felipe contra la Marina, es muy representativo, no de una comunidad fuera de control, sino de gente desesperada que siente que acabó todo para ellas”, explicó. 

AL BORDE DE LA EXTINCIÓN

“Siento que está al borde de la extinción y la situación de la comunidad de San Felipe y el Golfo, es por la inacción, no es porque no fuera posible o no supiéramos del problema, es porque no se hizo nada, hubo mucha indecisición y por eso ahora estamos aquí”, comentó.

El filme también es acompañado de una petición de más de 50 mil firmas para pedirle al titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) que ponga toda su atención en el Alto Golfo, tanto en las comunidades pesqueras, como en la vaquita.

Explicó que no hubo comunicación suficiente entre el gobierno, el ejército y los pescadores. “Cuando los pescadores nos preguntaban como cineastas, cuándo iba a llegar la compensación, sabes que es un problema”, señaló. “Si tenemos a gente local pidiendo esa información a un extranjero, sabes que eso es un problema”.

“Es razonable en personas en estas comunidades que si ya no te dejan pescar y luego te compensan por un tiempo, y luego lo desaparecen, es perfectamente razonable pensar que tu gobierno o una autoridad te diga qué va a pasar después”, agregó. “Y lo que vemos es que el gobierno se fue sin respuestas y dejó los problemas sin resolver en estas comunidades”, dijo Mahoney.

HAY ALTERNATIVAS

Alan Alexis Valverde Amador, estudiante de Biotecnología en Acuacultura en la Facultad de Ciencias Marinas de la UABC en Ensenada, es residente de San Felipe y también aparece en este documental.

Esto lo ha puesto en una situación incómoda en la propia comunidad de San Felipe, pero aseguró que seguirá apoyando el aprovechamiento sustentable del mar buscado opciones redituables y amigables con el medio ambiente.

“Lo último que deseo es que la pesca se termine”. “Muchos pescadores en San Felipe dicen que el gobierno los orilló, pero la guerra no es contra el pescador, es contra la corrupción, contra los altos mandos y contra los que han solapado todas estas actividades ilegales”, expresó.

“Como local veo los dos panoramas, lado científico y el lado social de la pesca (…) pero el dinero vino a barrer con todos y a los pescadores no les queda mucha alternativa”, señaló respecto a la pesca ilegal.

“Somos minoría en una comunidad entera que hace miles de dólares, a mucha gente no nos gusta que nos digan las verdades, pero lo que están haciendo es algo ilegal, y las personas se tienden a ofender con esos conceptos”, comentó.

El documental será exhibido este viernes en el museo del Caracol en Ensenada como parte de los trabajos de divulgación del Consulado de Estados Unidos en Tijuana, previo al estreno en cines en México el próximo 20 de septiembre.

En esta nota

Comentarios