No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mexicali

“Me gustaría volver a nacer, para casarme contigo otra vez”

Con más de 60 años de matrimonio, Juan y Juanita siguen jurándose amor eterno todos los días.

Avatar del

Por Raymundo García

“Me gustaría volver a nacer, para casarme contigo otra vez”(Daniel Resendiz)

“Me gustaría volver a nacer, para casarme contigo otra vez” | Daniel Resendiz

MEXICALI, B.C.- Con muestras de cariño, respeto y sobre todo amor, es como basan su relación Juan Santa Cruz y Juanita Enríquez, quienes llevan más de 60 años de matrimonio y trabajan vendiendo dulces en la colonia Zacatecas.

De 90 y 80 años respectivamente, la pareja comentó que su relación ha sido toda una aventura, la cual desean seguir viviéndola juntos a pesar de haber tenido momentos difíciles.

“Ha sido mi pareja y mi amigo toda la vida, tanto tiempo juntos que ya nos conocemos bien, así que si pudiera volver a nacer, me casaría con él otra vez”, indicó Doña Juanita.

TORTOLITOS

Originarios del Estado de Zacatecas, comentaron que su historia de amor nació siendo muy jóvenes, pues se casaron cuando ella tenía 14 y él 24 años de edad. Don Juan indicó que ella era su vecina, y que “como no queriendo la cosa”, se fijaba en Juanita, pues la recuerda siendo una persona muy bella y con la que sentía que pasaría el resto de sus días.

“Estaba chulísima, muy guapa mi vieja y pues la verdad dije esta chamacona me gusta pues me la llevo, más bien ella me llevó”, dijo riendo. Doña Juanita quien no dejaba de tomarle la mano a su esposo, expuso que ella le gustó lo trabajador que era, pues nada más esperaba cuando él llegaba de los Estados Unidos para verlo.

“Me gustó mucho que era bien trabajador, lo dejaba de ver por temporadas cuando él se iba a trabajar a los Estados Unidos y pues lo extrañaba”. “Yo ya le había echado el ojo, era guapo y pues dije, es trabajador y con él me voy a casar y pues si lo hicimos, siendo muy chamacos”, comentó.

AMOR NÓMADA

Juan y Juanita una vez ya casados y con ganas de mantener su matrimonio, expusieron que vivieron en diferentes partes de la república mexicana, pues buscaban tener una vida más próspera.

El señor Juan expresó que le tocó trabajar de todo, desde estar en las parcelas, estar en una frutería, hasta ser taquero junto con su esposa, pues el trabajo ha sido uno de los motores para comprenderse.

“Siempre hemos estado juntos para todas partes, aprendimos a conocernos mejor en el camino y ella ha sido una mujer también muy trabajadora, algo que admiro mucho”, expresó.

TODA LA VIDA

Doña Juanita y Don Juan, quienes siempre se mostraban al pendiente de su puesto de dulces, el cual no les deja los ingresos que quisieran, indicaron que el amor, se construye y se fortalece cuando hay confianza.

El señor señaló que agradece todos los días por tener a una mujer como Juanita a su lado, pues actualmente las parejas no parecen tomar en serio las relaciones sentimentales. Ella, agregó que jamás se ha aburrido de vivir con él, pues encontraron el modo de estar juntos, pues cuando él se va sólo a trabajar, ya lo comienza a extrañar y eso le sorprende a la gente que los conoce.

“La gente que viene a comprarnos dulces se sorprende al ver que llevamos muchos años juntos, nos preguntan que como le hemos hecho y pues yo le digo que es cosa de saber convivir y estar en las buenas y en las malas”, dijo Juanita. “Yo estoy muy agradecido por tenerla con mi esposa tanto tiempo, Dios ha sido bueno por tenernos juntos todo este tiempo, y con la gente que viene a visitarnos”.

“Porque he de decir algo, a las parejas les deseo que puedan estar mucho tiempo juntos como nosotros, porque yo con mi Juanita hasta la muerte”, expresó Don Juan.

En esta nota
  • Día de San Valentín

Comentarios