Mexicali Con el apoyo de los vecinos Fernando y Armando logran subsistir

Hermanos viven en el abandono

Avatar del

Por Andrea Jiménez

Hermanos viven en el abandono

Hermanos viven en el abandono

Sin el apoyo de sus familiares y sólo con la compañía de su hermano Armando, Fernando Soto espera la llegada del invierno.

A pesar de contar con varias hermanas en Estados Unidos y dos hijas que viven en Sinaloa, Fernando Soto Cano, de 62 años, pasa sus días solo en su residencia ubicada en el número 503 de la calle Zafiro de la colonia

El Vidrio, con la única compañía de su hermano Armando, aproximadamente 7 años mayor que él, quien actualmente se encuentra visitando a uno de sus hijos en la ciudad de Tijuana.

Según lo que comentó Fernando, aunque hace el intento de visitar a sus hijas de vez en cuando, debido al costo de viaje no las mira con regularidad.

Asimismo, señaló que ninguno de sus familiares ha acudido nunca a visitarlo en su hogar, aunque hace varios años su hermana mayor visitaba el País todas las semanas.

“Yo la he mirado cuando se muere un pariente, y me ha dicho ‘nos vamos a ver más seguido’, yo creo que ya que se muera Armando, o me muera yo, apenas así”, comentó.

Aunque usualmente hace pequeñas reparaciones de bicicletas y automóviles para ganarse un poco de dinero, con lo que recibe no le alcanza para realizar las reparaciones que necesita su hogar, en donde el agua llega a subir hasta 30 centímetros del suelo durante la temporada de lluvias.

De igual forma, señaló que durante los meses de verano batallan con la presencia de moscos, ratas y otro tipo de plagas, mientras que en temporada de frío el aire se cuela por el techo.

Por otra parte, tanto Fernando como su hermano Armando reciben comida y apoyo de los vecinos para subsistir, siendo éstos sus únicas visitas, por lo que a veces y sobre todo ahora con la ausencia de Armando, se siente muy solo.

“A veces nos visitan aca los vecinos, pero hay veces que no, que llegan cansados y no los vemos, y yo a veces la verdad me siento solo”, comentó Fernando, “primero porque no tengo a mi carnal ahorita, a veces ya en la noche le voy a decir al vecino que me preste el celular, para decirle que se venga”.

Durante los meses de frío mexicalense, Fernando cuenta que su hermano realiza lumbradas durante las mañanas para tratar de calentar un poco el ambiente.

Asimismo, comentó que durante los días nublados o con bajas temperaturas sufre repentinos dolores y calambres en las piernas, como consecuencia de un accidente de trabajo en los Estados Unidos, en el cual se lastimó las dos piernas.


Como cada año, el PERIÓDICO LA CRÓNICA arranca ya con su Cobertón Navideño, invitando a la población a donar sus cobertores a las familias más necesitadas.

Las donaciones se pueden hacer en las oficinas del periódico en Mexicali, ubicadas en Av. Héroes de la Patria, No. 952, Centro Cívico, Mexicali, Baja California
En esta nota
  • Cobertón Navideño Crónica

Comentarios