No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mexicali

Guardiana de los árboles

‘Hay que darnos cuenta del daño que hacemos al planeta porque aun mirando estos cambios tan fuertes en el ambiente seguimos contaminando’: Celedonia.

Avatar del

Por Nicolle De León

Guardiana de los árboles(Víctor Medina)

Guardiana de los árboles | Víctor Medina

MEXICALI, Baja California.- Apenas son las cinco de la mañana y Celedonia ya está en el vivero, lista para comenzar los riegos y cuidados de las semillas y plantas que formarán parte de las 300 hectáreas de bosque reforestado en el lindero del Río Colorado.

Se apellida Alvarado Camacho, viene de San Luis Potosí, y es residente del poblado Munguía, de 52 años, desde hace diez años es supervisora de producción y plantación de árboles.

Según la época se les debe dar cuidado a las plantas, en verano hay que darles riego y mantenimiento de la tierra, porque se viene el tiempo del calor más intenso en que la planta se estresa mucho.

Celedonia llegó hace 25 años al ejido Francisco Munguía, en aquel entonces era ama de casa y por mucho tiempo no supo siquiera dónde estaba el Río Colorado, incluso creía que se encontraba muy lejos.

“En 1990 llegué a Mexicali, ahora ya está el ejido en mejores condiciones, pero cuando llegué se me hacía tan seco, aquí es tierra salitrosa, yo estaba acostumbrada a la sierra, pensé que nunca me iba a acostumbrar, por el clima tan pesado”, compartió.

Cuando Celedonia enviudó tuvo que trabajar en la cosecha de hortalizas, cilantro y perejil, para sacar adelante a su familia, posteriormente se abrió la oportunidad de trabajar en el vivero de Sonoran Institute para reforestar el Río que está a un costado del poblado.

“Cuando entré a trabajar con las plantas recordé mi infancia, en mi lugar de nacimiento, Río Verde, no sé, desde entonces traía esa pasión por la naturaleza, me ponía a cuidar las aves, los nidos de las golondrinas en los travesaños, otros niños les querían pegar con la resortera y yo las defendía, me gustaba verlas, agarrarlas y protegerlas”, recordó.

En la reforestación trabajan constantemente alrededor de 20 personas en campo, en los sitios de restauración, todos han pasado por el vivero.

“Daba tristeza ver cómo tiraban basura en los linderos del Río, había tala de árboles, para hacer postes, había muy pocas plantas, era muy triste y desolado, a raíz de los trabajos se miró el cambio en cuanto a la fauna que ya llega al refugio”, explicó.

En el vivero germinan y reproducen sauce, álamo, coyote willow, guatamote, arbustos, herbáceas, policarpa, aguja española, socomagradenia, zacate alcalino, entre otras.

“Hagamos conciencia, hay que darnos cuenta del daño que hacemos al planeta porque aun mirando estos cambios tan fuertes en el ambiente, seguimos contaminando con el desamor a todo lo que nos rodea”, exhortó a la comunidad.

En esta nota

Comentarios