No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mexicali

Estigma impide que adictos a las drogas tengan recuperación

Avatar del

Por Nicolle De León

Estigma impide que adictos a las drogas tengan recuperación

Estigma impide que adictos a las drogas tengan recuperación

Los pocos que logran salir de una adicción tienen en común que hubo una red de apoyo alentándolos, sin embargo, la realidad es que la mayoría son estigmatizados y aislados empezando por su propia familia.

Víctor Salvador Rico Hernández, director del Instituto de Psiquiatría de Baja California (IPBC), que tres de cada diez fármacodependientes son rehabilitados al primer tratamiento debido a que no fue estigmatizado.

Una adicción cumple con todos los requerimientos para clasificarse como una enfermedad: una etiología, psicopatología, un pronóstico y un tratamiento; no obstante, se sigue estigmatizando desde una óptica moral.

“No eres adicto, eres bueno, eres adicto, eres malo, se sigue manejando la moralización de las adicciones, lo que ocasiona que una persona adicta no busque tratamiento”, advirtió el doctor Rico.

El inicio de consumo de drogas se suele dar entre los 14 y 16 años, aunque hay sus excepciones que empiezan desde los diez años, así como otros que inician hasta después de los 40 años, declaró. La primera fase es lade experimentación, el promedio viene generando la adicción a los 20 años de edad, en este momento la familia se somete a una negación del comportamiento inadecuado de su hijo, describió.

Cuando ya existe la conciencia de la dependencia del consumo de drogas, la familia empieza a justificarlo, ya que muchas veces se sienten culpables de divorcios, o acciones que consideran errores que afectaron al adicto y no acuden al tratamiento.

Tardan de siete a 14 años en someterse a un tratamiento especializado, se esconden de la familia y el entorno social, alertó el director del IPBC. Por familia hay por lo menos una persona que consume drogas, ya sea legal o ilegal, pero se mantiene oculto o se niega.

“Cuando un hombre consume drogas es mejor visto a que lo haga una mujer, incluso los hombres tienen el apoyo de sus madres y esposas, las mujeres suelen quedarse solas”, detalló.

La sociedad tiene un rechazo generalizado a los adictos, desde las empresas hasta las escuelas emplean políticas que abonan a la estigmatización. “En las empresas nos han comentado que requieren apoyo porque se percatan que mucho del personal consume drogas, pero la misma adicción provoca que dejen los trabajos”, declaró.

Los casos no deben ser desechados por las empresas y escuelas, tienen que ofrecer una alternativa en la que se les permita su rehabilitación. Si hay un comportamiento disruptivo dentro de las instalaciones tendrían que tomar otra decisión.

Internarse es la última alternativa

Es importante destacar que no todos se tienen que internar para rehabilitarse, esa es la última alternativa, ya que primero debe tomar un tratamiento ambulatorio y entrar a grupos de autoayuda, el internamiento sólo es cuando no pudo con el resto del tratamiento.

La adicción tiene una fase de pre-contemplación, similar al enamoramiento, seguido se presenta la contemplación en la que se da cuenta que le hace daño pero sigue consumiendo, en la etapa de acción intenta dejarla, de ahí sigue la recaída.

Un usuario de drogas puede hacer hasta cuatro intentos para que lograr una abstinencia sostenida, es decir que no haya probado la droga por más de un año. El 90% de los adictos manifiesta que quiere dejar la droga, pero no saben cómo, reveló que hay familias que fomentan su uso, tratando de que se droguen en casa y no fuera donde no pueda ocasionar problemas.

El 50% de los adictos provienen de familias involucradas en el consumo de drogas. Es uno de los factores de riesgo más frecuentes. Además del Trastorno por déficit de atención e hiperactividad.

“De diez que lo intentan, tres recaen, los que lo logran tienen un red de apoyo, algo porqué luchar y se apegan al tratamiento. Una persona será adicta toda su vida, se considera en abstinencia sostenida cuando logra más de un año”, declaró.

El director comentó que es necesario que la cultura de familias y sociedad cambie hacia los adictos, ya que el rechazo los lleva a un círculo vicioso sin salida, señalando que se requiere la unificación de políticas en prevención y tratamiento de las drogas.
En esta nota

Comentarios