No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mexicali

Doña Georgina da ejemplo de caridad en tiempos de pandemia

Todos los días coloca tacos y agua para las personas necesitadas de la calle o quienes han sufrido de los estragos del aislamiento

Avatar del

Por Saúl Martínez

Doña Georgina da ejemplo de caridad en tiempos de pandemia(Daniel Reséndiz)

Doña Georgina da ejemplo de caridad en tiempos de pandemia | Daniel Reséndiz

MEXICALI, Baja California.- Cuando muchos mexicalenses se han preocupado por las compras de pánico, surtirse de papel higiénico suficiente para meses o de cerveza para revender, doña Georgina ha optado por ayudar a los demás y alimentar a personas necesitadas.

Todos los días, desde las siete de la mañana, coloca tacos y agua para las personas necesitadas de la calle o quienes han sufrido de los estragos del aislamiento por la pandemia del Covid-19 en la ciudad.  

Foto: Daniel Reséndiz

Originaria de Tecate pero radicada en Mexicali desde hace 35 años, doña Georgina Mendivil Gallegos forma parte de una asociación civil que acopia alimentos para niños de la calle, pero su buena voluntad se amplió cuando se dio cuenta de la magnitud de la contingencia.

“La situación que estamos viviendo movió mi corazón, para que yo saliera y empezara a repartir alimentos a quienes más lo necesitan, los que andan en la calle, los que andan en sus carretas con sus botes para vender aluminio, los ancianos, los que están en verdadera necesidad”, dijo.

A las afueras de un modesto negocio de refrigeraciones propiedad de su esposo, doña Georgina tiene una carreta que limpia ella o su esposo cada que una persona toma uno de los platos desechables con dos tacos o un vaso con agua fresca.

Cada mañana, desde temprano, hace tortillas de harina y distintos guisados en compañía de su esposo. Para ella, es como hacer un desayuno para la familia. El menú: huevo con chorizo, frijoles, huevo con salchichas, papas con chorizo o lo que tengan disponible en su alacena.

Foto: Daniel Reséndiz

“Yo me levanto en la mañana y hacemos las tortillas, cada tortilla que hago yo la bendigo, me gozo haciendo tortillas”, dice doña Georgina. Para ella, dar el alimento al necesitado es un acto de amor y lo expresa en cada oportunidad.

Luego de ver su acción, sus vecinos la han apoyado con artículos de la despensa básica para que siga preparando tacos o aguas frescas, pues sus recursos son limitados, ya que su esposo no ha tenido suficiente trabajo en su negocio de refrigeraciones en esta temporada.

“Ojalá otras personas se animen a hacer lo mismo, y que se formen otras células que ayuden a los demás”, comenta.

“He recibido comentarios buenos y otros sorpresivos, que si qué estás haciendo, te van a pegar el coronavirus, pero nos estamos cuidando; tomó las medidas de las autoridades al pie de la letra, hay que ser disciplinados”, expresa con una sonrisa.

Y agrega, “el que tenga ojos que vea y el que tenga oídos que oiga, no hay que tener miedo y hay que confiar en que todos vamos a salir adelante, el amor es lo único que nos puede sacar adelante a todos juntos”.

Las dos hijas de doña Georgina se encuentran aisladas en sus casas, junto a sus nietos, siguiendo las medidas de prevención. Sonríe cuando dice que más tarde hablará con ellos por videollamada y que, por suerte, la tecnología los ha ayudado a permanecer conectados.

Mientras tanto, ella se ha concentrado en ayudar a los necesitados con esta pequeña acción que en su comunidad ha hecho la diferencia. Sabe que, cuando todo esto pase, sus nietos volverán a visitar y a abrazar a los abuelos.

¿Quieres ayudar? La dirección de doña Georgina es Río Elota y Mariano Abasolo #1101 en la colonia Prohogar.

En esta nota

Comentarios