No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mexicali

Don Atilano es un trabajador imparable aún con el dolor de su pierna

Avatar del

Por Raymundo García

Don Atilano es un trabajador imparable aún con el dolor de su pierna

Don Atilano es un trabajador imparable aún con el dolor de su pierna

Con un dolor de pierna constante, don Atilano Carrillo de 68 años de edad, trabaja de sol a sol reparando lavadoras a domicilio con el fin de subsistir y poder solventarse la operación que necesita su pierna.

Comentó que el accidente fue alrededor de hace un año mientras montaba una bicicleta, y que al caer de ella, ocasionó que su pierna estuviera suelta desde ese día. Asimismo, agregó que aunque ha buscado ayuda por parte del Seguro Popular, el cual mencionó que sólo ha jugado con su tiempo, no ha dejado de trabajar para conseguirse lo propio.

INICIOS


Originario de Badiraguato, Sinaloa, indicó que llegó a Mexicali siendo apenas un recién nacido, lo cual lo ha hecho un hombre de alta resistencia desde la cuna. “El calor aquí es tremendo en verano, pero crecí aquí y la gente se adapta, no hay de otra, en esta tierra así son las cosas”, explicó.

Con ese mensaje en la cabeza, desde muy chico empezó a trabajar en los campos de algodón, pues su madre no podía con todos los gastos del hogar.

TIERRAS ESTADOUNIDENSES

La experiencia del trabajo creció con él y a la edad de 17 años empezó a estar viajando a los Estados Unidos, País donde trabajó en diversos oficios que lo llevaron a laborar como mecánico en una Universidad de Washington, D.C. “Yo estuve yendo y viniendo muchas veces, juntaba una lana y regresaba a Mexicali, se me acaba ese dinero y me iba a trabajar otra vez”, indicó.

Esos viajes, los cuales señaló que en un punto eran algo cansados, dejó de hacerlos en la década de los 90’s donde decidió asentarse de manera permanente en Mexicali.

TIEMPOS DIFÍCILES

Actualmente y mientras se acomodaba en uno de los catres del refugio temporal, expresó sentir su descontento ante la situación económica actual, la cual hace que tenga que tener 3 empleos.

“Recuerdo que antes con 100 pesos podías comprar muchas cosas, ahora esos 100 pesos se te van en una soda y un paquete de cigarros”, puntualizó. De la misma forma, expresó que la tecnología también avanza muy rápido, pues debido a ella, ya no ha tenido mucho que reparar, pues las lavadoras cada día son más digitales.

“Antes de manera rápida sabías que le pasaba a la lavadora, ahora parece que unas ya ni traen motor, ya todo es electrónico y eso me deja en desventaja”, agregó.

BUSCA LO MEJOR

Ante estos hechos, don Atilano reconoció que a su edad, las cosas suelen ser más difíciles pero no imposibles, pues el reparar lavadoras lo ha hecho ya tener sus clientes de cabecera a pesar de los avances tecnológicos. “Mis clientes ya me conocen de años, me tienen confianza a mí y a mi trabajo, así que sólo me queda agradecerle a Dios por poder seguir trabajando”, concluyó don Carillo con una sonrisa en el rostro.
En esta nota
  • Noticias

Comentarios