Mexicali “Los construí yo misma” dice Regina con orgullo, mientras señala las paredes hechas con madera y cartón del cuarto.

Con cáncer de mama, Regina lucha para sacar adelante a sus nietos

Avatar del

Por Andrea Jiménez

Con cáncer de mama, Regina lucha para sacar adelante a sus nietos

Con cáncer de mama, Regina lucha para sacar adelante a sus nietos

“Los construí yo misma” dice Regina con orgullo, mientras señala las paredes hechas con madera y cartón del cuarto donde duerme, apenas cubierto por algunas láminas en el techo.

La pequeña habitación, es una de las 3 construidas en un terreno prestado, donde Regina Árciga Pedroza de 54 años ha vivido desde el 2010, en compañía de sus dos pequeños nietos y uno de sus hijos.

Originaria del Estado de Michoacán, Regina tiene más de 15 años viviendo en Mexicali, en donde no tiene más familiares que su hijo, sus dos nietos y la madre de éstos, quien se encuentra actualmente en los Estados Unidos para dar a luz a un nuevo bebe, acompañada de otra niña de 7 años.

Mientras su hija se encuentra fuera, Regina se encarga del cuidado y la educación de sus nietos Omar y Ciara, de 9 y 11 años respectivamente, a pesar de que actualmente se enfrenta a un diagnóstico de Cáncer de Mama, para lo cual está siendo tratada en la Unidad de Oncología.

“Lo que estoy comprando es la medicina, las pastillas porque ahorita en Oncología no tienen y ahorita tengo días que no tengo pastillas” comentó “no están caras, cuestan como 48 pesos, pero ahorita si agarro un cinquito lo quiero para comprarles comida”

Debido a los problemas económicos a los que se enfrenta, señaló que todavía no se han puesto a pensar en un plan para la cena de navidad de este año, dado que no tiene idea de cómo le vaya a ir para fin de año.

A pesar de contar con 8 hijos nacidos en los Estados Unidos, dos de los cuales se encuentran estudiando todavía y otros dos sirven en la marina estadounidense, entre lágrimas aseguró que lleva 14 años sin verlos, aunque mantiene la esperanza de que regresen algún día a visitarla.

“Iban a venir hace como 18 meses, antes de que me operaran iban a venir, pero… casi casi 18 meses y hasta la fecha no han venido, espero que algún día vengan” admitió.

Actualmente, Regina trabaja en una funeraria de Mexicali para poder mantener a su familia, aunque señaló que ya tenía varios días sin conseguir un trabajo.

Regina, sus dos nietos y su hijo, viven en el #31 del Callejón Celaya esquina con calle Solís, de la colonia San Isidro.

Comentarios