No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mexicali

Clamato: El elixir “cachanilla” que cura la resaca

La bebida conocida en varias partes del mundo tiene su origen en uno de los hoteles de Mexicali.

Avatar del

Por Nicolle De León

Javier Gallegos

Javier Gallegos

El elixir básico de supervivencia al “calorón cachanilla” es un buen Clamato, no a cualquiera le queda, cuentan los expertos que heredaron la receta original de las manos que crearon esta obra maestra en el arte de la coctelería.

Cuenta la historia que fue gracias a la resaca de un amigo del dueño del Hotel Lucerna, que se inventó el famoso quita crudas, hace ya casi 50 años, relató Ricardo David Rosales Armenta, es el cantinero del Hotel Lucerna en Mexicali, desde hace 28 años.

Rosales recibió al equipo de La Crónica, para compartir la historia del Clamato, el cual se defiende como una bebida mexicalense, gestada en Hotel Lucerna, y con una proyección y reconocimiento a nivel mundial.

“El Clamato se inventó aquí en el Hotel Lucerna hace como 48 o 49 años, aquí se juntaban unos amigos del patrón, José Encarnación Kabande Dabdub, estaba con René Vázquez Pesqueira, en esa época había un cantinero que le decían ‘Pelón Cota’”, dijo.

Rene Vázquez llegó un poquito crudo al Hotel Lucerna, y en ese tiempo ofrecía el abulón como botana, mientras que el jugo del abulón lo tiraban a la basura, recordó Rosales Armenta.

“Entonces al señor Rene Vázquez, se le ocurrió ‘oye no tires el juguito, vamos a echárselo al jugo de tomate’, y de ahí nació el Clamato”, narró el experto en la bebida cura crudas.

La mezcla de la bebida se perfeccionó al echarle otros ingredientes como la salsa tabasco, sal, especias, salsa inglesa, y limón, explicó el cantinero del Hotel Lucerna en Mexicali.

“Después vino una compañía y patentó el Clamato, con el tiempo ya no se le pudo poner abulón, y se le puso el jugo de almeja”, comunicó mientras preparaba la bebida en el bar del Hotel.

El origen del nombre “Clamato”, proviene de las palabras en inglés “clam” (almeja), y “tomato” (tomate).

La compañía vende el Clamato original, y en el Hotel Lucerna solo se le ponen las especias, y el resto de los ingredientes.

“Es la especialidad de la casa, es representativo del hotel Lucerna, han venido políticos y artistas, porque quieren probar el Clamato del Hotel Lucerna”, resaltó con orgullo el cantinero.

“La mayoría de la gente que viene al bar, viene pensando en probar el Clamato del Hotel Lucerna, todo mundo lo pide así; es famoso a nivel internacional, incluso ha salido en páginas como las de National Geographic”, presumió Rosales.

INSTRUCCIONES

“Tomamos el vaso, le pones jugo de limón para que escarche la sal, se pone el limón adentro, se le agrega hielo, la salsa inglesa, pimienta, sal, tabasco, lleva un piquete de vodka, de adorno lleva una ramita de apio”, describió.

La promesa es que dos Clamatos Lucerna son suficientes para curar cualquier cruda, aseguró que es una bebida con diversas propiedades, al ser refrescante, quita el calor, es un refrigerio, y es nutritivo.

“Mucha gente que viene acalorada pide un Clamato para refrescarse, es nutritivo por el tomate y la almeja”, argumentó Rosales Armenta.

“El secreto para un buen Clamato, es saber cuánta cantidad de especies se le debe poner, en muchos lugares los sobrecargan con camarón, carne, pero no, el Clamato es como lo hacemos aquí”, instruyó.

Mencionó que los creadores del Clamato ya fallecieron, pero dejaron un legado para la cocina regional, el cual se puede encontrar en cualquiera de los seis Lucernas ubicados en Mexicali, Tijuana, Ensenada, Culiacán, Ciudad Juárez y Hermosillo.

“Visítenos en el Hotel Lucerna, para que se tomen un Clamato Lucerna, así va estar preparado, y va estar muy rico”, concluyó el cantinero Rosales mientras sostenía un vaso con el elixir anti-resacas.

En esta nota

Comentarios