No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mexicali A 34 días de las elecciones, la campaña del PRI todavía está en fase de relanzamiento. Vanessa Rubio, principal asesora de José Antonio Meade, asegura

Anaya, AMLO y Meade; rumbo a las elecciones

Avatar del

Por Redacción/GH

Anaya, AMLO y Meade; rumbo a las elecciones

Anaya, AMLO y Meade; rumbo a las elecciones

‘Ya rebasamos a Anaya’ Meade

“No hay duda de que ganamos el debate, y se ganó por mucho; ahora sí que no está a debate, fue muy claro que se impuso Meade”, asegura Vanessa Rubio, jefa de la o?cina del candidato presidencial de la coalición Todos por México. Con más entusiasmo que argumentos, también dice: “hemos rebasado ya a Ricardo Anaya, de?nitivamente, absolutamente. Vamos a cerrar la brecha con Andrés Manuel, y luego a rebasarlo y a ganar... vamos por el primer lugar, hay tiempo”.

Treinta horas después del debate de Tijuana, Rubio comenta que los resultados del ejercicio reanimaron al equipo de José Antonio Meade, y consolidaron lo que ellos mismos han llamado “relanzamiento”, un golpe de timón que se dio durante la primera semana de mayo con tres hechos concretos: La salida de Enrique Ochoa del PRI nacional, la llegada de René Juárez Cisneros (priista de la vieja guardia) y un evento en la sede priista el 6 de mayo, en el que Meade vistió de rojo y abrazó los símbolos y la liturgia priistas que, durante cinco meses, había mantenido a distancia.

Dicho relanzamiento ocurrió poco después del primer debate entre candidatos a la Presidencia (22 de abril), en el que Meade tuvo un desempeño gris que impactó negativamente en su campaña: la encuesta de Reforma publicada el 2 de mayo (10 días después del debate) lo colocó en 17 por ciento, un punto menos de los 18 en los que había permanecido desde enero, 13 detrás de Ricardo Anaya y a 21 de López Obrador.

La campaña no sólo estaba estancada, sino que el debate (al que se apostaba como plataforma de despegue) había provocado un ligero retroceso. Dos semanas después del relanzamiento, Meade llegó al debate de Tijuana con otra estrategia. De entrada, apareció con el publicista Carlos Alazraki, un viejo asesor de priistas, experto en campañas de choque y creador de polémicas frases como “dale un Madrazo al dedazo” (Roberto Madrazo) y “los derechos humanos son para los humanos, no para las ratas” (Arturo Montiel).

Además de él, Meade se dejó asesorar por José Antonio González Ana- ya, secretario de Hacienda; el senador ex perredista Armando Ríos Piter, y el ex vocero de Los Pinos, David López. Según Vanessa Rubio, en el debate se vio a un Meade “más Meade”; es decir, más articulado, más seguro, mejor plantado en el foro que en el primer debate, y con mejores propuestas.

“Ganamos porque quedó claro que José Antonio Meade es el que tiene más experiencia en los temas que se abordaron en el debate; es el que hizo mejores propuestas y supo colocarse en medio de las ideas que ven al pasado, de López Obrador, y la supuesta visión de futuro, pero vacía, de Ricardo Anaya”, explica la más cercana colaboradora del candidato. Vanessa Rubio fue su subsecretaria en Hacienda, en Desarrollo Social y en Relaciones Exteriores; tiene más de diez años trabajando con el hoy candidato.

Con ese pulso del personaje, asegura que el Meade “renovado” que se ha visto desde la entrevista de Tercer Grado y en el debate, es el real. “Es Meade al natural, con empuje, carácter y la cabeza puesta en la meta, que es ganar las elecciones”, añade. Rubio admite que este segundo debate era importante para la campaña priista, pues era un momento de consolidar el relanzamiento, y consolidar al propio candidato.

“Nosotros con?amos en que la estrategia nos coloca arriba de Anaya, eso incluye el debate”, agrega.

QUÉ SIGUE

La próxima parada de la campaña será el tercer debate, a celebrarse en Mérida, Yucatán, el martes 12 de junio. De aquí a entonces, la campaña de Meade piensa en “consolidar el relanzamiento”; intensi?car las giras del candidato y aprovechar las estructuras del PRI, que es el partido con la maquinaria territorial más grande.

“Evidentemente, ahorita están ya desdobladas las estructuras del PRI, las electorales en los 32 estados; ya está operando en tierra el partido, junto con los aliados del Verde y Nueva Alianza, y los candidatos locales. Por otro lado, se apostará al nuevo lema –”Avanzar Contigo”–, para difundir propuestas.

“Estamos muy animados”, insiste Rubio, “de hecho, me agarras saliendo de uno de los war rooms, y te puedo decir que el ánimo está al alza, estamos muy contentos y orgullosos del candidato y su desempeño”. Con más experiencia en la tecnocracia que en la política electoral, la asesora de Meade espera que todo lo que la man- tiene de tan buen ánimo se vea re?ejado en las próximas encuestas

PROPUESTAS

• No aumentar el salario mínimo por decreto.

• Llevar inversión al Sursureste del país, para cerrar la brecha con el norte.

• En un año, blindar tecnológicamente las aduanas mexicanas, para evitar la entrada de armas de EU. Mejorar las carreteras y los puertos en México para atraer inversión.

• Políticas de empleo y estudio en comunidades para que dejen de expulsar a sus jóvenes.

‘Meade, sin posibilidades’ Anaya


La campaña de Anaya se ajusta a partir del segundo debate; su vocero, Fernando Rodríguez Doval, promete un Anaya con más presencia en tierra, y asegura que Meade está fuera de combate.

Esta vez no hay un solo estudio de opinión confiable que lo acredite, pero Fernando Rodríguez Doval, secretario de Comunicación del PAN, sostiene que Ricardo Anaya ganó el segundo debate. “Lo más importante en un debate es contrastar perfiles y propuestas y, en ese sentido, quedó claro que Ricardo es un perfil preparado, joven, de alguien que habla con conocimiento, empático y que trata de entender lo que está preguntando la gente, y que López Obrador es un hombre que quedó estacionado en el tiempo, congelado en el pasado, que sigue repitiendo lo mismo que dice desde hace 18 años y que ahora además se vio intolerante, burlón, irrespetuoso y hasta grosero.

El debate lo exhibió tal como es en realidad”, explica el también coordinador de comunicación de la coalición Por México al Frente. El panista asegura que quedó claro que Anaya tiene propuestas concretas, como bajar el ISR, aumentar los salarios, bajar el IVA en la frontera, y negociar con Estados Unidos con todos los temas sobre la mesa y no nada más con lo que quiera Donald Trump.

“Frente a eso, tenemos un López Obrador que cita lugares comunes, frases ya hechas y cuyas propuestas no existen o son inviables”, insiste. En su larga argumentación, no existe José Antonio Meade. –¿Es estrategia ya ni mencionarlo? –se le cuestiona. –Desde el primer debate quedó claro que es una elección de dos, en la que se va a votar mayoritariamente por el cambio, eso ya no está a discusión. Meade ya no tiene posibilidad alguna –responde.

LO QUE SIGUE

Ricardo Anaya llegó a este debate en una situación ambigua: encuestas y analistas lo declararon ganador del primer debate, pero casi de inmediato el candidato frentista se guardó, tuvo pocos eventos públicos y se vio envuelto en medio de la polémica por una presunta negociación con el gobierno y el PRI para consolidar una sola candidatura anti-AMLO.

Incluso, el queretano comenzó a espaciar sus conferencias de prensa, y su coordinador estratégico de campaña, Jorge Castañeda, bajó el ritmo de sus apariciones públicas. Rodríguez Doval atribuye todo eso al comienzo de una segunda etapa de la campaña, que ocurrió justo en los días previos al debate de Tijuana, en el que Anaya estrenó sus nuevos lemas de campaña, basados en la idea de la paz y reforzar la idea de cambio. Incluso, los nuevos spots del PAN sustituyeron la frase “Anaya, de frente al futuro”, por “el cambio es Anaya”.

Rodríguez Doval anuncia el final de la primera etapa, en la que se dieron conferencias de prensa matutinas para hacer una propuesta diaria, y en la que se privilegiaron las giras por aquellos estados donde habrá elecciones concurrentes de gobernador.

Aunque, de los nueve estados en esa condición, Anaya no visitó tres: Chiapas, Tabasco y Morelos, y en cambio privilegió Puebla, Veracruz y Ciudad de México.

“En una segunda etapa de la campaña, cuando consideramos que ya hemos posicionado a Anaya como un candidato propositivo, vamos a tener más actividad en los estados y en medios de comunicación. Vamos a reforzar la idea del cambio a futuro, en contraste con el cambio hacia atrás que propone López Obrador. Y vamos a explotar mucho más la idea del frente, el concepto de gobierno de coalición y suma de coincidencias.

“Quedan cinco semanas de campaña, y es tiempo suficiente para hacer aquellas cosas que, por estrategia, no hicimos en esta primera etapa de campaña”, explica. Según el vocero y estratega anayista, de aquí al debate de Mérida (12 de junio), se verá a Anaya recorriendo el país más intensamente, y acompañando más a los candidatos locales del Frente. Se insistirá en la oferta de un “cambio radical”, pero siempre contrastando la oferta del frente, con el proyecto de un solo hombre: López Obrador.

El equipo, según Rodríguez Doval, mantendrá su estructura, con una comisión nacional de coordinación, integrada por los dirigentes nacionales del PAN, PRD y MC; el coordinador estratégico y principal vocero de la campaña, Jorge Castañeda, y las coordinaciones operativas. –A estas alturas de la campaña, ¿ha habido o habrá en un futuro una negociación con el PRI para hacer un solo frente contra AMLO? –se le pregunta. –No existió ninguna negociación con el PRI ni con el gobierno, pero sí ha habido el llamado a que todos los priistas de buena voluntad, o de otros partidos, volteen a ver a Ricardo Anaya como aquel que garantiza el cambio. Pero negociaciones cupulares no las ha habido, no creemos en ellas, nunca existió ni existirá –asegura.

PROPUESTAS

• Aumentar el salario mínimo a 100 pesos mensuales.

• Duplicar el salario mínimo en cuatro años.

• Exentar del ISR a quienes ga- nen menos de 10 mil pesos mensuales.

•Bajar el IVA a la mitad en la frontera.

• Replantear la relación con EU, poniendo todos los temas sobre la mesa, incluido migrantes.

‘Seguimos con la estrategia’ AMLO

Mantener lo que ha funcionado y ajustar lo necesario, ésa es la “simple” tarea de la campaña de AMLO, a 34 días de los comicios. Además, adelanta Tatiana Clouthier, hay que empezar a construir el 2 de julio.

Más que mostrar a Andrés Manuel López Obrador, el debate sirvió para exhibir a Ricardo Anaya, sostiene Tatiana Clouthier, coordinadora de la campaña del candidato presidencial de Morena. A partir de ahí, advierte, la campaña caminará sobre lo trazado desde el arranque.

Una estrategia que no ha requerido de relanzamientos, golpes de timón, cambios en el equipo, ni ajustes drásticos. Es una maquinaria que se mueve al ritmo del candidato presidencial, quien atendió el debate de Tijuana como una más de las coyunturas del proceso electoral.

López Obrador no detuvo su gira nacional (como sí lo hicieron sus competidores); llegó a Tijuana menos de 24 horas antes del debate, se reunió con su esposa y sus hijos (hoy se sabe que se fueron a Ensenada y comieron langosta), llegó a las 18:30 para el encuentro en la Universidad Autónoma de Baja California y salió de ahí contento, sonriente y bromista, exhibiendo su cartera.

Fue un mejor debate para él que el del Palacio de Minería, del 22 de abril, en el que se fue malencarado y sin despedirse. Para la jefa de su campaña, la presencia del público hizo que en este debate se mostrara a los candidatos más al natural. “El formato favoreció mucho a Andrés, fue un formato más amigable, que te permite más hablar y, cuando la gente está ahí, te permite sentir que le hablas a alguien y no a nadie”, valora Clouthier.

Mantener lo que ha funcionado y ajustar lo necesario, ésa es la “simple” tarea de la campaña de AMLO, a 34 días de los comicios. Además, adelanta Tatiana Clouthier, hay que empezar a construir el 2 de julio.

fiable, que trae asuntos de manejos de dinero oscuros. “Fue muy rico que la gente pudiera saber quién es Ricardo Anaya, verlo; el hecho de que se permitiera salir del área y moverse, te permite hablar de cómo son las otras personas, y la cara de Ricardo fue una cara que te muestra lo acostumbrado que está a fingir, mentir y sostener; eso se ve, y eso nos ayuda a nosotros.

Nos permitió que la gente sepa quién es Ricardo Anaya”, explica. Otras cosas positivas para el equipo de Morena son que el candidato haya podido proponer en temas como migración, desarrollo regional y relación con Estados Unidos. “Andrés pudo también golpear; la gente quiere ver que no te dejas”, añade Clouthier.

QUÉ SIGUE

Con los tres municipios que recorre este domingo en Veracruz, López Obrador habrá cubierto ya 136 y más de la mitad de los 300 distritos electorales en los que se divide el territorio nacional. Ha estado en 29 entidades, y sólo le faltan Michoacán (donde este lunes visitará Zitácuaro), Aguascalientes y Tlaxcala. “Nosotros seguimos con la estrategia, seguir visitando los 300 distritos, eso es algo que se va a terminar, es un compromiso fundamental que implica un gran esfuerzo de Andrés, pero se va a terminar”, anticipa la hija del ‘Maquío’.

Adicionalmente, los 16 integrantes del eventual gabinete de López Obrador mantendrán sus visitas a lugares donde es necesario que refuercen la campaña, y sus reuniones con sectores estratégicos. “Todos los miembros del gabinete van a reforzar. Graciela Márquez (designada para la Secretaría de Economía), por ejemplo, ahorita está en Nuevo León, estuvo ahí tres días. Víctor Villalobos (Agricultura) y Josefa González Blanco (Medio Ambiente) andan en los temas medioambientales; Carlos Urzúa (Hacienda) anda viendo fondos de inversión y acaba de estar en Washington... “Vamos a reforzar donde creemos que hay que hacer un punching.

Y todos los días, en lo que toca a comunicación, ajustamos lo que tenemos que ajustar. Sabemos muy bien cuáles son los targets que tenemos que atender”. –En las demás campañas se habla de ajustes y relanzamientos... ¿cómo los ven ustedes? –se le cuestiona. –No estoy para juzgar a los demás, veo la tarea que nos toca a nosotros construir... Cada quien que afine su caballo –responde. –¿Ha bajado el golpeteo a Andrés Manuel? –No, de ninguna manera; tristemente, no. –¿Prevén que se ponga peor, incluso? –Lo digo de acuerdo a que yo creo en el lenguaje y no quiero crear ese escenario. Entonces, para mí el escenario en el que yo creo es un escenario en el que vamos a tener que ir cerrando filas, vamos entendiendo que, al final, vamos a tener que caminar de la mano como sociedad y que, por el bien de todos, vamos a tener que bajarle dos rayitas todos. –¿Construir el 2 de julio? –Así es. ‘
En esta nota
  • Elecciones 2018

Comentarios