No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mexicali

Alertan por tiraderos de residuos infecciosos

En tres meses hubo ocho hallazgos de residuos infecciosos peligrosos, lo cual puede ser un problema mortal advierten las autoridades.

Avatar del

Por Nicolle De León

Alertan por tiraderos de residuos infecciosos(Javier Gallegos)

Alertan por tiraderos de residuos infecciosos | Javier Gallegos

Los Residuos Peligrosos, Biológicos, Infecciosos (RPBI) se han convertido en un problema mortal, y fuera de control, las autoridades advierten hasta ocho hallazgos en solo tres meses, y las máximas sanciones para las empresas o personas responsables.

Así lo platicó Marco Aurelio Gámez Servín, titular de la Comisión Estatal de P rotección contra Riesgos Sanitarios (Coepris) Regional, revelando las particularidades de los casos en investigación.

El mal manejo de los RPBI representa un daño al medio ambiente, en caso de ser arrojados en el drenaje, un cuerpo de agua o a la intemperie; así como un riesgo a la salud pública, por las potenciales enfermedades que pueden portar.

“Los RPBI pueden portar alguna enfermedad de alguna persona que fue tratada con esos productos, o si las jeringas fueron utilizadas en alguna persona enferma, no nada más con Covid, sino con tuberculosis u otra enfermedad ”, explicó.

Existe un control y un padrón de las empresas que tienen contratado un servicio para la correcta disposición de los RPBI, declaró el titular de la Coepris, no obstante, considera que anteriormente no se verificaba que estuvieran cumpliendo.

“Es un gran problema, está fuera de control, me atrevo a decir que nunca se había verificado, nada ni nadie está por encima de la Ley, y vamos a implementar las penas más duras en cuestión de infracciones, por que es un verdadero riesgo para la salud humana, que puede inclusive quitar la vida”, alertó.

“Nos preocupa la salud privada, puesto que ellos sí deben ser vigilados definitivamente, y no es la primera vez que nos encontramos deshechos, hemos hecho en un recorrido desde La Rumorosa hasta Mexicali, con diferentes tipos de productos”, comentó.

SALE CARO

En Mexicali está por imponerse la multa más alta nunca antes vista, por tirar RPBI en la basura, o en baldíos, en contra de un médico del fraccionamiento Portales III, anunció el representante de la Coepris. Ya se ordenó la suspensión del médico que contaba con su consultorio en el fraccionamiento Portales III, y se llevaba los residuos a su hogar, donde los depositaba en la basura, o tiraba en alguna zona cercana.

“Dimos con él, está suspendido, no podemos tocar el tema de su licencia porque no tiene, su infracción se está el abora ndo por medio de Farmacopea, será la más alta que se ha visto en la capital del Estado, arriba de 400 mil pesos, lo tiene que pagar, o ya no puede ejercer”, comentó.

Explicó que además de este caso, encontraron una caja con medicamento controlado cerrado, así como algunos deshechos sobre la Calle México, y Obregón en el Centro, donde se encuentra gran parte de los servicios médicos privados.

“¿Cómo dimos con estos deshechos?, hicimos un buen canal de comunicación entre la Dirección de Servicios Municipales y tu servidor, ya que los empleados se quejaban de ser pinchados con agujas de las bolsas de basura, y así fue como se ha ido detectando”, comentó.

Recordó que han sido dos hallazgos en La Rumorosa, los del doctor de Portales, dos casos en la calle Obregón y Madero, y los de una alcantarilla de la colonia Independencia, entre otros, solo en lo que va del 2021.

REVISIÓN EN CLÍNICA

Recordó que el pasado 22 de marzo, los bomberos avisaron a la Coepris, la presencia de jeringas y otros insumos médicos en una alcantarilla de la colonia Independencia, justo a un costado hay una clínica.

Los inspectores revisaron el registro de la clínica, y no encontraron nada, al intentar verificar el edificio, el personal no lo permite, por lo que se programó una verificación obligada, en caso de oponerse nuevamente, se clausura o suspende la clínica, dijo.

Lo que se busca es comprobar que la clínica tenga seguimiento en su programa de RPBI, es decir, que tengan pagado el servicio de recolección de estos residuos, así como una bitácora de estos movimientos, concluyó.

En esta nota

Comentarios