Tendencias
Cintilla de tendencias

Águilas de Mexicali

Búsqueda de personas desaparecidas

Autos Chocolate

Fiestas del Sol

San Felipe

A pesar del calor, vendedores ambulantes trabajan con optimismo

Debido a las altas temperaturas deben estar hidratándose constantemente.

Avatar del

Por Gilberto Reyna

(Javier Gallegos)

| Javier Gallegos

El señor Pablo Alberto Cota se levanta de lunes a viernes a las 3 de la mañana para ir a trabajar a su puesto de tacos de hielera, en el cual ha laborado por más de 17 años, pero los últimos 4 años se ha establecido sobre la avenida Zaragoza esquina con calle E en la colonia Segunda Sección, trabaja desde las 7 de la mañana hasta las 12 del medio día. 

Durante el transcurso del verano en la capital de Baja California se registran temperaturas de hasta 50 grados centígrados, por lo que Pablo Alberto se ve en la necesidad de estarse hidratando constantemente durante el día con sueros, agua natural o cualquier bebida refrescante para evitar sentir algún malestar físico a consecuencia del calor.   

Te pude interesar: Llaman a evitar los golpes de calor

Con la llegada de la canícula tuvo que recortar su horario laboral a solo 3 horas diarias, trabajando de 7 a 10 de la mañana con el fin de evadir las horas más cálidas del día, que se registran entre las 11 de la mañana y las 4 de la tarde. 

Foto: Javier Gallegos

También argumentó que a diferencia del invierno, durante el verano las ventas bajan hasta 50%, teniendo como consecuencia que reducir la producción de tacos para que no se desperdicien, siendo los días con temperaturas que rebasaron los 45°C cuando más bajas ventas se registraron.   

Al transcurrir las primeras semanas de agosto se han registrado temperaturas entre los 38 °C y 42 °C, lo que ha sido un alivio para el señor Pablo porque con el leve descenso en las temperaturas ha registrado un mejor rendimiento físico y un ligero aumento en sus ventas diarias. 

A casi un mes de que finalice el verano espera extender su horario laboral hasta la 1:30 de la tarde, así como un aumento en sus ventas, por lo que con calor, frío, viento o lluvias el señor Pablo Alberto con optimismo seguirá vendiendo tacos de hielera para lograr generar ingresos. 

 

 

 

En esta nota

Comentarios