No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Deporte Local El amor que Santos Coronado profesa por el Club Alianza lo ha llevado a convertirse en ‘alma’ de este equipo, honrando así la herencia familiar

Un sentimiento indescriptible hacia el fútbol

Avatar del

Por Jorge R. López

Un sentimiento indescriptible hacia el fútbol

Un sentimiento indescriptible hacia el fútbol

El amor hacía un equipo no nace de la noche a la mañana, sin embargo, cuando dicho equipo se convierte en una herencia familiar, el sentimiento se vuelve simplemente indescriptible.

Así es precisamente la historia de Santos Humberto Coronado Tovar, propietario y entrenador desde hace más de 10 años del Club Alianza de la Liga de Fútbol Urbana de Primera Fuerza.

En esta travesía, el popular Santos ha vivido todo tipo de vivencias, desde dolorosos fracasos hasta increíbles hazañas y ha derramado asimismo todo tipo de lágrimas, desde las más agrias hasta las más dulces.

Justamente a unos días de salvarse dramáticamente del descenso, en “Jugadas de Pizarrón” contamos la historia de quién es desde hace mucho tiempo el ‘alma’ del Club Alianza.

Su hermano, su inspiración.

El amor que Santos Coronado profesa por este club viene acompañado con algo de dolor, pero sobre todo con algo de motivación, de inspiración y de ilusión. Pues la lamentable perdida de su hermano vino despertar ese deseo de honrarlo de la manera que más le hubiese gustado, haciendo de la Alianza un club digno de futbol.

“Mi amor por este deporte viene de mi familia, éramos nueve hermanos, falleció uno en el 2009, que era el pilar de este equipo y por eso decido hacerme cargo del club”, comparte con voz entrecortada.

Sus vivencias en la dirección técnica se dan años después de la desgracia suscitada, pues una vez madurado muchos futbolistas juveniles del equipo, empezó podría decirse, la etapa seria de esta escuadra.

“El club es de la familia, mi papá empezó con un equipo de juveniles y después de unos años, llegamos a la segunda y es cuando empiezo a dirigir”, comenta.

Alianza, un equipo impredecible

A lo largo de su historia, el club Alianza se ha caracterizado por brindar espectáculo, no obstante, al ir por esa búsqueda, han sufrido tropiezos inesperados, así como triunfos de igual manera.

“Siempre me he adaptado a lo que he tenido en jugadores, pero debo aceptar que hemos sido muy inestables, podemos ganarle al primer lugar y después caer ante el último”, aclara.

En cuanto a su formación dentro de la cancha, el entrenador “blanquiazul” afirma que su mentalidad es competir en medio campo para después poder generar opciones
de gol.

“Regularmente juego con línea de cinco, tres defensas, dos volantes muy abiertos, dos contenciones, uno más en el centro, un media punta y un centro delantero. Me gusta tener mucha gente en el centro del campo”, sentencia.

Sobre la labor de un entrenador, Santos Humberto Coronado, puntualiza que la confianza y comunicación son claves en la relación con el jugador.

“La labor del entrenador es muy importante, siempre y cuando el jugador te hagan caso, tiene que haber mucha comunicación, respeto y confianza, de lo contrario, el equipo puede no funcionar”, manifiesta.

Su máximo sueño
Para finalizar, no desaprovecha la oportunidad para demostrar su amor por el club Alianza con estas palabras.
“Alianza significa todo, es el estilo de vida que tenemos en la familia y colonia, ojala que algún día podamos lograr un campeonato de la Liga Urbana para hacer feliz a nuestra gente”.

Comentarios